Reportaje
Redes Sociales
Tendencias
Empresa

La revolución de las redes sociales conquista el sector ‘business’

La propia evolución de las redes sociales ha logrado perfilarlas como una de las herramientas indiscutibles en el ámbito de la empresa, como fuente de información, de análisis o de creatividad. Esto es lo que María Lázaro nos ha contado.

redes sociales empresas

No cabe duda de que las redes sociales se han consagrado como un área fundamental del proceso de transformación digital que hoy en día atraviesan las empresas. Tener presencia en las plataformas sociales hace tiempo que no es solo cuestión de tendencias, sino que son mucho más que eso, se trata de un elemento estratégico empresarial en el nuevo contexto de economía digital que impera. Una revolución que no entiende de sectores, tamaños o geografía: todas las empresas las necesitan. Y es que las redes sociales han logrado conquistar el sector business gracias a su importante retorno de inversión y sus infinitas aplicaciones prácticas. Desciframos, de la mano de María Lázaro, directora de Desarrollo y Marketing de Adigital, las principales claves que envuelven el ecosistema de las redes sociales, desde su metamorfosis e imparable crecimiento hasta la toma de la empresa.

 

Evolución del negocio de las redes sociales

El número de usuarios mundiales de redes sociales no ha dejado de crecer de manera sostenida entre los últimos años. Las cifras no mienten: entre 2021 y 2022 experimentó un impulso del 10,1% hasta sumar 4.623 millones de usuarios, el 58,4% de la población mundial. Así lo recoge el Informe Digital 2022 elaborado de manera conjunta con Hootsuite. El modelo de negocio, explica Lázaro, “sigue basado en el mismo concepto principal original, es decir, el tratamiento de los datos personales de los usuarios para ofrecer publicidad como principal fuente de ingreso y facturación de las plataformas de redes sociales”. Sin embargo, incide, “el contexto ha evolucionado”. A modo de ejemplo y a pesar de que “parezca una obviedad”, señala que “las primeras grandes plataformas de redes sociales surgieron primero con versión web como LinkedIn en 2003 y Facebook en 2004 y solo después desarrollaron la aplicación móvil”. La segunda generación marcada por el nacimiento de WhatsApp en 2009 e Instagram en 2010, dice, “nacieron como app móvil y solo después desarrollaron su aplicación web”. En este contexto evolutivo, Lázaro pone el acento en que son los dispositivos móviles quienes “han impulsado el uso y la expansión de las redes sociales”.

En este eje cronológico, la directora de Desarrollo y Marketing se detiene en el inicio del proceso regulatorio que comenzó “en los últimos años”. Y es que las autoridades han tomado cartas en el asunto con la Digital Market Act y la Digital Service Act como principales referencias normativas en el ámbito de la Unión Europea en materia de redes. Por otra parte, señala, “también está evolucionando el modelo de financiación”. Poco a poco se ve como las redes sociales están introduciendo paulatinamente suscripciones de pago. “Si bien algunas plataformas como LinkedIn, Spotify o YouTube cuentan ya desde hace tiempo con servicios premium, este modelo de pago está comenzando a extenderse”. Además, el impacto de las redes no conoce fronteras, y es que se han convertido en fuente de información de todo tipo, un proceso acelerado a partir de los confinamientos por la pandemia. “Las redes son ya la principal vía de acceso a las noticias digitales, sobre todo entre los más jóvenes”, dice Lázaro apoyada sobre el Informe Digital News Report 2022 de Reuters. Además, su factor de entretenimiento las ha llevado a competir cara a cara en índices de audiencia con los canales de televisión tradicionales. Sin embargo, como parte de su actual evolución, “queda por ver cómo afectará el desarrollo de los metaversos a las redes sociales, siendo uno de sus principales impulsores Meta, la matriz de Facebook, Instagram y WthatsApp”.

 

Consolidación en el ámbito de la empresa

Las redes sociales han logrado copar sectores de naturaleza diversa; sin embargo, su consolidación en el mundo de la empresa, merece un párrafo aparte. “Las redes forman parte ineludible de la estrategia de marketing digital de las empresas, aunque esta estrategia no puede ni debe pivotarse únicamente en ellas”, confiesa Lázaro. Según datos de Eurostat, en 2021 el 59% de las compañías europeas utilizaba social media, frente al 37% de 2015, lo que representa un incremento de 22 puntos. No obstante, hay variaciones significativas por país: en Rumanía apenas el 36% de las compañías declara usar las redes sociales, mientras que en Malta el porcentaje se eleva al 84%; en España la cifra es del 60%.También hay diferencias significativas en función del tamaño de la empresa, ya que las más grandes hacen un uso más intensivo que las pymes. Según Eurostat, el 81% de las compañías de más de 250 empleados utilizan redes sociales (y varias redes sociales), frente al 53% de los negocios de entre 10 y 49 empleados. 

 

Aplicación práctica en el negocio

Para las empresas, relata Lázaro, las redes son “un canal de  construcción de marca y reputación, comunicación, captación y fidelización de clientes mediante la creación de comunidades”. No obstante, cobra también especial importancia su utilización como “canal de atención al cliente de forma inmediata, como plataformas en las que ejercer escucha activa para recabar feedback sobre la marca y monitorizar su reputación, además de una herramienta de análisis de la competencia”. Asimismo, asegura, “las redes sociales se utilizan como un canal de venta”. Algo que confirma el estudio Uso de redes sociales en España 2022 de IAB Spain al señalar que un 48% de las organizaciones usa estas plataformas para vender. En paralelo, cuando se les pregunta a los usuarios españoles para qué utilizan las redes sociales, el 45% declara que busca en ellas información antes de realizar una compra.

En lo que a tendencias respecta y la forma que las empresas tienen de emplearlas destaca el uso de la inteligencia artificial y la realidad aumentada, “en filtros como los de TikTok, Instagram o Snapchat y también en formatos de anuncios”. Se está reformulando, asimismo, la relación publicitaria entre las marcas y los influyentes a raíz de las nuevas normativas, como las derivadas de la traslación de la Directiva Ómnibus. En cuanto a formatos de contenido, Lázaro lo tiene claro: “Cobran especial relevancia el vídeo y los contenidos efímeros, se prima la experiencia a pantalla completa en el móvil y se están impulsando también los contenidos de audio en podcasts o formatos como Twitter Spaces”.

 

Sea como fuere lo cierto es que la transformación de las redes sociales en los últimos años ha tenido un impacto notable en todas las esferas, con especial relevancia en el ámbito de la empresa. Sin embargo, las últimas disrupciones tecnológicas amenazan con echar el freno a unas cifras que hasta ahora parecían imparables. ¿Qué crees que ocurrirá con la llegada del metaverso, la consolidación de la industria 4.0 o la Web 3? 



TE PUEDE INTERESAR...

Especial Sanidad

Be Data Ready

Communications Platform for Business

transformación digital Tendencias

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research