Consultoría | Artículos | 16 JUN 1995

El out-tasking reemplaza las tradicionales formas de hacer outsourcing

Contratación de servicios para tareas específicas

El out-tasking está sustituyendo a las tradicionales formas de outsourcing. Con este término se designa un nuevo modelo de contratación de servicios en el que las empresas usuarias firman acuerdos con otras compañías para la gestión de determinadas tareas informáticas. Las firmas de out-tasking no se hacen cargo de todas las TI del usuario, sólo de cuestiones muy específicas. Muchas veces, este es el primer paso hacia verdaderos contratos de outsourcing.

Las empresas que se deciden por contratar a otras compañías para que gestionen sus necesidades informáticas tienen ante sí un nuevo modelo: el out-tasking. Esta forma introduce algunas variaciones respecto al concepto tradicional de outsourcing.

Las empresasutilizarán los servicios de otras compañías sólo para la administración, gestión o planificación de determinadas cuestiones de sus redes. Ya no es necesario, como ocurre con el outsourcing tradicional en TI, que la compañía que preste estos servicios gestione absolutamente toda la red.

Para algunos analistas, el out-tasking puede ser una forma más pragmática que el outsourcing a la hora de contratar servicios externos.

En los contratos de outsourcing normalmente el usuario descarga toda la responsabilidad de gestión de la red corporativa a una compañía de outsourcing. Por el contrario, los acuerdos de out-tasking permiten a las organizaciones contratar a determinadas personas o compañías para que se hagan cargo de cuestiones específicas en la gestión de sus SI. La ventaja para la empresa es doble. Por una parte, no es necesario que aumente la plantilla con nuevos empleados.

Hay muchas formas de obtener ventaja del out-tasking. Algunos usuarios consideran que sus redes corporativas son una serie de segmentos lógicos. Según esta perspectiva, contratan los servicios de compañías para la gestión de alguno (no todos) de estos segmentos.

Por ejemplo, se puede realizar el out-tasking respecto a la gestión de las redes LAN o WAN de la sede de la compañía o de determinadas oficinas. Otras corporaciones contratan estos servicios para funciones concretas (integración de redes, monitorización o mantenimiento).

También puede ocurrir que una compañía, ante la necesidad de utilizar una nueva tecnología, se encuentre con determinadas dificultades. En estos casos se contratan servicios de out-tasking para resolver estos problemas específicos.

Ventajas para los usuarios

Para muchos analistas el out-tasking tiene bastantes ventajas respecto al outsourcing. El out-tasking permite a los usuarios asignar a una firma una tarea específica y comprobar si el rendimiento ha sido el esperado antes de contratar sus servicios para otros puntos concretos o firmar un acuerdo clásico de outsourcing. Esta aproximación paulatina es, según afirman algunos consultores, muy beneficiosa porque elimina el trauma que supone una transferencia completa de la gestión de la informática a otras compañías.

El out-tasking es también muy atractivo para muchas compañías que ofrecen servicios tradicionales de outsourcing. Estas empresas no tienen que invertir grandes sumas de dinero en realizar ofertas de outsourcing a los usuarios (con las posibilidades de no resultar elegidas). En el caso del out-tasking las inversiones son significativamente menores. La relación de out-tasking puede derivar, en un futuro, en un contrato de outsourcing de grandes magnitudes y muy beneficioso. Simplemente, la relación que se establece entre el usuario y la compañía de out-tasking puede ser la base para alcanzar acuerdos mayores.

En Estados Unidos ya se está empezando a generalizar esta modalidad. Y los casos analizados demuestran cómo el out-tasking es, en muchas ocasiones, el primer paso para la realización de contratos de outsourcing a gran escala.

Un caso práctico

Uno de estos casos es el que se ha producido entre Delta Air Lines y AT&T. Recientemente, la compañía de aviación estadounidense firmó un contrato total de outsourcing con AT&T. hasta este momento, AT&T tenía poca experiencia en la prestación de servicios de outsourcing a gran escala tanto para la gestión de la informática como de las operaciones de comunicación.

¿Por qué optó, entonces, Delta Air Lines por AT&T?. Sencillamente, porque AT&T había prestado diversos servicios de out-tasking a esta compañía, que ya sabía cómo trabajaba. Concretamente, se había encargado de la gestión de los sistemas informáticos, las líneas de transporte y los intercambios de datos. Esto se había realizado mediante una serie de contratos de out-tasking sucesivos. De esta forma, el acuerdo final de outsourcing fue el resultado lógico de la relación previa existente entre las dos compañías.

Cada vez se da con más frecuencia (al menos en Estados Unidos) esta evolución desde el out-tasking al outsourcing. Según un informe realizado por la consultora Dataquest, las compañías prefieren seleccionar a las compañías de outsourcing dentro del grupo de empresas con las que ya han tenido relaciones de out-tasking.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios