Tecnología | Noticias | 25 ABR 2016

Los 'moonshots' de Google, cada vez más caros

Tags: Wearable
Proyectos soñadores (o 'moonshots', según los denomina Google) como los coches sin conductor, los wearables o los globos de conectividad conllevan un considerable gasto
Coche autonomo Google
Sharon Gaudin

Cuando Alphabet Inc., compañía matriz de Google, dio a conocer que sus ingresos del primer trimestre del año no habían alcanzado las expectativas de Wall Street, los ejecutivos apuntaron directamente a los llamados proyectos moonshot. Y es que, a menudo, proyectos como los coches autónomos, los dispositivos de alta tecnología para la medicina, la ropa inteligente o los dispositivos inteligentes para el hogar son interesantes pero no son baratos. Y eso está hundiendo las finanzas de Alphabet. Aunque Google anunció que sus ganancias en el primer trimestre habían alcanzando los 20.260 millones de dólares, esta cifra representa unos 120 millones menos de los esperado.

 “Nuestros resultados para el primer trimestre representan un tremendo comienzo del año con un crecimiento interanual del 17%”, comunicó Ruth Porat, directora financiero de Alphabet. “Estamos haciendo grandes apuestas y trabajando en fascinantes nuevas tecnologías, tanto en Google como en todas nuestras otras apuestas, lo que nos sirve para posicionarnos bien a largo plazo”.

Esas "otras apuestas" a las que se refiere Porat son más conocidas como los moonshots de Google. Se trata de proyectos soñadores que aunque están lejos de los núcleos que generan mucho dinero como las búsqueda o Android  -y que van desde  Google Fiber, Google X, los globos de conectividad a Internet o los wearables-  han supuesto ingresos por valor de 166 millones de dólares en el primer trimestre de 2016. Una cifra mayor que los 80 millones de dólares del último trimestre de 2015.  Sin embargo, Google también dio a conocer que estos proyectos a largo plazo, que registraron unas pérdidas operativas de 633 millones de dólares en el último trimestre de 2015, supusieron unas pérdidas operativas de 802 millones de dólares en el primer trimestre de 2016.La compañía no dio número específicos para cada proyecto individualmente, por lo que no se conocer cuáles son las ganancias generadas por los coches sin conductor en comparación con las de dispositivos inteligentes para el hogar.

'Moonshots' u otras apuestas

Judith Hurwitz, analista en Hurwitz & Associates, considera que tiene sentido que Google invierta en proyectos que podrían convertirse en futuros negocios pero que necesita mejorar a la hora de compensar gastos. “Creo que está bien gastar algo de dinero en inventos que preparen a la marca para el futuro, “explicó Hurwitz. “Sin embargo, también hay que ser pragmáticos proponiendo servicios que reporten beneficios a corto plazo”.

Para Jeff Kagan, analista independiente, Alphabet necesita recordar a la gente por qué Google se separó y se puso bajo el paraguas de Alphabet. Hace apenas un año que Google llevó a cabo una importante restructuración y pasó de ser una compañía independiente a ser una de las unidades de negocio de Alphabet, focalizándose en negocios relacionados con Internet, incluyendo investigación, YouTube y Android. Esta restructuración también permitió que los grandes proyectos de investigación de Google tuvieran sus propios ejecutivos para supervisar el trabajo, así como mucha más atención y libertad. “La teoría era que ellos permitirían un crecimiento más rápido de los núcleos de negocio de Google al separarlos de los negocios especulativos”, explicó Kagan. “Google es una compañía de éxito pero esto no significa que todo lo que toque se convierte en éxito. Ellos lanzan ideas contra la pared; las que se pegan, son las que desarrollan”. El analista también tiene sus dudas sobre si todos los esfuerzos en moonshots de Google acabarán siendo rentables y los que lo son, quizás tarden años en llegar a serlo.

Patrick Moorhead, analista de Moor Insights & Strategy, considera que aunque Google no tiene problemas con el gasto en sus otras apuestas ahora mismo, los inversores podrían empezar a quejarse. “No me preocupa que Alphabet no cumpla con sus expectativas”, aseguró Moorhead. “Alphabet ha registrado un crecimiento en los beneficios del 23%, algo por lo que muchas compañías morirían. Los moonshots de Alphabet sólo serán un problema cuando su núcleo de negocio sufra durante un largo periodo de tiempo”. Moorhead está seguro del éxito de Google en cuanto a sus inversiones en dispositivos inteligentes para el hogar, así como en los dispositivos médicos,  y cree en la inteligencia de la compañía para alcanzar una posición de liderazgo en los avances tecnológicos. “Alphabet no es una compañía en crisis y la gente no debería tener en cuenta lo que piensen en Wall Street”, aseguró el analista

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información