Economía digital | Artículos | 01 MAY 2003

Nuevos dispositivos móviles

Alvaro Ojeda.
No hace mucho tiempo, hablar de dispositivos móviles era hablar, en exclusiva, de teléfonos móviles. Sin embargo, en la actualidad, al hablar de dispositivos móviles es preciso nombrar términos como Bluetooth, Smartphone o PocketPC Phone Edition. En el presente artículo se mostrarán los últimos modelos de dispositivos móviles aparecidos en el mercado en sus diferentes categorías y se posicionarán en las diferentes soluciones de negocio basadas en movilidad que una empresa puede desarrollar.

Antes de sumergirnos en las especificaciones técnicas del último modelo de Nokia o del Smartphone de Microsoft, vamos a poner un poco de orden en la casi ya infinidad de dispositivos móviles que cualquier persona puede encontrar en el mercado, analizando cómo surgieron dichos dispositivos y qué fue lo que provocó su aparición en un momento determinado en el mercado. Porque entender qué fue lo que provocó su aparición en el mercado nos servirá a intuir y adivinar cuáles pueden ser los dispositivos estrella del próximo año.
Dos grandes líneas de producto fueron las responsables de la introducción en nuestras vidas del concepto de movilidad: el teléfono móvil y el ordenador portátil. El primero surgió para satisfacer una necesidad muy concreta, la posibilidad de poder mantener una conversación telefónica en cualquier lugar, sin cables.
El segundo también surgió orientado a satisfacer una necesidad muy concreta, la posibilidad de poder acceder a un software o conjunto de aplicaciones informáticas en cualquier lugar, sin cables. Y lo que ahora mismo anuncian los fabricantes a bombo y platillo no son más que evoluciones de ese teléfono móvil y ordenador portátil que inauguraron la movilidad.
La evolución en el teléfono móvil se fundamenta en una variable muy concreta del producto: su capacidad de transmisión de información y, en esencia, eso es lo que encontramos detrás del 2G, del 2.5G y del 3G, una evolución en la tecnología de comunicaciones empleada por el dispositivo móvil cuyo principal avance es el aumento en la capacidad de transmisión de datos.
Ese aumento de la capacidad de transmisión de datos hace que el teléfono móvil evolucione desde el concepto de un dispositivo orientado a la voz a un dispositivo orientado a los datos. Un teléfono móvil GSM es empleado fundamentalmente para la transmisión de voz, relegando su capacidad de transmisión de datos al envío y recepción de mensajes cortos (SMS). Sin embargo, quien se compra un teléfono móvil GPRS piensa en algo más que hablar por teléfono, piensa en MMS más que en SMS y piensa en poder acceder a su correo electrónico desde el móvil.
Y finalmente, quien se compre un teléfono móvil UMTS pensará en mucho más que hablar por teléfono y enviar MMS. Pensará en el acceso en tiempo real a videoclips o en la videoconferencia.
En las PDAs o asistentes personales digitales, la evolución se invierte, en virtud de que la característica predominante en el primer modelo de PDA es el procesamiento de datos, con nula capacidad de procesamiento de la voz. Y así, hemos asistido a una mutación o transformación de las PDAs, desde la clásica Palm muy orientada a sustituir la tradicional agenda de papel, al último modelo Phone Edition donde el procesamiento de los datos se da la mano con la conversación telefónica.
Esta doble evolución plantea un interrogante que se palpa día a día en el mercado de la tecnología y los dispositivos: ¿quién será el vencedor? ¿la PDA que permite hablar por teléfono? ¿o el teléfono móvil con agenda incorporada?

El Smartphone
Empecemos hablando de este último, un teléfono móvil con funcionalidades reducidas de PDA, o lo que es lo mismo: el Smartphone, un dispositivo móvil que es ante todo un teléfono móvil, pensado para ser manejado con una sóla mano y sin la clásica pantalla táctil de una PDA.
Lo que hace que un Smartphone pueda ser considerado algo más o mucho más que un teléfono móvil es un sistema operativo y un conjunto de aplicaciones basadas en Microsoft orientadas a lo que se conoce como gestión de la información personal (Personal Information Management), es decir, correo electrónico, navegador, mensajería instantánea, contactos, tareas, etc., todas ellas mostradas en la Figura 1.
Pocket Internet Explorer ha sido optimizado para el Smart­phone, permitiendo el acceso a cualquier sitio web en Internet, el streaming de video y la escucha de ficheros de música. Pocket Internet Explorer soporta HTML 3.2, WAP 1.2.1, SSL y PPTP, haciendo posible la consulta del correo electrónico en el webmail de Hotmail, AOL y Yahoo. La Figura 2 muestra el aspecto de la aplicación.
Pocket Outlook permite la lectura y escritura de correos electrónicos, así como gestionar los contactos, la agenda y las tareas pendientes. La existencia de un buzón unificado permite el almacenamiento de correos electrónicos, solicitudes de reuniones, mensajes SMS y notificaciones de correos de voz en un único lugar. La Figura 3 muestra el aspecto de la aplicación.
Mediante MSN Messenger es posible el chat instantáneo y con Windows Media Player es posible la reproducción de música y videojuegos con posibilidades multimedia. Smartphone soporta MP3 y streaming WMA.
Mediante la tecnología ActiveSync, propietaria de Microsoft, toda la información se mantiene en un único lugar, de tal forma que si se actualiz

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios