Tecnología | Noticias | 21 MAR 2018

El MIT desarrolla el sistema que permitirá "ver" a los coches en condiciones adversas

Este sistema de navegación ha obtenido muy buenos resultados en condiciones de niebla de gran densidad y ha logrado mejorar la visión humana.
coches autonomos
Nerea Bilbao

Un sistema desarrollado por el MIT podría ser el paso definitivo para la madurez de los coches autónomos.

Investigadores de la prestigiosa institución han desarrollado un sistema capaz de reconocer objetos y calcular la distancia en la que se encuentran en entornos de muy poca visibilidad. El hallazgo viene a superar una de las principales barreras de sistemas de navegación basados en luz y supone un paso de gigante, dicen los expertos, para el desarrollo de coches autónomos.

Y es que, los sistemas de navegación basados en luz son mejores que aquellos basados en radares, por su mayor resolución y por su capacidad de leer señales de tráfico y seguir las líneas dibujadas en el asfalto.

El sistema ha conseguido buenos resultados en unas condiciones muy adversas; donde el ojo humano apenas podía penetrar 36 centímetros el sistema fue capaz de “mirar” en una profundidad de 57 centímetros. Si bien la distancia es pequeña, los investigadores destacan que la niebla artificial que se utilizó para las pruebas era mucho más densa que cualquier tipo de niebla con la que podemos encontrarnos en el mundo real. Las condiciones generadas de forma artificial reprodujeron además las condiciones de dinamismo y heterogeneidad de la niebla real, especifican.

Habitualmente el método utilizado para calcular la distancia a la que está un objeto se hace calculando el tiempo que tarda en volver el reflejo de una luz que se emite. En este caso, especifican los investigadores, las pequeñas partículas de agua que forman la niebla pueden alterar esos cálculos. Así, utilizando estadísticas y cruzando datos, se ha descubierto que independientemente de la densidad de la niebla, los tiempos de reflejo de la luz se ciñen a un patrón estadístico conocido como “distribución gamma”.

Este descubrimiento ha permitido el desarrollo de un sistema mucho más avanzado de detección de objetos en condiciones de mala visibilidad que podrá integrarse en vehículos autónomos y aumentar significativamente sus ratios de seguridad.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios