Tecnología | Noticias | 29 SEP 2017

Tensión en el sector TIC ante una hipotética independencia de Cataluña

El sector TIC, ante la afrenta soberanista, ya está sufriendo la inestabilidad de un clima tenso. ComputerWorld analiza, de la mano de expertos, las posibles consecuencias de la salida de una región que tiene un peso capital en el conglomerado tecnológico español.
Barcelona
Mario Moreno

 

Ante la proximidad del 1-O, el desafío independentista ocupa las primeras páginas de los medios de comunicación de medio mundo. Pero, como no se trata de aventurar lo que dará de sí la jornada, –precisamente porque el que las suscribe vive en la misma incertidumbre que el resto de la gente-  vamos a pasar por alto la cita, teniendo en cuenta que solo supondrá un capítulo más y no el punto final de esta partida de ajedrez. Porque, más allá de signos e ideologías, lo que sí es palpable es la tensión que orbita en el ambiente. Una tensión que repercute en la economía y, cómo no, en el sector TIC español sobre el que Cataluña tiene un peso capital. Una hipotética independencia cambiaría absolutamente los esquemas de una industria en alza que cada vez aporta más al PIB nacional.

Por eso, no es fácil que organizaciones, centros tecnológicos y organismos públicos se mojen a la hora de hacer predicciones, facilitar datos y deslizar opiniones. Aunque ComputerWorld ha podido tener acceso a fuentes cercanas a empresas con sede en Barcelona, la mayoría de las asociaciones cierran filas en torno al asunto y prefieren asentarse en el mutismo. Alguna remite su posición al comunicado que publicó la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) hace apenas un mes. Éste escueto escrito promulga su apoyo a “todas las acciones que se consideren necesarias llevar a cabo con el objetivo de hacer cumplir la legalidad vigente”. Otros expertos, simplemente, declinaron colaborar en vistas de la ilegalidad del referéndum convocado.

Con todo esto, decíamos, la supuesta salida de la Comunidad Autónoma de España y de la Unión Europea impactaría –de hecho ya lo está haciendo– en todo el tejido empresarial del país. En las últimas semanas ya se ha filtrado la preocupación de las corporaciones más grandes. Incluso, Telefónica habría reunido a varios de estos gigantes para discutir la afrenta. Y, según recoge el diario El Mundo, muchas filiales de multinacionales estadounidenses han avisado de que podrían dejar la sede en la región debido a que ni siquiera les han explicado cómo está la situación. “Creo que toda compañía que haya analizado la coyuntura tiene al menos un plan de contingencia”, explica Enrique Dans, experto en tecnología y profesor de sistemas de información de IES Business School. “Si el proceso soberanista progresa, muchas de ellas, lógicamente, tomarían decisiones. Las inversiones tienen miedo de la inestabilidad, y la independencia, más allá de los pensamientos de cada uno, dejaría a Cataluña en una situación inestable, fuera de Europa y con riesgos que le pueden llevar a alejar todo el potencial que ahora mismo tiene”.

Hablando en números, y según ha publicado la EPA (Encuesta de Población Activa), en el segundo trimestre de 2017 hay en la región 12.800 empresas dedicadas a la actividad TIC, un tercio de todo el conjunto español. Además, hasta 104.900 personas trabajan en actividades relacionadas con el sector, lo que supone una tasa de empleo del 53,4%. En definitiva, Cataluña es, junto a Madrid, el principal tractor del mundo TIC en España. Entre las dos comunidades aglutinan el 88% de las ventas del sector en el país el 58% del empleo. La tercera en los rankings, Valencia, no puede, ni de lejos, aguantar el ritmo de estos dos colosos.

 

"Toda compañía que haya analizado la coyuntura tiene al menos un plan de contingencia"

 

“Hasta ahora, todo el mundo entiende Barcelona como una ciudad muy europea, encuadrada en un sitio adecuado y un clima fantástico con un balance entre ocupación y ocio perfecto. Todos estos detalles cuentan para atraer inversión”, dice Dans. Estas palabras están refrendadas por las cifras. En estos momentos, la Comunidad recibe un 60% de la inversión extranjera para el sector de toda España y un 39% del dinero para la creación de startups. Y, el año pasado vio como en sus centros se celebraban hasta 16 conferencias relacionadas con la tecnología. Una de ellas, el Mobile World Congress, se ha convertido en una cita ineludible para el sector. En la edición de este año ha roto todos los récords convocando a 108.000 asistentes.

 

Bajo la lupa de la justicia

Lo que está en juego es, entonces, todo este ecosistema que ahora vive en constante situación de jaque. La marcha de Cataluña de España y, consecuentemente, de la Unión Europea impondría unas barreras muy difíciles de romper. Dans habla, incluso, del obstáculo del idioma. Nos encontraríamos ante un país con una lengua minoritaria que se ha extendido poco en el extranjero. Esto podría dificultar, sumado a las complicaciones burocráticas, fiscales o aduaneras, la atracción de talento humano. Asimismo, se elevarían los costes de la exportación de los productos y servicios que ofrecen.

En los últimos días, Amazon ha anunciado la apertura de un centro de logística en Barcelona. Éste dará empleo a 650 personas. “¿Cuál es la propuesta que podría dar la urbe a los inversores extranjeros?”, se pregunta Dans. “Cualquier empresa que vea que pasa a ser un entorno menos interesante podría salir de allí. Si Amazon empezase a ver que a la hora de atraer científicos extranjeros hay trabas, seguramente tomaría decisiones”.

 

Una salida pondría a las compañías barreras burocráticas, fiscales o aduaneras, entre otras.

 

Una de las instituciones que más de cerca está siguiendo la tesitura actual, por la estrecha colaboración que le une a las empresas del sector, es el Centre de Telecomunicacions i Tecnologies de la Informació (CTTI). Para Rafael Bernadas, director del área TIC de Economía y Hacienda del Centro, el clima para las empresas es “tenso”. No obstante, el directivo se muestra más optimista en cuanto a las consecuencias que podría tener la supuesta salida. “No creo que tuviese ninguna repercusión a nivel operativo para las tecnológicas”, apostilla. “La inmensa mayoría de las multinacionales y grandes tecnológicas ya están acostumbradas a trabajar globalmente, en diferentes estados”. Eso sí, Bernadas confiesa lo “raro” del ambiente, entre otras cosas, porque la Audiencia Nacional ha requerido a todas las compañías afiliadas al centro toda la información relacionada con las actividades que hacen y contratan con la Generalitat de Catalunya. “Esto nos obliga a ser muy cuidadosos, pero si nos tomamos las cosas con calma, esto no tendría por qué afectar al sector tecnológico”, asegura. “Al final, las empresas están respondiendo como siempre y yo creo que la inmensa mayoría de ellas, junto con técnicos y demás gente vinculada al sector, quieren que pase esta tensión para trabajar en temas que realmente son más importantes para nosotros, como la transformación digital o la cuarta revolución industrial”.

 

Hartazgo en el sector

El pasado 28 de septiembre, se celebró la Diada de las TIC en Cataluña. Al acto acudieron cerca de 1.200 profesionales que demostraron, tal y como expresa Bernadas, su hartazgo por la situación. Es más, la Associació de Professionals TIC de Catalunya ha denunciado en un escrito la persecución a la que están siendo sometidos sus afiliados. El grupo cree que están siendo menoscabados los derechos fundamentales de las compañías, “únicamente por hacer su trabajo en el marco de la libertad de expresión y de la neutralidad de la red”. Asimismo, también se dirige al Gobierno Central español y le pide que cese en su actitud que también provoca “indefensión e inseguridad”. Según la asociación, el pasado 20 de septiembre, la Guardia Civil llevó a cabo hasta 41 registros simultáneos en sedes públicas y privadas, “algunos sin orden judicial”.  El sector no descarta convocar acciones de protesta ya sea mediante manifestación o huelga.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 2 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información