Economía digital | Noticias | 22 SEP 2003

EL 78% de las pymes españolas desconoce el B2B

El primer estudio sobre la aplicación del B2B realizado por la AECE revela que sólo un 6,8% de las pymes españolas realiza comercio electrónico, mientras que un 78,3% que desconoce las oportunidades que ofrece.
iWorld
“La pequeña empresa española se incorpora a la práctica del comercio electrónico de forma silenciosa, paulatina y obteniendo mejoras evidentes en su productividad y competitividad”, ha subrayado Javier Aróstegui, presidente de la Comisión B2B durante la presentación del primer estudio sobre la práctica de la aplicación del comercio electrónico B2B (transacciones entre empresas) en las pequeñas y medianas empresas españolas realizado por la Asociación Española de Comercio Electrónico (AECE) y que ha contado con el apoyo del programa Arte/Pyme del Ministerio de Ciencia y Tecnología.
Teniendo en cuenta que el 99,7% del tejido empresarial español está formado por pequeñas y medianas empresas (menos de 250 empleados) y que de ellas un 98% está formado por micro y pequeñas empresas (de 5 a 50 empleados), sólo un exiguo 6,8% de las pymes españolas realiza comercio electrónico como parte de sus procesos empresariales, frente al 93,2% que aún no lo ha implantado, según los datos del estudio.
Este porcentaje se incrementa hasta el 14% en las empresas con 10 a 19 empleados, si bien baja al 5% en aquellas que cuentan con menos de una decena de personas en su plantilla. Del total de la muestra que declara estar haciendo B2B, un 73% ha invertido hasta 30.000 euros en desarrollar este tipo de iniciativa empresarial, y un 35,3% señala un retorno de la inversión en un año.
Para preparar este primer estudio, realizado durante los meses de julio y agosto de 2003, se ha entrevistado a 2.004 pymes de un universo de 645.000 empresas españolas (de 1 a 19 empleados) ubicadas en las Comunidades Autónomas denominadas por la UE como “zonas objetivo 1”, además de un centenar de entrevistas a diferentes asociaciones, federaciones y confederaciones empresariales. El comercio al por menor (18,8%), la construcción (14,4%) y la hostelería (11,7%) son los sectores que registran la mayor actividad de esta muestra.
El ahorro de costes y la reducción de los tiempos de aprovisionamiento son los principales alicientes para el 53% de las pymes que realizan comercio electrónico, seguido en un 45% por la mejora del servicio a sus clientes. Por el contrario, la falta de conocimiento de las oportunidades que ofrece este modelo de negocio se muestra en un 63% como el principal obstáculo para que las pymes incorporen las TIC a sus procesos empresariales con otras empresas. De hecho, sólo un 7,6% de la muestra declara conocer a otras empresas del sector que realizan B2B, mientras un 3,11% resta la importancia de esta forma de realizar sus transacciones ya que ni sus clientes ni proveedores lo han solicitado.
Para Fernando Pardo, presidente de la AECE, “una de las máximas prioridades para adaptar este modelo de negocio pasan por dar formación y herramientas a las micro y pequeñas empresas, ya que las transacciones de compra-venta entre empresas se realizará en Internet y si no incorporan el B2B a sus procesos de negocio no podrán competir”.
Si bien, los datos del estudio señalan que la tendencia variará paulatinamente, ya que un 15,6% de las empresas que actualmente no realizan B2B tienen previsto hacerlo el próximo año, principalmente con sus clientes y proveedores a través del un portal B2B propio; todavía un 77,9% mantendrá su forma tradicional de comercio.
En este sentido, la iniciativa Ciceron, auspiciada por la AECE y que cuenta con el apoyo del MCyT, tiene como fin ayudar a las pymes en la incorporación práctica del B2B a su negocio mediante la creación de los denominados Centros de Innovación que “se crearán a partir del año que viene en las comunidades más necesitadas. Serán centros para hacer comercio electrónico, no sólo para aprender. Se trata de un proyecto abierto en el que habrá que contar con la financiación de todas las partes”.
Esta iniciativa, que pretende atender los problemas específicos de cada sector y en cada comunidad, ha sido muy bien acogida por el 72% de las organizaciones empresariales entrevistadas en el estudio como un aliciente para que las pymes se incorporen al comercio electrónico. En opinión de Fernando Pardo, “no es posible avanzar con mayor rapidez en el proceso de adopción de las TIC sin el apoyo claro de la Administración y las organizaciones empresariales. La iniciativa Ciceron es un vehículo de cambio y la AECE actuará como motor de dicho cambio”.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios