Actualidad
Telefónica

Telefónica baraja cerrar 108 centros de trabajo y reubicar a 266 empleados

La propuesta, que se une a la externalización del 1004, cuenta con el rechazo inicial de los sindicatos aunque según la compañía se dirige a edificios de “baja ocupación” donde trabajan menos de 15 empleados.

telefónica

Telefónica baraja cerrar más de un centenar de centros de trabajo “de baja ocupación” repartidos a lo largo y ancho de la geografía española. Una medida que estaría enmarcada en su plan de racionalización de edificios entre 2023 y 2024 que afectaría a un total de 108 centros. Precisamente por este motivo la telco ha abierto líneas de diálogo con los representantes laborales para abordar esta cuestión que implicaría reubicar a 266 empleados. "Se ha iniciado un diálogo con los representantes de los trabajadores para avanzar en la concentración de empleados de la compañía, de acuerdo a un escenario en evolución marcado por transformaciones como el paso de la red de cobre a la fibra, la robotización y la automatización", han avanzado desde Telefónica.

La iniciativa, según fuentes corporativas, pone el foco en edificios “de baja ocupación” en los que trabajan 15 o menos empleados. De hacerse efectiva la medida, los trabajadores pasarán a desarrollar su actividad en edificios principales de la capital de su provincia y que cuentan con un plan de recualificación si fuera necesaria, tal y como recoge Europa Press.

 

UGT muestra su desacuerdo

El sindicato UGT no ha dudado en mostrar su desacuerdo. De hecho, según han afirmado, su objetivo principal pasa por atenuar la primera propuesta realizada por la operadora y reducir al mínimo el número de empleados afectados por esta medida. En este sentido UGT ha defendido que aunque el plan de racionalización de edificios ha sido planteado con arreglo a criterios de eficiencia, organización y reducción de la dispersión, en determinados casos la reubicación del personal afectado implica movimientos de hasta 100 kilómetros, lo que podría ser contraproducente.

"UGT ha expresado su rechazo a este plan de movilidad forzosa presentado por la compañía” y lo analizará a fin de “estudiar cada caso concreto, proponer alternativas y tratar de acordar medidas tendentes a evitar el cambio de residencia y producir la menor afectación posible", han defendido de manera tajante a través de un comunicado.

Telefónica propone aplicar "nuevas formas de trabajo" apostando por la deslocalización de la actividad en lugar de la concentración o la elección de otros posibles centros de destino a voluntad de los trabajadores afectados. Sin embargo, aunque UGT ha respondido asegurando “no ser ajenos a la realidad que nos envuelve y al proceso de transformación que se está produciendo en la compañía”, anuncian que analizaran cada caso, revisando la actividad existente en las localidades y otros posibles centros o unidades de destino más allá de las capitales de provincia propuestas, evitando en todo caso “desplazamientos innecesarios”.



TE PUEDE INTERESAR...

Contenido Patrocinado

Otros especiales

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: