PC
Intel
Centro de datos
IA

Intel se recupera en PC pero se enfrenta a la competencia en IA y centros de datos

La debilidad de su negocio de centros de datos es un signo de vulnerabilidad en un mercado en el que los usuarios buscan procesadores que puedan manejar las cargas de trabajo de IA, que se prevé que crezcan a medida que las empresas adopten la IA Generativa.

Inteligencia Artificial

Una recuperación más rápida de lo esperado en las ventas de chips para PC ayudó a Intel a obtener unos ingresos en el tercer trimestre que superaron las expectativas.

Aun así, la debilidad de su negocio de centros de datos es un signo de vulnerabilidad en un mercado en el que los usuarios buscan procesadores que puedan manejar las cargas de trabajo de IA, que se prevé que crezcan a medida que las empresas adopten la IA generativa.

Los ingresos globales cayeron un 8% interanual, hasta 14.200 millones de dólares, pero superaron las expectativas del consenso de analistas, que habían pronosticado unos ingresos de 13.600 millones de dólares.  La división de terminales de Intel, que fabrica chips principalmente para PC, obtuvo unos ingresos de 7.900 millones de dólares en el trimestre, apenas un ligero descenso respecto a los 8.100 millones del tercer trimestre del año anterior.

Los ingresos netos cayeron un 71% interanual, hasta 310 millones de dólares, debido a los menores ingresos y a los costes relacionados con el desarrollo de las capacidades de fabricación.

"Continuando con su inversión en capacidad de fabricación para crear una cadena de suministro geográficamente equilibrada, segura y resistente, Intel abrió Fab 34 en Leixlip, Irlanda, durante el trimestre", señaló Intel en su comunicado de prensa sobre las ganancias del jueves. "En combinación con la planta de fabricación de obleas prevista en Magdeburgo (Alemania) y la planta de ensamblaje y pruebas prevista en Wroclaw (Polonia), contribuirá a crear una cadena de valor de fabricación de semiconductores de vanguardia, pionera en Europa".

Mientras tanto, la división de centros de datos e IA de la empresa, que fabrica CPU para servidores, vio cómo sus ingresos se hundían un 10%, de 4.300 millones de dólares en el tercer trimestre de 2022 a 3.800 millones este año.

Uno de los rivales más recientes de Intel en este mercado de centros de datos es Nvidia. Gracias a la demanda de sus productos de GPU, los procesadores preferidos para las cargas de trabajo de IA, Nvidia se está convirtiendo en un fuerte competidor en los centros de datos.

"En general, definitivamente sentimos esas presiones competitivas", dijo el CEO Pat Gelsinger durante el análisis de resultados de la compañía.

Por el momento, sin embargo, la posición de Intel en el mercado de PC sigue siendo fuerte, y los últimos resultados indican que la compañía ha capeado con éxito una fuerte caída a finales de 2022 y principios de este año. Esa caída en las ventas de CPU se ha atribuido en general al fin de una demanda históricamente fuerte impulsada por los periodos de cuarentena de la pandemia; los portátiles, en particular, vieron aumentar sus ventas debido al cambio masivo hacia el trabajo a distancia. Las interrupciones de la cadena de suministro debidas a la pandemia también afectaron al mercado de PC.

Sin embargo, Intel también puede enfrentarse a una competencia cada vez mayor en el sector de los PC. Nvidia, además de ser el principal competidor para las cargas de trabajo de IA, es una de las empresas que apunta al dominio histórico de Intel en el mercado de CPU para PC. Al parecer, Nvidia planea utilizar diseños de Arm para crear chips para PC con Windows. Otros rivales, como Qualcomm y AMD, se están preparando para dirigirse también al mercado de PC con CPU basadas en Arm.



Webinar ondemand

Otros especiales

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: