Tecnología | Noticias | 22 NOV 2019

"La pregunta no será si moverse a S/4HANA o no, será cómo adaptar el negocio a la plataforma"

Jamie Bedard, presidente y CEO de SAPinsider, ha charlado con Computerworld sobre la situación de las compañías usuarias de SAP y sobre los retos que plantea la migración a S/4HANA.
jamie bedard sapinsider
Nerea Bilbao (Barcelona)

Migrar a S/4HANA no es sólo una obligación que implica un enorme reto a nivel técnico para las compañías que usan SAP, supone también un replanteamiento del modelo de negocio que quieren abrazar en el futuro. Sin una planificación previa no podrán sacarle el máximo partido a la nueva plataforma, no saldrá bien. Es el momento de que las empresas miren hacia dentro y definan, junto con todos los departamentos, el rumbo que quieren tomar en el futuro.

Así nos lo explica Jamie Bedard, presidente y CEO de SAPinsider, en plena cuenta atrás para que las empresas comiencen a migrar a S/4HANA. Celebra que mayoría ya piensa en cómo hacerlo aunque advierte que no hay que dormirse, 2025 llega en un abrir y cerrar de ojos.

¿Cuál dirías que es el sentimiento de la comunidad con respecto a S/4HANA?

El sentimiento con respecto a S/4HANA es de emoción y de incertidumbre. Hay mucho entusiasmo sobre el potencial que tiene para las compañías cuando miran a la transformación digital o a modelos de negocio innovadores. Pero también hay bastantes preguntas: cómo hacerlo, cómo definir el modelo de negocio, dónde empiezo, cuál debe ser el proveedor con el que trabajo. Es aquí donde nuestros eventos marcan la diferencia al ayudar a las empresas a trabajar juntas, a entender quién es quién al tiempo que tienen sesiones prácticas sobre casos reales en las que pueden responder a todas las preguntas. El qué y el cómo son las preguntas que más se hacen los asistentes principalmente.

Según los datos que habéis dado hay un porcentaje importante de empresas que ya están planeando la migración a S/4, pero sobre las que no lo han hecho. ¿cuáles son las razones de esta inacción?

Lo que sabemos es que más de la mitad de los usuarios están en fase de investigación, valorando cómo empezar. El 20% ya ha empezado y esto nos deja un equivalente, de entre un 20 y un 30% de usuarios que no están haciendo nada. Vemos dos razones: como no tienen que hacer el cambio hasta 2025, sienten que tienen tiempo. La otra es que muchos son incapaces de crear un modelo de negocio que sea atractivo porque no han destinado recursos ni tiempo a investigar y lo que está guiando las decisiones es el coste. Hay una preocupación en este sentido; por la inversión que requiere y por el desconocimiento de dónde vendrán los beneficios. No obstante esto está cambiando bastante rápido. A lo largo de 2019 el número de empresas que no están haciendo nada ha bajado significativamente.

¿Cuál es el feedback de aquellas que han empezado a planear la migración?

Las empresas que han empezado a hacerlo están muy entusiasmadas y están buscando la forma de adoptar nuevos procesos de negocio, de mejorar y actualizar su plataforma de tecnología. Están buscando los elementos transformadores de los que SAP ha hablado dentro de su marco de empresa inteligente; automatización de procesos e inteligencia analítica. 

Una gran mayoría está mirando cómo construir el modelo de negocio, definiendo qué procesos  mover a la nube y cuáles mantener en casa, qué hacer con respecto a la adopción de procesos estándar y cómo incorporarlos. Muchos se han pasado la última década personalizando sus procesos y desarrollando lo que consideran que es una ventaja competitiva, pero son conscientes de que hay muchas oportunidades cuando se trata de adoptar nuevas capacidades. Están viendo cómo hacerlo.

¿Estamos asistiendo al principal cambio de SAP?

Lo es, como lo fue Y2K en el año 2000. S/4HANA es ahora el próximo gran paso. No es un giro en la plataforma en sí misma, es un cambio en los modelos de despliegue, lo que implica a otras partes como a los proveedores de nube. La pregunta es ahora cómo integrarlo todo. La integración es probablemente el próximo gran tema; qué integrar, cómo hacerlo, ver cuál será el beneficio y el coste.

Los retos técnicos son evidentes, ¿pero qué hay de los retos en el nivel de aptitudes? Hay escasez de talento.

Lo que vemos es que el tipo de profesional de tecnología que va a emerger en la próxima década es un perfil de ejecutivo TI diferente. Hasta ahora han sido profesionales con altas cualidades técnicas y esto sigue pasando y es importante a la hora de afrontar la forma en que la nueva plataforma se despliega, pero la demanda también están cambiando hacia profesionales con conocimientos sobre cloud, analítica y sobre todo hacia profesionales que tienen conocimiento del negocio. Muchas consultoras como Deloitte están contratando a mucha gente con estas aptitudes porque saben que quienes tengan los mejores profesionales ganarán.

¿Qué veremos desde ahora hasta 2025 en la comunidad SAP?

Vamos a ver un movimiento a S/4 y sobre todo vamos a ver que cambia la pregunta desde si hay que moverse a S/4 hacia cómo adaptar el negocio a S/4. Vamos a ver esta evolución natural. Probablemente en los próximos tres años veremos a quienes no han hecho nada hasta la fecha empezar a moverse. Teniendo en cuenta el tiempo de planificación y de implementación, para una gran empresa 2025 llega en un abrir y cerrar de ojos. Hemos visto por ejemplo que BMW tiene 96 implementaciones SAP diferentes. ¿Cómo mueves todo eso? Conlleva años y años. 

Se acaba el tiempo en todos los sentidos. Los nuevos modelos de negocio ya están en la calle.

Hoy si quieres un café le preguntas a tu teléfono por la cafetería más cercana con la voz. Por qué no puedes hacer eso con tu  negocio y dejar que el negocio te informe sobre un problema con el inventario, sobre una caída en las ventas. Por qué no dejar que el sistema te informe y te dé los parámetros para tomar decisiones.

Históricamente hemos tratado de recopilar los datos, de ponerlos juntos, de intentar ver si con eso podía deducirse algún conocimiento y después decidir qué hacer. Pero la velocidad de la toma de decisiones, la precisión y eficacia de la toma de decisiones se va a acelerar y esto no sólo cambiará el perfil de la gente en la empresa, sino que va a cambiar el rol de las propias empresas.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios