Tendencias | Noticias | 25 JUN 2018

Telefónica propone más colaboración público-privada en su 'Carta Magna digital'

La teleco la relanzado su Manifiesto Digital, inicialmente publicado en 2014, y que incide en la necesidad de crear un marco regulatorio adecuado. Telefónica no quiere ser un "mero espectador" de la revolución digital.
telefónica constitucion
Nerea Bilbao

Telefónica ha lanzado hoy su Manifiesto Digital, que viene a sustituir y renovar el lanzado hace cuatro años y que propone una serie de principios para el mundo digital que viene, que en líneas generales debe estar definido por una competencia justa entre empresas y que debe “poner en el centro a las personas”.

La creación de un manifiesto que siente las bases teóricas de la nueva realidad es de vital importancia para la compañía española. “El impacto sobre el PIB [de la digitalización] puede ser hasta cuatro veces mayor que el que tuvo la revolución industrial”, ha dicho sobre el estrado Pablo de Carvajal, director de Asuntos Públicos y Regulación de Telefónica.

Durante su presentación, Carvajal ha enumerado los cinco principios que definen el “nuevo pacto digital” que propone la teleco.

Para empezar Telefónica considera que la digitalización debe concebirse como un proceso inclusivo que fomente la colaboración público-privada y con la sociedad en su conjunto, que se rija por “nuevos marcos regulatorios” que “incentiven el despliegue de infraestructuras”. Es fundamental además reducir la brecha digital a través de la formación, encontrar el equilibrio entre la seguridad de los Gobiernos y la vigilancia masiva que puede afectar a los derechos fundamentales de los ciudadanos y garantizar el derecho a la privacidad en la era del análisis y procesamiento masivo de datos.

Por otro lado, ha seguido Carvajal, hay que ver cómo evoluciona la tecnología industrial y el IoT, que “podría generar nuevas formas de desigualdad”. A Telefónica le preocupa también la concentración del poder en pocas manos y la “influencia desproporcionada” de algunas plataformas, que puede llegar a “dañar la democracia”.

Si bien el ejecutivo reconoce que el término de Constitución Digital puede ser un término “ambicioso” y “ampuloso”, lo cierto es que se ha lanzado con la intención de “renegociar y redefinir valores comunes”. Y Telefónica no quiere ser “un mero espectador” de lo que ocurra. Quiere formar parte activa de este proceso.

Una visión compartida

La presentación de esta propuesta de Carta Magna digital ha culminado con un panel de expertos del periodismo, de la educación, del derecho del trabajo y de ciencias sociales que ha debatido sobre los principales retos que dibuja la nueva realidad digital. Se ha hablado de economía de plataformas, del trabajo del futuro y de las oportunidades de la tecnología en sectores como el de las ciencias de la vida.

Todos los expertos han coincidido en la necesidad de una colaboración público-privada que ayude a moldear un marco regulatorio y a asegurar los beneficios de la digitalización.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios