Negocio | Noticias | 28 OCT 2013

Konica Minolta orienta su estrategia hacia la movilidad y los servicios gestionados de impresión documental

La compañía, que crece al ritmo de un 16% cada año, obtuvo un volumen de negocio global que rondó los 6.000 millones de euros en 2012, de los que 2.300 proceden del mercado europeo, y 65 del área de negocio de España.
Masatoshi Matsuzaki, presidente y CEO de Konica Minolta
Masatoshi Matsuzaki, presidente y CEO de Konica Minolta
Marga Verdú (Barcelona)

Konika Minolta afronta el inicio de su segunda década con un cambio en su estrategia de negocio, que ahora dirige también hacia los servicios de impresión documental en la nube, facilitando la conectividad con los dispositivos móviles de los usuarios proporcionando seguridad, con el objetivo de incrementar la eficiencia empresarial y fidelizar al cliente.

“Los entornos de trabajo se enfrentan a grandes cambios que afectarán al incremento de la demanda de soluciones adicionales a la provisión de hardware; ya que, aunque la venta de dispositivos de impresión se ha mantenido al alza, es poco probable que los precios se incrementen por lo que se hace necesario buscar nuevas formas de crear valor entorno a las soluciones de impresión”, afirmaba Masatoshi Matsuzaki, presidente y CEO de Konica Minolta, en  el  encuentro European Leadership Conference (ELC), celebrado en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB), en el que se dieron cita alrededor de 3.000 empresas procedentes de toda Europa.

El máximo representante de una compañía que dirige a 36.000 empleados (6.000 de los cuales en territorio europeo) se manifestaba optimista con respecto al futuro: “disponemos de una amplia cartera de productos, e invertimos constantemente en nuestras cuatro áreas de soluciones para empresas: sistemas de impresión, que representan casi el 70% del negocio del holding, mientras que el 30% restante se divide en tecnología óptica, instrumentos médicos y planetarios.” Matsuzaki señalaba, asimismo, que la intención de Konica Minolta pasa por evolucionar con sus partners a través de la estrategia Wevolution, con la que durante los próximos 5 años ha previsto liderar el cambio en el mercado mundial de la impresión offset para evolucionar hacia plataformas de impresión y servicios que van más allá de la reproducción, requiriendo menos inversión en su implementación con respecto a los sistemas de impresión tradicional, dotados de conectividad a smartphones y tabletas, y con soluciones software de inteligencia en gestión documental unificada para la localización de documentos, tanto corporativos como web.

 

Nº1 mundial en copias sueltas y en impresión digital a color

Por su parte, Ken Osuga, presidente de KM Business Solutions Europe, insistía en la necesidad de mantener el liderazgo de la compañía en el área de negocio de impresión tradicional que se orienta hacia nuevas tendencias como el Big Data, modelos SaaS, provisión de servicios bajo modelos PaaS, el incremento de la movilidad de los trabajadores y la tendencia creciente a utilizar sus propios dispositivos en entornos laborales (BOYD). Asimismo, Osuga hacía alusión a Production Printing como otra de las áreas de éxito de la compañía. “Después de 10 años, Konica Minolta es ya líder en impresión digital a color. Un mercado que se prevé que crezca a un ritmo del 4% anual hasta 2016.” Osuga justifica el crecimiento al hecho de que la impresión digital contribuye a la reducción de los gastos manteniendo el nivel de calidad de los trabajos, al tiempo que permite realizar nuevas tareas relacionadas con los documentos. El responsable de la subsidiaria europea se hacía eco, asimismo, del posicionamiento de la compañía en sistemas de impresión documental: “lideramos el mercado digital a color en pequeñas y medianas empresas y el de copias sueltas, en todo el mundo”, concluía Osuga.

En rueda de prensa posterior a las intervenciones de Matsuzaky y Osuga, Eduardo Valdés, el responsable comercial de Konica Minolta Business Solutions Spain, hacía alusión a las preferencias de las PYMES a la hora de adquirir dispositivos de impresión, que pasan por la fusión de los formatos A3y A4. “Aunque el mercado de las impresoras A4 ha crecido en Europa, este año se venderán más modelos A3 y, en un plazo de 5 años, pronosticamos un incremento del 60%”, afirmaba Valdés, a lo que añadía que la situación en España es totalmente opuesta. “El mercado español ha registrado una retroceso del 60% con respecto a 2007, un año en el que se vendieron 100.000 unidades, frente a las 36.000 máquinas de impresión de formato A3 que se comercializaron en España en 2012”, una tendencia que según señaló resume la necesidad de la firma de comercializar servicios en torno a los dispositivos de impresión. “Nos dedicamos a fabricar máquinas pero, en los próximos años, nuestras operaciones comerciales facturaran más servicios que dispositivos de impresión”, aseguró Valdés.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios