Sanidad | Noticias | 09 DIC 2015

SAP pone la mira en la medicina personalizada

La empresa de software despega en el mundo de la medicina aprovechando su software de big data para conectar a las personas, las enfermedades y la información de diagnóstico y resultado.
SAP MEDICO
Jaime Buitrago

El pasado 7 de diciembre, SAP realizó un anuncio con el que abre su espectro de negocio tradicional, centrado en el software de gestión para grandes empresas. La empresa alemana ha decidido meter un pie en el mundo de la sanidad digital utilizando la herramienta HANA para reunir información de pacientes en tiempo real y extraer ideas para su tratamiento.

El ambicioso objetivo de SAP consiste en crear una red sanitaria que permite la medicina personalizada, centrándose en los desarrollos clínicos y en la actividad de las compañías de ciencia de la vida. La plataforma ofrecería un almacenamiento de datos flexible y extenso y una gestión de la información, estructurada y no estructurada, inmediata.

La motivación de la iniciativa

SAP no es la primera ni la última compañía de software en adentrarse en el mundo de la sanidad, pero su motivación no se debe solo a la innovación sino a un accidente dentro de la compañía. La pérdida de un ojo del CEO de la compañía, Bill Dermott, impulsó el desarrollo en este sector, aunque ya se había dado la idea de una participación en la industria médica. “Desde el accidente”, cuenta Dinesh Vandayar, vicepresidente de la medicina personalizada en SAP, “nos hemos centrado mucho más en esta área. Dermott de verdad piensa que SAP puede tener un papel principal en mejorar los resultados de los pacientes”.

Aun así, más de 7.000 proveedores sanitarios en 88 países ya usan el software de SAP para automatizar sus procesos de negocio pero Vandayar apunta que, de todos estos centros, muy pocos comparten información sobre sus casos. Esta falta de intercambio de datos puede tener un efecto directo en la salud de los pacientes. “Nuestra visión es ofrecer una plataforma común para que el intercambio de información ocurra con más facilidad”. La meta es poder desarrollar nuevos medicamentos, servicios, dispositivos al igual que emparejar a pacientes para pruebas y análisis, es decir, conectar a las personas por su salud.

Los obstáculos

La industria sanitaria ha sido una de las últimas en digitalizarse, en parte debido a los problemas de regulación e impuestos que limitan el Big Data pero el potencial es enorme. Carlos Bustamante, profesor de biomédica en Standford, piensa que hay todavía muchas preguntas que necesitan respuesta referente a la intersección de datos y analíticas aunque principalmente, los conflictos residen en la privacidad, la seguridad de la información y la implicación social. “Puedo conocer cada aspecto del sistema muscular de una persona, pero ¿debería hacerlo? Con el big data se puede predecir si un paciente puede tener un infarto, pero ¿supondría una invasión de la privacidad?”. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información