Tecnología | Noticias | 15 JUL 2019

Hacia una protección eficaz de las cargas de trabajo modernas

Las empresas abogan por entornos distribuidos, aplicaciones en contenedor y SaaS como palanca de innovación. Urge proteger de forma adecuada estos escenarios. La falta de copias de seguridad y de recuperación de datos empresariales, los errores humanos y el 'malware' acarrean pérdida de datos, productividad e ingresos.
seguridad candado
Redacción

En el mercado está en aumento el uso de cargas de trabajo modernas, con el auge de las bases de datos distribuidas NoSQL y los sistemas archivos distribuidos Hadoop, las aplicaciones en contenedor basadas en Kubernetes y las aplicaciones de software como servicio (SaaS) como Office 365. Los datos de las principales firmas de análisis corroboran esta tendencia: el 96% de las organizaciones afirma que utilizará NoSQL en los próximos 12 meses, según Enterprise Strategy Group; el 58% de los desarrolladores afirman que sus empresas emplean actualmente contenedores o quieren usarlos en los próximos 12 meses, afirman desde Forrester; el 71% de más de 200 directivos con poder de decisión reconocen utilizar ya Kubernetes para gestionar su infraestructura de contenedores, dice el equipo de 451 Research; y el 90% de las aplicaciones albergarán arquitecturas de microservicios en 2022, según IDC. 

Esta realidad impone, no obstante, nuevos desafíos a las empresas y organizaciones públicas en materia de protección de datos, cuyos responsables de TI albergan la idea –errónea– de que las bases de datos distribuidas, los contenedores o los datos de las aplicaciones SaaS no necesitan protección. Como recuerda César Cidraque, máximo responsable en España de Cohesity, compañía centrada en la protección, almacenamiento y gestión de datos, “parece que no es necesario proteger un entorno distribuido justo porque los datos que tiene están dispersos; también se cree que dado que los datos que se ubican en los contenedores son efímeros no es preciso protegerlos; y, por último, en lo que respecta a los entornos cloud, los usuarios consideran que las aplicaciones SaaS (y los datos que albergan) están protegidos por los proveedores que dan el servicio. Las empresas y organizaciones no son conscientes de que es preciso proteger también estas cargas de trabajo. Hay un cierto nivel de desconocimiento al respecto”. Unas malas prácticas que, añade el experto, pueden impactar en el negocio (debido a la pérdida de datos), reputación y dinero a las organizaciones.

 

Puede leer el artículo completo aquí

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios