Tendencias | Noticias | 24 AGO 2016

Las claves de una transformación digital completa

La actual revolución tecnológica está obligando a las empresas a transformarse digitalmente o bien a desparecer del mercado. Dicha transformación es un término muy amplio que incluye muchos otros conceptos en su propio desarrollo como el 'big Data', procesos ágiles, Lean IT, analítica, etc.
transformación digital
Rafael Conde

 

La primera clave a tener en cuenta si se busca alcanzar una completa transformación digital es el planteamiento de una estrategia y la apuesta por la innovación, entendida como sinónimo de valor futuro. Estos aspectos se pueden potenciar internamente identificando tendencias generales, fijando un posicionamiento y observando las capacidades de posibles partners y competidores. Para orientar una compañía hacia la innovación se tienen en cuenta una serie de conceptos como el open innovation, design thinking, lean startup y smart creatives.

 

Open Innovation combina el conocimiento interno con el externo para sacar adelante los proyectos de estrategia e I+D, de este modo se reducen costes y tiempos. La parte de Design Thinking se centra en entender los problemas reales de los usuarios y dar soluciones a medida.

 

Otro concepto muy importante es el Lean Startup, esto es aprovechar el aprendizaje cosechado para el lanzamiento de un nuevo negocio o producto. Finalmente, Smart Creatives se refiere a la  creatividad como principio que inspire todo el proceso de innovación. La atracción de una plantilla talentosa y la generación de un entorno de trabajo creativo es clave en este contexto.

 

La segunda clave en la transformación digital es el análisis del proceso de decisión del cliente. Este se centra en la realización de estudios profundos y etnográficos para entender cómo y por qué los usuarios toman decisiones. Este bloque se puede potenciar internamente a través del desarrollo de iniciativas para mejorar la satisfacción del cliente en puntos específicos, entendiendo el proceso de decisión del cliente, desarrollando una vista omnicanal y presentando ofertas digitales fáciles, online, accesibles, personales y configurables, esto se traduce en una experiencia de cliente distintiva.

 

El tercer punto es la automatización de procesos, que consiste en reinventar las etapas de decisión del cliente, automatizando procesos, reduciendo costes, supervisando los métodos operativos tradicionales, eliminando los silos para permitir la automatización de los equipos o digitalizando rápidamente procesos de tamaño pequeño medio.

 

Otra punto básico en la transformación es la promoción de una organización ágil, flexible y con procesos colaborativos que siguen la estrategia. Se puede potenciar internamente priorizando la adquisición del talento digital, manteniendo un presupuesto dedicado a iniciativas digitales específicas o apoyando la cultura del conocimiento compartido entre compañeros y equipos.

 

La tecnología avanza a pasos agigantados, Cada vez se ve más necesario hablar de IT a dos velocidades para atender las funciones core y el desarrollo rápido. En este sentido, conviene liberar grandes bloques de código de forma semanal o mensual, dedicar equipos IT a cada etapa del proceso de desarrollo de software, establecer una arquitectura IT de dos velocidades para evolucionar los grandes sistemas y desarrollar entornos rápidos de prueba y despliegue.

 

Finalmente, la última fase de toda transformación digital se centra en los datos. Está información proporciona análisis de clientes de una forma usable y relevante, alineado con los objetivos y estrategia. Se puede fortalecer internamente incorporando nuevas fuentes de datos y construyendo un repositorio centralizado, incorporando científicos de datos y analistas. Para ello se ve cada vez más necesaria la captura de datos RRSS, analítica avanzada, ciencia de datos o el empleo de traductores de tecnología y/o negocio.

 

La era digital implica nuevos retos para las empresas. Conocer mejor a los clientes, saber cómo satisfacer sus necesidades, contar con una estrategia, analizar toda la información, crear un entorno favorable para la creatividad de los empleados y contar con un equipo directivo abierto e innovador, son algunas de las claves a tener en cuenta en el proceso de transformación digital de las empresas. El reto ahora es desarrollar plataformas de trading y ecommerce que puedan ser extrapolables a diferentes sectores y necesidades.

 

El autor de este artículo es Rafael Conde, director del Área de Estrategia, Innovación y Evolución Tecnológica de Vector ICT Group.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información