Negocio | Noticias | 02 DIC 2020

Commvault Virtual Connections: con los datos en el centro, es el momento de 'cloud', 'agile' y la seguridad

Commvault ha celebrado hoy su evento anual más importante para la región EMEA, que ha contado con un elenco de excepción y que ha puesto el foco en Metallic, kubernetes y recuperación ante ataques de ransomware.
evento commvault
Nerea Bilbao

El evento virtual, conducido por la periodista de esta casa Andrea Benito, redactora de CIO en Oriente Medio, ha ensalzado las capacidades de su división Metallic -tras anunciar la llegada de las soluciones SaaS de backup y recuperación a EMEA el pasado mes de octubre-, en la recuperación de los ya omnipresentes ataques de ransomware y en los kubernetes, como tendencia que ha llegado para quedarse. Un aspecto a destacar han sido el anuncio de la solución de recuperación de desastres, que soporta ahora automatización en la recuperación con replicación continua para cargas de trabajo de VMware. La novedad es que ofrece además orquestación hacia, desde y entre entornos on premise, Azure y AWS.

Como no podía ser de otra forma, la compañía ha puesto los datos en el centro del debate. “Nunca antes se había visto que los datos ocuparan el entro de todas las conversaciones”, ha admitido en su intervención Marco Fanizzi, vicepresidente y director general para la región de EMEA de Commvault. El ejecutivo, encargado de dar inicio al evento, ha celebrado la forma en la que los negocios han reaccionado a la situación excepcional generada por la pandemia y la forma en que la industria está “desdibujando la barrera entre los mundos virtual y físico a través de la digitalización”. Esta reflexión ha sido compartida por otros participantes como Don Foster, vicepresidente global Sales Engineering de la firma, que ha asegurado haber asistido con sorpresa a “una aceleración y consolidación de la transformación digital”.

La forma en que debe afrontarse una evolución hacia lo digital de cualquier compañía pasa, muy ciertamente, por la adopción de cloud. La forma de implementar el modelo operativo de forma rápida y segura, así como la manera de migrar a la nube sin un acceso al centro de datos de forma ágil es, grosso modo, en lo que Commvault centra sus esfuerzos.

El foco: la evolución de kubernetes y recuperación de ataques ransomware

No es una tarea sencilla por los retos que se plantean en los niveles de agilidad y seguridad. Por un lado, por la irrupción de los containers como modelo operativo, que conlleva implícito el desafío de modernizar aplicaciones, y por otro, tal y como ha compartido Fanizzi, por los crecientes ataques de ransomware, que han aumentado un 400% desde febrero de 2020.

Commvault no concibe una recuperación ante un ataque de ransomware sin dar los siguientes cinco pasos, tal y como ha resumido en su intervención Nigel Tozer; se trata de crear un plan, de prevenir los ataques, de monitorizar el entorno, restablecer los datos y comprobar el plan puesto en marcha, para detectar sus posibles errores. La propuesta de la firma, ha explicado más tarde, se concentra en su arquitectura inmutable, que asegura el cierra del almacenamiento y las aplicaciones y robustece la infraestructura; que segmenta y bloquea el acceso directo a los datos backup y que asegura una continua integridad de los datos de la copia de seguridad.

Sobre la propuesta de valor en lo que a la estrategia de contenedores respecta, algunos datos. Tal y como ha indicado Don Foster, vicepresidente global Sales Engineering en Commvault, actualmente hay 6,5 millones de desarrolladores de aplicaciones nativas en cloud y un total de 2,7 millones utiliza kubernetes. Se espera que el 85% de las empresas utilicen contenedores en los próximos cinco años.

La razón de esta previsión de crecimiento, han coincidido Geeta Vaghela, senior director, producto management en Commvault y Niel Poulton, experto en Kubernetes y formador en Dockers, es que las empresas no quieren silos, quieren simplicidad. “Quieren moverse de forma invisible y ágil entre nubes o diferentes entornos”, ha concretado Poulton. La presión de la estructura de costes es el principal reto, pero hay que reaccionar; hay que apostar por la eliminación de silos y de silos de escalada, ha pedido.

Un piloto que lidere la transformación

Y un dato curioso. Tal y como ha podido conocerse en una de las pausas, que han servido para interactuar con el público y en un afán, tan de estos días, de sustituir los eventos físicos por los virtuales, la palabra kubernete tiene su origen en el griego, que significa piloto o timonel.

Y precisamente en este sentido, la intervención final ha sido la del reconocido piloto de Fórmula 1, Mark Webber. Más allá del guiño lingüístico, hay muchas semejanzas entre la Fórmula 1 y el contenido de la sesión de Commvault. En este deporte, ha dicho Webber, es fundamental “contar con un plan y probar y probar antes de lanzarse a la pista”. No hay lugar a error. Al igual que en las empresas hoy, en una carrera hay que tomar decisiones basadas en datos y hacerlo de forma inmediata, las milésimas de segundo importan.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios