Intel
Inversión
Chips

Intel confirma la ampliación de su fábrica de semiconductores en Israel

La tecnológica estadounidense consolida su presencia en el país con la mayor inversión extranjera de capital, 25.000 millones de dólares, de los cuales 3.200 millones se corresponden con incentivos.

intel chips
Créditos: Intel Corporation.

La batalla por alcanzar la soberanía de los semiconductores se traslada a un incipiente 2024. De hecho, el fabricante estadounidense Intel ya ha confirmado la ampliación de su fábrica de microchips en Israel con el firme propósito de olvidar la dependencia estratégica de grandes potencias asiáticas. En concreto, la tecnológica que capitanea Pat Gelsinger desembolsará un monto de 25.000 millones de dólares en la ampliación de su fábrica de microprocesadores en Israel tras obtener 3.200 millones de dólares en incentivos por parte del gobierno. La noticia saltaba a la parrilla mediática el pasado mes de junio de la mano del Gobierno israelí, quien anunció públicamente las cifras del acuerdo. Es ahora, sin embargo, cuando la compañía californiana confirma sus planes; y lo hace en un momento de tensión debido a la guerra de Gaza.

Según se ha dado a conocer, el citado desembolso se destinará a la ampliación de la planta de fabricación de microchips de la tecnológica en Kiryat Gat, al sur de Tel Aviv y tan solo a 16 kilómetros al noreste de la Franja de Gaza. “El plan de ampliación del centro de Kiryat Gat es una parte importante de los esfuerzos de Intel por fomentar una cadena de suministro global más resistente, junto con las inversiones de fabricación en curso y las previstas en Europa y Estados Unidos”, aseguraron fuentes corporativas comunicado mediante. En este sentido cabe destacar que la ampliación de la planta de Kiryat Gat representa la mayor inversión de una empresa internacional en la historia de Israel. Así lo confirmaba Benjamín Netanyahu, primer ministro israelí.

De la inversión prevista, los incentivos gubernamentales ascienden al 12,8% del total, y se satisfarán en los próximos años. A cambio, el Ejecutivo ha reclamado a la organización que la planta de Kiryat Gat esté operativa en 2028 y se mantenga, al menos, hasta 2035. Intel también ha comprometido 16.600 millones de dólares para gastar en proveedores israelíes durante la próxima década, estimulando así la creación de empleos directos e indirectos. En la actualidad, Intel da trabajo en Israel a 11.700 personas y ha invertido más de 50.000 millones de dólares en el país en las últimas cinco décadas.

“Intel ha decidido aprobar una inversión sin precedentes de 25.000 millones de dólares y establecer su nueva fábrica aquí mismo, en Israel”, aseguraba el ultraderechista y actual Ministro de Finanzas Bezalel Smotrich. “Esta inversión promete fomentar oportunidades de empleo de alta calidad con una elevada productividad en zonas remotas y contribuirá significativamente al crecimiento de la economía israelí”. Una economía que, según datos del Real Instituto Elcano, tras una época de bonanza, se ha visto truncada llegando incluso a padecer que su moneda se haya situado en niveles históricamente bajos a causa de la guerra.  



Webinar ondemand

Otros especiales

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: