Internet
Ethernet

Ethernet a los 50: Bob Metcalfe gana el premio Turing

El cocreador de Ethernet reflexiona sobre su crecimiento y sopesa el impacto de tecnologías que incluyen desde la inteligencia artificial (IA) hasta la energía geotérmica.

ethernet

Bob Metcalfe está encantado con su último galardón por inventar y comercializar Ethernet: el premio A.M. Turing de la Association for Computing Machinery. El premio, recién anunciado, será entregado en una ceremonia el próximo 10 de junio en San Francisco. Con su característico sentido del humor, Metcalfe afirma: "Es una gran sorpresa y un placer. He recibido otros premios en el pasado, así que estoy familiarizado con la idea de que tengo una nueva obligación de comportarme y estar a la altura del premio y ser un modelo de conducta basado en ello".

El premio está dotado con un millón de dólares. "Mi mujer me sugiere que me lo gaste en ella", bromea Metcalfe, antes de añadir que aún no ha concretado los detalles, pero que probablemente destinará la mayor parte a su fundación familiar, después de llenar su barco de gasóleo. En su opinión, el premio representa un importante reconocimiento al papel de las redes, que ocupan un "pequeño rincón" en el amplio campo de la informática.

 

Sopla las velas tras cinco décadas

Ethernet cumple 50 años el próximo 22 de mayo, y Metcalfe dice recordar muy bien aquel día de 1973. "Estaba sentado en el edificio 34 [de Xerox PARC], con una máquina de escribir Selectric, escribiendo un resumen de mis ideas sobre cómo deberían funcionar las redes, y luego dibujé los diagramas. Escribí el memorándum en la bola Orator de la Selectric, que era Sans Serif porque me gustaba ese tipo de letra".

David Boggs, el cocreador de Ethernet, falleció el año pasado aunque Metcalfe todavía guarda un grato recuerdo de su colaboración. "Él y yo éramos los gemelos Bobbsey. Éramos maravillosamente complementarios: yo era el más elocuente de los dos y él el más detallista. Juntos construimos esto, y le echo de menos. Era un buen amigo".

 

Ethernet a los 50

Después de inventar y trabajar para estandarizar Ethernet, Metcalfe comercializó la tecnología en 3Com, la empresa que fundó en 1979. "Ethernet es la tecnología fundacional de Internet, que da soporte a más de cinco mil millones de usuarios y permite gran parte de la vida moderna", afirma Jeff Dean, senior fellow de Google y SVP de Google Research e IA. "Hoy en día, con unos siete mil millones de puertos en todo el mundo, Ethernet es tan omnipresente que lo damos por sentado. Es fácil olvidar que nuestro mundo interconectado no sería el mismo si no fuera por la invención de Bob Metcalfe y su visión perdurable de que todos los ordenadores debían estar conectados en red”.

La Ethernet original funcionaba a 2,94 mbps. En la actualidad, las implantaciones de Gigabit Ethernet están muy extendidas y 400Gig Ethernet está ganando terreno poco a poco entre los hiperescaladores, las telecos y otras organizaciones que necesitan redes troncales de velocidad ultrarrápida. En el laboratorio y en la hoja de ruta están 800Gbps Ethernet e incluso 1,6Tbps Ethernet. Según Metcalfe, la velocidad de Ethernet no tiene límites: la próxima frontera es 1,6T/bit Ethernet en un único Lambda.

 

Apasionado de la energía geotérmica

Metcalfe ha sido inventor, empresario, inversor de capital riesgo, académico y experto. En los años 90 fue editor de InfoWorld (una publicación de Foundry) y escribió una popular columna. A sus 76 años, afirma que asumir nuevos retos es lo que le ha mantenido comprometido y motivado. "Me di cuenta de que lo divertido está en la parte más empinada de la curva de aprendizaje". En la actualidad, Metcalfe es investigador afiliado en ingeniería computacional en el Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial (CSAIL) del MIT.

Su trabajo se centra en la modelización de pozos geotérmicos. Metcalfe defiende que la energía eotérmica tiene potencial para "salvar el mundo". "Si conseguimos perfeccionar la perforación y hacerla económica, podremos tener acceso a un suministro infinito de energía completamente limpia". En este sentido comenta que se interesó por este campo cuando estudiaba en la Universidad de Texas, donde era profesor de Innovación en la Escuela de Ingeniería Cockrell, profesor de Iniciativa Empresarial en la Escuela de Negocios McCombs y murchison fellow de Libre Empresa en la Universidad de Texas.

Por aquel entonces participó en un proyecto de dos años con el Departamento de Energía para utilizar las startups para acelerar la adopción de la tecnología y se enganchó a la idea de modelar pozos geotérmicos. "Eso requería que yo supiera termodinámica. Nunca estudié termodinámica en la universidad, así que lo hago ahora". Sin embargo, sus ansias de conocimiento no terminan aquí. "Después de aprender termodinámica tengo que aprender álgebra lineal". Eso convierte a Metcalfe en el chico del póster del aprendizaje permanente. "No hay otra forma de ser", dice.

 

Optimista sobre el futuro

Desde su posición ventajosa como uno de los pioneros de la era de la informática e Internet, Metcalfe se muestra optimista sobre el futuro. Se describe a sí mismo como "asombrado" por los avances en inteligencia artificial y afirma que Internet desempeña un papel clave a la hora de garantizar que haya suficientes datos disponibles para los sistemas de modelización basados en IA.



Contenidos Patrocinados

Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?

 

Webinars

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital