Negocio | Noticias | 05 JUL 2017

El nuevo canon digital recaerá directamente sobre los fabricantes

El nuevo gravamen, que afectará a todo tipo de aparatos tecnológicos como teléfonos móviles, tabletas e incluso hasta USB, afectará también, de manera directa o indirecta, a los usuarios.
Sony y Panasonic. disco óptico
Redacción

 

El canon digital ha vuelto. A golpe de Real Decreto, el Gobierno vuelve a legislar sobre los derechos de autor una vez que en 2011 la Audiencia Nacional tumbase la anterior y polémica ley. Ahora, el nuevo escrito sustituye a un sistema de procedimiento de pago por la compensación con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, tal y como explica a ComputerWorld Consuelo Álvarez, abogada del área de propiedad intelectual en Monereo Meyer Marinel-lo Abogados. Esta vez, fue el Tribunal de Justicia de la Unión Europea el que declaró ese sistema contrario a derecho.

El nuevo gravamen, que afectará a todo tipo de aparatos tecnológicos como teléfonos móviles, tabletas e incluso hasta USB, recaerá directamente sobre los fabricantes. No obstante, de manera directa o indirecta, los usuarios notarán la medida. Así, las tasas van desde los 21 céntimos de euro para un DVD virgen o los 24 céntimos para un USB hasta los 1,10 euros por smartphone o los 3,15 por tableta.

“El Gobierno recupera su primer modelo del canon digital pero, ahora sí, adaptándolo a las fórmulas aceptadas en la mayoría de países de la UE.”, subraya Álvarez. “La compensación se determinará para cada modalidad en función de los equipos, aparatos y soportes materiales idóneos para realizar dicha reproducción, fabricados en territorio español o en el extranjero para su distribución o uso en España”.

Por su parte, desde la Asociación para el desarrollo de la propiedad intelectual (Adepi) aseguran que, con la medida, “España deja de ser una excepción en Europa con respecto a esta materia”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios