Negocio | Noticias | 20 JUN 2016

Los hospitales belgas recurren a los robots para recibir a los pacientes

Los robots están apareciendo cada vez más en las diferentes industrias, aunque aún es raro verlos actuar de cara al cliente; después de incorporarlos en algunas salas de operaciones para facilitar las intervenciones, algunos hospitales belgas han decidido incorporarlos también en la recepción de los centros.
Robot Zora

Los robots están apareciendo cada vez más en las diferentes industrias, aunque aún es raro verlos actuar de cara al cliente; después de incorporarlos en algunas salas de operaciones para facilitar las intervenciones, algunos hospitales belgas han decidido incorporarlos también en la recepción de los centros.

El hospital regional de Citadelle en Liège y el hospital general en Ostende contarán pronto con robots de la empresa Zora Robotics para probar cual sería la reacción de los pacientes si son recibidos por estos (y si entienden bien sus indicaciones).

La empresa Zora ya cuenta con experiencia en programación de pequeños robots humanoides; anteriormente ha trabajado con el robot Nao, al cual educó para ser una agradable compañía y un gran locutor con el fin de ayudar en la terapia de mayores con demencia. Ahora mismo Zora está trabajando en el hermano mayor de Nao, Pepper.

Ambos robots han sido fabricados por la compañía francesa Aldebaran, que en la actualidad pertenece al conglomerado japonés SoftBank. Al igual que Nao, Pepper ha trabajado con anterioridad como recepcionista en hoteles japoneses, un entorno en el que los visitantes suelen estar menos nerviosos que en un hospital.

Pepper cuenta con varias ventajas frente a Nao en el contexto del hospital: es mucho más alto (1,2m) por lo que es más visible, y cuenta además con una tablet en su pecho, de forma que si falla la comunicación verbal siempre puede contarse con la palabra escrita, imágenes y mapas.

“En el momento en el que Pepper no te está entendiendo, todo se muestra en la tableta de manera que puede presionar el botón de “Tengo la misma información”, ha comentado el CEO de la compañía, Tommy Derrick.

Zora empezará poniendo un robot en cada hospital, al principio durante un par de horas a la semana para ver que tal funciona, y si todo va correctamente, se incrementará su presencia según ha estimado Derrick.

En la primera fase, Pepper solo dará la bienvenida a las personas. “Normalmente recibirás una carta que te diga “ven al hospital”, por lo que llegarás a Pepper, le dirás tu nombre y le darás tu carta, y él te dirá a donde ir”, ha explicado Derrick. Después el robot le dirá a los pacientes dónde es su cita y le explicará cómo llegar. Después de la fase de desarrollo, el robot podrá acompañar al paciente hasta su destino.

Derrick espera que en el futuro las autoridades de protección de datos permitan a los robots manejar información personal. “De esta forma podríamos tener conversaciones con los pacientes para ayudarles a rellenar los diferentes papeles, ver si necesitan algún certificado especial o quizá pedir otra cita”, explica Derrick.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información