Tendencias | Noticias | 21 NOV 2016

Cinco pasos para garantizar el éxito al migrar las comunicaciones unificadas a la nube

Muchos equipos de TI están preocupados por los riesgos de la transición y por mantener la calidad de la experiencia ya que es bastante difícil controlar el rendimiento de su red interna.
Cloud
Redacción

Las comunicaciones unificadas están empezando a moverse a la nube. Una reciente encuesta realizada por BroadSoft predice que la penetración de mercado de la nube UC aumentará casi seis veces en los próximos cuatro años, a partir del 7% actual a un 41% del espacio total de la UC para el 2020. Aun así, muchos equipos de TI están preocupados por los riesgos de la transición y por mantener la calidad de la experiencia.

Esto es totalmente comprensible. Cuando se está migrando a una solución de nube para comunicaciones unificadas, no sólo hay que preocuparse por el rendimiento de la propia red interna sino que también hay que preocuparse por esa red desconocida, es decir, la red del proveedor de servicios de Internet y la Internet pública -que se encuentra entre usted y el servicio UC de su proveedor de nube-. Es bastante difícil controlar el rendimiento de su red interna, garantizando el rendimiento del ISP y la Internet pública.

Por esta razón, mover UC a la nube es un reto mayor que mover otras funciones. Si ha movido su almacenamiento de documentos a la nube y tiene que esperar 30 segundos más para que un documento se descargue, no es el fin del mundo. Pero ¿qué pasa si estás en una llamada de conferencia con un cliente importante? Esto podría costarle a los negocios.

Para que no pase esto, existen cinco pasos para garantizar el éxito cuando se quiera mover UC a la nube:

En primer lugar, adoptar un enfoque híbrido. Las soluciones UC híbridas se aprovechan de la infraestructura local en la que ya han invertido y lo combinan con éxito con los servicios en la nube. Como mínimo, hay que asegurarse de que tiene una conexión fiable con suficiente ancho de banda y nivel de servicio para cumplir con los requisitos de datos de su empresa.

En segundo lugar, evaluar y probar. Evaluar dónde se encuentra actualmente en términos de rendimiento y crear un punto de referencia para saber lo que necesita para mantener una experiencia de calidad. No hay que probar una sola llamada sino cientos utilizando diferentes modalidades de audio, video y contenido compartido para ver dónde están los puntos de ruptura. La prueba debe hacerse todos los días.

En tercer lugar, evitar la trampa piloto. Es común realizar un piloto de nube con 500 usuarios para ver cómo va.  Debe asegurarse de que su proveedor de servicios de Internet lo ha provisto con los niveles adecuados de ancho de banda para tener en cuenta a todos los usuarios potenciales.

En cuarto lugar, monitorizar proactivamente la calidad y el rendimiento.  Al supervisar de forma proactiva la calidad y el rendimiento de conferencias y llamadas, se está aislando los problemas antes de que la experiencia del usuario se vea afectada de manera significativa.

Y, en quinto lugar, crear un largo plazo, la gestión de la experiencia de usuario y la estrategia de gestión del rendimiento. La mayoría de las organizaciones hoy en día no están en una única plataforma de comunicaciones unificadas, sino que están en plataformas dispares de muchos proveedores de UC. Es por eso por lo que se necesita una solución holística de gestión de la experiencia de comunicaciones que pueda acomodar las diversas tecnologías de los proveedores, especialmente cuando cambie de una plataforma a otra y transforme cada vez más sus operaciones de UC en la nube.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información