Negocio | Noticias | 17 NOV 2017

Microsoft: "Los derechos fundamentales tienen que ser los mismos en los mundos analógico y digital"

El Gigante de Software ve fundamental debatir sobre la aplicación de las normas estadounidenses fuera de su territorio y sobre cómo afecta a los derechos fundamentales.
justicia
Nerea Bilbao

El encuentro con periodistas que ha celebrado hoy Microsoft en Madrid ha pretendido, sobre todo lo demás, generar un debate sobre un asunto crucial que afecta a toda la sociedad en su conjunto.

El punto de partida está en 2013, cuando las autoridades de EEUU solicitaron a Microsoft el contenido de diversos correos electrónicos almacenados en un centro de datos en Irlanda. La compañía estadounidense consideró que la petición tenía alcance extraterritorial y pidió cooperación internacional. El juez lo consideró entonces desacato, una decisión que impugnaron los de Redmond.

Tras concederse la moción de Microsoft para anular la orden judicial, en octubre de 2017 el Tribunal Supremo Estadounidense, el equivalente al Constitucional español, accedió a revisar el caso. La respuesta formal se espera para junio de 2018. En este período de tiempo el Gigante de Software podrá presentar informes para ayudar al tribunal a comprender mejor el caso y sus implicaciones.

La cuestión vertebral aquí trata sobre la aplicación de las normas estadounidenses fuera de su territorio y sobre cómo afecta esto a los derechos fundamentales de los usuarios.

Preguntado por ComputerWorld sobre las propuestas de Microsoft sobre el tema, Gabriel López, director de Asuntos Gubernamentales de Microsoft Ibérica, ha respondido que está trabajando con “muchas instituciones” a nivel global. Creen necesaria una “armonización de las normas en Europa” además de un “acuerdo modernizado para la investigación de evidencias electrónicas entre autoridades policiales”.

En plata, Microsoft, y con ella, las compañías tecnológicas que trabajan con datos piden que “los derechos fundamentales deben ser los mismos en los mundos analógico y digital”.

Pero ojo. Esto no quiere decir que no se sigan respetando las excepciones. Las situaciones criminales están resueltas, explica el ejecutivo. Cuando ocurrió el atentado de Charlie Hebdo y nos pidieron el acceso a los correos de Hotmail de los atacantes, “tardamos 45 minutos en entregarlos”. 

Este es un caso de gran importancia, alertan desde Microsoft. Y es que la decisión que se tome al respecto podrá sentar las bases de la forma de actuar frente casos similares. En un mundo hiperconectado, en el que el concepto de control de datos es difuso (quién es el propietario de los correos electrónicos: ¿el usuario o el proveedor de la plataforma tecnológica?), la legislación debe modernizarse y adaptarse.

López cree que este caso puede ser “un buen detonante para tener esta conversación”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información