Tendencias | Noticias | 29 JUL 2017

Nuevo paradigma educativo: el papel de la tecnología en las universidades

La nueva era digital necesita nuevos profesionales más especializados y capaces de poner la tecnología al servicio de la empresa, pero cada vez hay menos gente que se matricula en este tipo de carreras. Aquí es donde entra el papel de las universidades y su necesaria digitalización.
alumnos universidad
Claudia Ortiz-Tallo

Se dice que cuando vamos a la universidad todo cambia: nuestra pandilla, nuestras obligaciones, incluso nuestra madurez –en teoría–. Pero sobre todo hay algo importante en este cambio, y es que ahora sí que tienes la posibilidad de estudiar lo que quieras para convertirte en lo que de verdad anhelas. Por fin llega el momento en el que te preparas para esa frase tan típica que ha estado presente a lo largo de todo tu ciclo educativo: “Yo de mayor quiero ser…”. En definitiva, a partir de aquí se estudia por vocación o por otras razones que van más allá de la obligación.

Pero según algunos estudios recientes, esta teoría no está bien planteada. Pensar que por tener la oportunidad de elegir lo que se estudia en la universidad los estudiantes no tienen la posibilidad de fracasar es un planteamiento erróneo. De hecho, España es uno de los países desarrollados en los que más estudiantes universitarios abandonan sus estudios. Según Eurostat, es prácticamente el doble que la media de la Unión Europea, que es del 14,2%. 

Lo más curioso es que las carreras que en los últimos años están sufriendo más este abandono son las relacionadas con la informática. ¿Acaso no se está continuamente hablando de que el mundo tecnológico es el futuro? Bien pues, diferentes universidades han realizado estudios para tratar de explicar o entender a qué se debe este fracaso, especialmente en este tipo de titulaciones técnicas. Por ejemplo, según un análisis de la Universidad Politécnica de Madrid de 2014, el abandono en titulaciones relacionadas con la informática, donde es mayor que en otras ingenierías, se eleva a tasas que van desde el 42% al 59%. La Universitat Pompeu Fabra también ha publicado datos interesantes de los que se extrae que de cada 300 matriculados en el grado de ingeniería informática solo 30 consiguen graduarse tres años más tarde.

Así lo afirma también la Comisión Europea en su Índice de la Economía y la Sociedad Digitales de 2017, el cual refleja que la población española es muy negada para las habilidades digitales básicas. Y no solo eso sino que nuestro país ocupa la posición 21 de 28 en el ranking de Europa por cantidad de especialistas en TIC. Pero como hemos comentado antes y según la directora de Recursos Humanos de la consultora Everis, Flora García Mesa, la demanda de profesionales STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) es muy alta y hay muy pocos en el mercado para cubrirla. 

Lea el reportaje completo en la revista digital ComputerWorld haciendo clic aquí 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios