Economía digital | Noticias | 12 DIC 2001

La banca por Internet tiene potencial suficiente para alcanzar 110 millones de clientes en Europa en 2005

Tags: Banca
Según un estudio de Forrester, mientras la recesión sigue haciendo estragos en los mercados de valores, las perspectivas del e-bank, la banca por Internet, en Europa son mucho más halagüeñas para los próximos años, consiguiendo más de un millón de nuevos clientes al mes. De hecho, la consultora tecnológica asegura en su informe que más de la mitad de los usuarios europeos de Internet (110 millones de personas) utilizarán la banca electrónica en el año 2005.
Esther Macías
El crecimiento que anuncia Forrester en su estudio es importante: frente a un tercio de usuarios de Internet (42 millones de internautas) que hoy en día utilizan la banca electrónica, en el año 2005 lo harán más de la mitad (110 millones de personas). Claro que este uso de la Red está directamente relacionado, según la analista de la consultora Charlotte Hamilton, con la educación, cultura y actitudes de los usuarios “los usuarios de banca electrónica tienen un 23% de más probabilidades de tener alta formación de aquellos usuarios que no la utilizan”. Aunque, también asegura que a medida que se supere la aversión a utilizar Internet para este tipo de operaciones financieras, debido al miedo existente por la inseguridad en la Red, los usuarios crecerán.

Las conclusiones del estudio se basan principalmente, como asegura Therese Torris, directora de grupo en el Centro de Investigación de Forrester en Ámsterdam, en la creencia de que los servicios de la banca electrónica mejorarán sustancialmente, pues las entidades no están dispuestas a perder a los clientes que ya han conseguido. Claro que para mantener el nivel de inversión realizado hasta ahora en e-banking, las entidades financieras deberán dejar de destinar capital a servicios caros y poco efectivos como el brokerage (corretaje) online, y dirigir fondos a ampliar su oferta bancaria.

Cambios en la estrategia
Asimismo, los bancos, asegura la consultora, no invertirán en ofrecer productos online realizados por ellos, sino que la creación de estos servicios se delegará a otras empresas, llevando a cabo el tan de moda outsourcing. Además, los bancos europeos buscarán la vía de reducir el coste de las transacciones automatizando las aplicaciones y diminuirán sus inversiones integrando plataformas transaccionales desarrolladas por otras compañías y que permitirán a los clientes solicitar y adquirir múltiples productos online. Incluso permitirán a sus usuarios una mayor personalización para fidelizar clientes.

“Las entidades bancarias europeas –señala Hamilton– deben informar sus clientes sobre las ventajas del e-banking, especialmente a la hora de recabar información, así como alentarles a usar el e-mail en vez del teléfono cuando quieran realizar alguna transacción”. Finalmente, la consultora señala que los bancos tienen que ampliar sus servicios a otros más rentables como los seguros de vida y así justificar ofertas promocionales como cuentas de ahorro de altos intereses y créditos bajos, así como simplificar la navegación por sus sites y el uso de sus servicios.

www.forrester.com


INFORMACIÓN RELACIONADA.-
Las oficinas bancarias del mundo físico siguen teniendo más éxito que las virtuales
www.idg.es/iworld/noticia.asp?id=18787&sec=iworld

El necesario avance de la banca española en Internet
www.idg.es/iworld/articulo.asp?id=120305&sec=iworld


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios