Transformación Digital

La adaptación al cambio, clave para la supervivencia de las empresas

De acuerdo con un informe de la compañía OutSystems, menos de una cuarta parte de las empresas se cree capaz de hacer frente a los cambios no planificados, lo que pone en riesgo la estabilidad de sus organizaciones en un entorno de continua incertidumbre.

ejecutivos PC
Créditos: Scott Graham (Unsplash)

Ingenio y capacidad de adaptación. Estos son los factores que decidirán el futuro más inmediato de las empresas tras el impacto que la crisis de la COVID-19 ha supuesto en la economía de todo el mundo. Y es que, en un contexto tan complejo como en el que nos encontramos, donde la incertidumbre es parte del día a día, una de las ventajas competitivas de cualquier organización es, sin duda alguna, su capacidad de desarrollar mecanismos y procesos que le permitan hacer frente a todos los cambios a los que ha de enfrentarse.

Con el objetivo de ayudar a las organizaciones a ser más ágiles frente a dichos cambios y conocer la rapidez con la que son capaces de adaptarse, la compañía OutSystems, proveedor de una de las plataformas líderes en desarrollo de aplicaciones de última generación ha llevado a cabo una encuesta con 2.200 profesionales y altos directivos de TI

El punto de partida de este informe pasa por conocer la confianza que los profesionales de las organizaciones tienen en su flexibilidad y cómo se sienten en comparación con sus competidores. De acuerdo con los resultados del estudio, solo el 21% de los líderes y profesionales de TI creen que son más capaces que sus competidores de cambiar y menos de una cuarta parte se sienten preparados para hacer frente a un cambio no planificado

Una de las fórmulas más eficientes a la hora de conseguir rapidez y flexibilidad en un mercado cambiante es la adopción de las metodologías ágiles, sin embargo, menos del 25% de las empresas han superado el paso de definir su enfoque, y más del 50% apenas están comenzando, de acuerdo con el informe. Es decir, aunque las empresas que están a la vanguardia han adaptado de forma eficiente los procesos ágiles y han pasado a un siguiente nivel, la gran mayoría de los departamentos de TI siguen pensando en cómo reinventarse para lograr una entrega más rápida utilizando una metodología anticuada.

 

 

Cuestión de tiempo

En un mundo en el que la inmediatez y la necesidad de ser el más rápido es cada vez mayor, el tiempo de entrega de una aplicación web o móvil es crucial. Según el estudio de OutSystems, un tiempo de entrega de una aplicación de entre tres y seis meses parece toda una vida en la era de la COVID-19. Por ello, las organizaciones deben analizar cómo reducir el tiempo de desarrollo para hacer frente a la rapidez con que cambian las cosas. En este escenario, el proveedor diferencia dos tipos de organizaciones: los líderes, que confían en su capacidad de responder ante los cambios; y los rezagados, que deben mejorar la velocidad y la respuesta de su equipo a los cambios. 

De acuerdo con el informe, las empresas líderes invierten más tiempo y dinero en enfoques que se centran en acercarse y conocer mejor a los clientes y su experiencia, lo que incluye adoptar una forma de pensar basada en el diseño y los “sprints de diseño”. Además, muestran el doble de probabilidades de invertir en operaciones de desarrollo, contenedores, microservicios, plataformas de low-code y nuevos lenguajes o marcos de programación. Por su parte, los rezagados muestran interés en las metodologías ágiles y su inversión en automatización de procesos robóticos (RPA) se acerca a la de los líderes, pero las brechas en otras dimensiones del negocio crean una brecha significativa en cuanto al rendimiento. Básicamente, las diferencias entre líderes y rezagados se pueden clasificar en tres dimensiones:Innovación, velocidad y talento en el desarrollo y entrega de aplicaciones..

Si atendemos a la primera de las dimensiones, la diferencia entre una empresa líder y el resto está en la cantidad de tiempo que dedican a construir aplicaciones nuevas en lugar de mantener o reemplazar las antiguas. Así, los procesos de mantenimiento del software existente y heredado requieren concentración y habilidades, y gran parte del presupuesto de TI que, de otra manera, podría invertirse en innovación y en la construcción de nuevas aplicaciones. En definitiva, las empresas que forman parte del grupo de los líderes tienen métodos, herramientas y arquitectura moderna que contribuyen a gestionar los cambios y las actualizaciones con rapidez. Pueden fácilmente hacer avances en sus atrasos y desarrollar nuevas aplicaciones.

 

 

En la segunda dimensión, según el informe, la velocidad de entrega de las aplicaciones en las empresas líderes es algo más rápida o mucho más rápida que hace un año. Y es que, el esfuerzo que ponen en buscar nuevas herramientas y metodologías para mejorar la velocidad les permite ser más eficaces en sus inversiones. Por su parte, los rezagados pasan mucho tiempo manteniendo el software y carecen de herramientas, habilidades y procesos, por lo que les resulta más difícil acelerar la producción y entrega. La deuda técnica es una carga que afecta a la innovación: una vez que uno empieza a quedarse atrás, es difícil ponerse al día a menos que se cambie la situación vigente. 

Por último, tanto los rezagados como los líderes se ven afectados por la escasez de habilidades y la falta de talento que impiden la rápida adopción de las modernas arquitecturas de TI necesarias para lograr una mayor agilidad. Sin embargo, un 21% más de los rezagados destaca que la contratación de “desarrolladores full-stack” (software orientado al cliente) es difícil o muy difícil, mientras que los líderes tienen menos dificultades para contratar a desarrolladores full stack debido a los enfoques y a las herramientas que utilizan, así como a la calidad del trabajo que consiguen realizar. 

La velocidad es clave

En esta nueva era, donde la transformación hacia lo digital y hacia la nube son prioridades absolutas, es fundamental que las organizaciones se centren en las necesidades de los clientes y ofrezcan al IT un camino fácil y rápido hacia la innovación. De esta forma, podrán abordar las dificultades que entrañan los cambios. Un pequeño porcentaje ya lo ha hecho, y sigue esforzándose por ser más rápido y mejor. Otros tienen trabajo por delante, pero cuentan con las herramientas necesarias para ser capaces de avanzar. Lo que sí es evidente, según OutSystems, es que, para entrar a formar parte de las empresas líderes, es fundamental centrarse más en la entrega de valor a la empresa y a sus clientes. Y, sobre todo, tener más presente que nunca aquella frase relacionada con la teoría de la evolución de Darwin que nos recuerda que “no son los más fuertes ni los más inteligentes los que logran sobrevivir. Son aquellos quienes mejor se adaptan a los cambios del entorno”. 


 

Contenido elaborado en colaboración con OutSystems

 



Revista Digital

Contenidos Destacados

Revista Digital abril

Portada CW 1387 Tendencias

Webinar

Cloudscape 2021 OK Webinars
Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Accelerate Digital Now

Be Data Ready

evento innovación

Modern Data Experience

Partnerzones IDG
Especiales IDG:
Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Ya disponible en IDG Research: