Tendencias | Noticias | 08 FEB 2016

China contra el aprendizaje (automático)

Las compañías norteamericanas quieren frenar el robo de su propiedad intelectual por parte de otros países. Frente a ello, los expertos recomiendan confiar en los procesos de aprendizaje automático.
hacker ciberespia
ComputerWorld

En la contienda que mantienen muchas organizaciones para prevenir el espionaje –en especial por parte de muchas organizaciones chinas—la buena noticia para el sector privado norteamericano viene de la mano de machine learning (ML) y de los sistemas de analítica de comportamientos; un tándem que dibuja alguna promesa de detectar a los hackers antes de que empiecen a extraer secretos comerciales y temas relacionados con la propiedad intelectual.

 

La noticia no tan buena aquí es que, en realidad, los negocios no lo tendrán tan fácil a la hora de obtener ayuda gubernamental. Esta es la realidad, según el punto de vista de muchos expertos, después del acuerdo alcanzado en septiembre pasado entre los gobiernos de Estados Unidos y China,  para evitar que ninguno de los dos países vaya a dirigir o a dar soporte a actividades relacionadas con el robo de información de propiedad intelectual o confidencial a través de las redes, con la intención de obtener ventajas competitivas entre compañías y sectores comerciales.

 

No obstante, los medios de comunicación se están haciendo eco de que dicho acuerdo está teniendo un efecto más bien escaso en lo que a la protección de datos se refiere, dado que 4 meses después de haberlo firmado siguen perpetrándose robos comerciales y violaciones de la propiedad intelectual a firmas norteamericanas; unas acciones que son calificadas como “el gran robo intelectual de América”.

 

Los expertos también señalan que, pese a los publicitados arrestos llevados a cabo por el gobierno chino a una banda de hackers a quienes se atribuye una catastrófica brecha que expuso información personal de más de 22 millones de funcionarios federales norteamericanos, la situación no ha cambiando apenas. “El gobierno chino tiene una larga trayectoria en la senda del sacrificio de individuos si con ello beneficia al Estado”, señala William Munroe, vicepresidente de marketing de Interset, al tiempo que añade que los arrestos y las sentencias carcelarias crean una cortina de humo que los chinos utilizan para esconder sus actividades ilícitas.

 

En cualquier caso, expertos en seguridad afirman que las herramientas defensivas contra estas prácticas están mejorando, en parte gracias a la concienciación de que las defensas perimetrales nunca son suficientes, y también en parte por el crecimiento de la capacidad tecnológica y de sus posibilidades de recoger y analizar información. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información