Chip
Tecnología

TMSC da el pistoletazo de salida a la producción en masa de chips de 3 nanómetros

El fabricante de semiconductores de origen asiático estrena el nuevo año produciendo chips con arquitectura de 3 nanómetros, considerados ya los más avanzados a lo largo y ancho del globo.

Chips, microchips, chip
Créditos: Laura Ockel (Unsplash)

La industria de los semiconductores arranca el 2023 con buenas noticias; en esta ocasión, de la mano de TMSC (Taiwan Semiconductor Manufacturing Company). El fabricante de chips de origen asiático estrena el nuevo año produciendo semiconductores con arquitectura de tres nanómetros, considerados ya los más avanzados a lo largo y ancho del globo. Ha sido Mark Liu, presidente de la compañía quien, además de confirmar que la producción ha dado comienzo en el Sur de Taiwán, ha avanzado los planes de la organización para continuar expandiendo sus capacidades. Una noticia que ha saltado al foco mediático cuando la atención se concentraba en los planes de inversión del fabricante de chips por contrato más grande del mundo en el país y en el extranjero. Y es que TSMC tiene una posición dominante como fabricante de semiconductores avanzados que se utilizan en tecnología, desde teléfonos móviles hasta aviones de combate.

 

Una apuesta con futuro

En el encuentro con medios de comunicación que confirmó la expansión de la producción y la capacidad de la compañía en la ciudad sureña de Tainan, Liu puso de relieve la importancia de esta apuesta a la hora de mantener su liderazgo tecnológico mundial. Algo que no es de extrañar ya que se trata de una maniobra con visión de futuro. Así, según infirió Liu, “la demanda del chip de tres nanómetros de la empresa es muy fuerte”; esta, continuó, se ha visto impulsada por nuevas tecnologías que incluyen 5G y productos informáticos de alto rendimiento. No en vano estiman que la tecnología de 3 nanómetros podría crear productos finales con un valor de mercado de 1,5 billones de dólares en cinco años.

En este contexto no extraña el pronóstico optimista lanzado sobre su planta de semiconductores de Arizona, ya que la compañía prevé triplicar “con creces” su inversión planificada hasta los 40.000 millones de dólares. Esta sería, si llega a término, una de las mayores inversiones extranjeras en la historia de los Estados Unidos. La compañía taiwanesa, que cuenta con Apple y Nvidia entre sus principales clientes, también está levantando una planta de chips en Japón y ha dicho que se encuentra en las primeras etapas de revisión de una posible expansión a Alemania.

 

¿Taiwán se tambalea?

Ante las preocupaciones suscitadas por la inversión extranjera de TSMC y la posibilidad de que esto socavara la posición clave de Taiwán en materia de semiconductores, Liu ha defendido que la producción nacional es una demostración de que la compañía toma medidas para “desarrollar tecnología avanzada y expandir su liderazgo”. Siguiendo esta misma estela el Gobierno taiwanés ha desestimado los recelos sobre un posible adiós a Taiwán para la industria de los chips asegurando que la posición de la isla como un importante productor de semiconductores y fabricante de los chips más avanzados es segura.



Contenido Patrocinado

Otros especiales

Partnerzones

Servicios que marcan la diferencia

Acronis Backup 12 cloud Whitepapers


Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 

Registro:

Eventos: