Tendencias | Noticias | 11 OCT 2016

Apple y Samsung se verán las caras ante el Tribunal Supremo tras el veredicto del viernes pasado

Varias compañías tecnológicas, grupos comerciales y expertos legales están apoyando a Samsung
iphone6_galaxyS6edge
Claudia Ortiz-Tallo

Después de cinco años de continua pelea, dos de los principales fabricantes de teléfonos inteligentes se reunirán el próximo martes ante el Tribunal de Justicia para argumentar la disputa sobre las infracciones de patentes que ha habido entre ellas una vez sabido que Samsung ha sido condenado a pagar 120 millones de dólares a Apple

De acuerdo con la Oficina de Patentes y Marcas estadounidense, una patente de diseño protege la forma en la que se ve un artículo; mientras que la patente de utilidad protege la forma en la que se usa y funciona éste. Samsung, en este caso, está cuestionando la interpretación del tribunal alegando que los diseños patentados son características ínfimas del producto. Es por esto por lo que varias compañías de tecnología, grupos comerciales y expertos legales están apoyando a la empresa surcoreana.

En este sentido, el estatuto de diseños patentados dañados dice que si alguna persona –o cualquiera que no tenga licencia del propio titular de la patente- que aplique un diseño patentado -o cualquier imitación engañosa de los mismos- a cualquier producto fabricado con el fin de su venta o exposición para su venta, será responsable ante el propietario en la medida de su beneficio total.

En un comentario sobre la próxima audiencia, Samsung destacó que antes los productos eran más simples cuando la ley de patentes de diseño fue creada en el siglo XVII. “Antes se discutía por cosas como el mando de una cuchara o el patrón de una alfombra, algo que hubiera influenciado en la decisión de una compra. En comparación con ahora, existen más de 200.000 patentes en un solo teléfono inteligente”, agregó la empresa de Corea.

Apple, a su vez, ha presentado ante la Corte que el Congreso reconoció que “el diseño es lo que vende el artículo”. Además, la empresa de la manzana alega que Samsung no proporcionó ninguna evidencia que apoyase su versión o que no hiciese al jurado tomar la decisión que tomó.

La historia se repite

En 2011, Apple demandó a su rival alegando que Samsung le había robado su tecnología de marca registrada y la apariencia del iPhone. Un año más tarde, un jurado encontró varios dispositivos de Samsung que habían infringido tres patentes de diseño relacionados con el aspecto del iPhone: la cara frontal del dispositivo, las esquinas redondeadas (bisel) y el colorido cuadriculado de los iconos que representan las aplicaciones. Finalmente, Samsung tuvo que desembolsar casi 400 millones de dólares. Esta es una de las pautas que se hablarán en la reunión del martes, en la cual Apple dijo en su momento que su rival fue penalizada adecuadamente por haber robado sus trabajos. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información