ChipGate | Noticias | 03 MAR 2014

¿Qué medidas de seguridad hay que tomar frente al BYOD?

La compañía Arkadin plantea una análisis de los riesgos a los que se enfrentan los negocios que no adopten políticas concretas hacia el uso de los nuevos dispositivos.
byod security
ComputerWorld

El BYOD es una tendencia cada vez con más auge en los círculos empresariales. En teoría, es una práctica beneficiosa para todos, pero plantea muchos interrogantes para las empresas, y en particular para los departamentos de TI. Mientras que ofrece beneficios en términos de productividad y flexibilidad, también conlleva riesgos para la seguridad TI.

 

Según un estudio realizado en Estados Unidos, el 25 % de los empleados de los departamentos estudiados llevaban sus propios dispositivos al trabajo. Esto se debe al aumento de las herramientas móviles que asemejan cada vez más la línea entre el hogar y la oficina.


Entre sus beneficios está el aumento de la flexibilidad y capacidad de respuesta de los empleados que permanecen conectados a trabajar independientemente de su ubicación; permitiendo conciliar mejor la vida laboral con la personal. Sin embargo, también impone nuevos retos para los líderes de las empresas, que ahora deben gestionar los dispositivos de sus empleados, además de la protección de datos de la compañía. Por tanto, estas modificaciones deben ser aplicadas con políticas de seguridad estrictas.


“Con esta nueva tendencia hay que tener muy en cuenta la conservación y seguridad de los datos. Los negocios siguen en continuo debate sobre la fiabilidad y la seguridad de la nube privada. La gestión de acceso a la red es crucial y la selección de un proveedor de servicios con la máxima calidad y seguridad de almacenamiento es la clave”, ha expresado Fernando de Águeda, Director General de Arkadin España.


El peligro principal de BYOD es que plantea una amenaza para los datos de la empresa: cuando las conexiones externas no son controladas por la empresa, el riesgo de fugas de datos o de infiltraciones es alto. Para poder gestionarlo de forma adecuada hay que conocerlo.


Por ello, será importante identificar los riesgos que su uso tiene para la empresa, así como para sus clientes. Además, habrá que dedicar un equipo destinado a el dentro de la empresa, encabezado por el departamento de TI, que deben crear los procedimientos necesarios.


Es esencial el definir claramente una política BYOD que cubra la conexión de dispositivos periféricos a la red de la empresa, el control de la aplicación, la seguridad en la nube de almacenamiento, el acceso a la asignación de derechos y la seguridad informática y la prevención de fugas de datos.


Y tampoco hay que olvidar el comunicar de forma clara a los empleados los derechos y responsabilidades con respecto a la política BYOD. Los empleados deben reconocer y tener en cuenta los riesgos para la empresa y fomentar un espíritu de responsabilidad colectiva.


“En un momento en que la línea entre el hogar y la oficina es cada vez más difusa, BYOD está proliferando y ofreciendo oportunidades reales de negocio. BYOD reduce costes y da lugar a un rápido aumento en la productividad de los empleados. Sin embargo, BYOD no puede llevarse a cabo sin un plan y una estrategia claramente establecido que es entendida y aceptada por toda la empresa”,ha indicado Fernando de Águeda.


El BYOD puede conducir a la satisfacción del empleado, pero también podría suponer un coste significativo en el retorno de la inversión, de la productividad y de la seguridad. Debido a este debate, Arkadin plantea como una nueva alternativa que está emergiendo, el CYOD:“Elija su propio dispositivo”. Esto es un reflejo del hecho de que todos los empleados son diferentes, demostrando que, con una planificación y una gestión cuidadosa, las empresas pueden aprovechar esas diferencias sin sacrificar la seguridad o la eficacia empresarial.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios