Negocio | Noticias | 12 AGO 2016

HPE compra SGI por 275 millones para reforzar su oferta en big data

Mientras nos deja deshojando la margarita de una más que posible venta de la totalidad o de parte de sus activos, Hewlett Packard Enterprise sigue con su objetivo de establecerse como una de las firmas líderes de mundo en supercomputación y 'big data analytics'.
big data
Redacción

Una información de última hora facilitada por el gabinete de prensa de la organización HPE en España, confirma la información publicada en este medio una hora antes, con respecto a que Hewlett Packard Enterprise acaba de ultimar los detalles para hacer efectiva la adquisición de SGI por el valor señalado, con la finalidad de reforzar su posición en el mercado de supercomputación (HPC).

"HPE fortalece su posición en el segmento de la supercomputación (HPC), valorado en $11.000 millones, un mercado que aumenta a una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR) estimada del 6-8%, así como en el segmento de analítica de datos, que crece a más del doble de esta tasa" afirma la organización en su comunicado. El cierre de la operación tendrá lugar en el primer trimestre de 2017.

Con esta adquisición, HPE espera ampliar su presencia en los mercados de analítica de big data e informática de alto rendimiento. El precio de la transacción cifrado en 275 millones de dólares parece interesante para la corporación pero, ¿bastará para reflotar a una organización abocada a una venta inminente?

La semana pasada, este medio se hacía eco de la posible venta de HPE por un importe cifrado en más de 40.000 millones de dólares a la firma inversora Apollo Global Management. Mientras se despejan las dudas que apuntan en esta dirección, ésta es la última sorpresa de HPE; una firma que ha venido aplicando una serie de cambios drásticos desde que la compañía se escindiera en dos de la vieja HP, el año pasado.

El anuncio de la compra de SGI, que tuvo lugar el pasado martes por parte de HPE, encaja a la perfección con su objetivo a la hora de expandir su línea de negocio de analítica de datos, y de convertirse en uno de los grandes jugadores de la informática de alta capacidad y rendimiento: una división del mercado del servidor que se encuentra en plena expansión.

Con una plantilla formada por 1.100 empleados en todo el mundo, SGI anunciaba el jueves pasado pérdidas por 11 millones de dólares en el último año fiscal, y unas ventas de 533 millones de dólares. No obstante, el interés de HPE se concentra en la tecnología in-memory  de alto rendimiento para analítica de datos que ha desarrollado SGI; una tecnología que de acuerdo con HPE, la situaría en la vanguardia del mercado der servidor.

El máximo representante de HPE, Antonio Neri, ha señalado al respecto de esta adquisición que: “No sólo se verá reforzada la posición de HPE en el segmento en expansión de big data y analítica, sino que incrementaremos la presencia de la compañía en numerosos mercados verticales de computación de alto rendimiento (HPC).

Este acercamiento entre ambas organizaciones no ha sido el primero en el que unen sinergias, ya que el sistema NUMAlink de SGI dispone de interconexiones con parte de los servidores Integrity de HPE. Lo que está por ver ahora es si la adquisición de una firma histórica como es SGI podrá dar a HPE el empuje que necesita para resurgir.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 1 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información