| Artículos | 07 MAY 2004

"El sector se reactivará cuando se mantenga una política no intervencionista"

Tags: Actualidad
Jesús Banegas, presidente de AETIC
Ana Segura.
El alumbramiento de la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de España (AETIC), fruto de la fusión de ANIEL y Sedisi, no es más que otro síntoma de la concentración a la que tiende el sector. Con una representatividad del 40% del esfuerzo privado nacional en I+D y agrupando a 1.000 empresas cuyo volumen de actividad asciende a un valor superior a los 65.000 millones de euros, se ha constituido en la voz del sector.

Nadie duda de la representatividad de AETIC pero sí de su fuerza, porque aunque ANIEL y Sedisi fueron asociaciones decanas, consiguieron pocos resultados. ¿Cómo se presenta esta nueva etapa?
- Mirando hacia atrás, estamos bastante satisfechos de los logros. Actualmente, España es líder en telefonía móvil en parte gracias a nuestra intervención, pues en el momento de la liberalización conseguimos que la adjudicación se realizara en base al compromiso industrial demostrado, que no era otro que nuestro discurso. Si no hubiera habido compromiso en materia de inversión, despliegue de redes, calidad del servicio, precios, utilización masiva de recursos nacionales en el suministro e instalación de tecnologías, las cosas hubieran sido de otra manera. El hecho de que los últimos gobiernos hayan hablado y mucho de la SI o se hayan comprometido en planes y programas no es fruto de la casualidad, sino del empuje de un sector que quería que las cosas fueran de otra manera en España. Una parte de la liberalización de las telecomunicaciones se ha resuelto mal, porque se han pretendido dos cosas incompatibles, multiplicidad de agentes en el mercado y una bajada de precios.

Pero en definitiva, ese es el resultado de la liberalización: mayores opciones para el consumidor
- El fin de la liberalización debe ser la competencia, si se abre el mercado y a continuación se bajan los precios, el resultado es que se acaba eliminado a determinados agentes. El sector se reactivará cuando se mantenga una política no intervencionista.

Con la creación de AETIC surge la patronal del sector. ¿Qué ocurre con otro tipo de asociaciones, como Asimelec?, ¿en qué posición se quedan?
- Nuestra misión es ser eficaces y responder a los intereses de nuestros asociados de una forma representativa, seria y vertebrada. Tanto ANIEL como Sedisi son asociaciones de una larga trayectoria. No tengo comentarios para otras asociaciones que han nacido a nuestra sombra.

¿Qué cree que lleva a los siete mayores fabricantes españoles de ordenadores, a crear bajo ATEL (Agrupación de Tecnologías Locales) una representación de los intereses locales?
- En la nueva asociación cada empresa es un voto y el debate es abierto y democrático, por lo que no se puede decir que no se refleja la opinión de los representados, incluso algunos de estos fabricantes pertenecen a AETIC. España no tiene mucha sociedad civil, pero, al margen de esta cuestión, cada cual puede agruparse bajo los criterios que considere.

Llevamos años sufriendo el retraso de España en materia tecnológica, con respecto tanto a EE.UU. como a Europa. ¿Cuándo eliminaremos esas distancias y en qué posición estamos actualmente?
- Depende de los factores que se analicen. Dividiendo el sector en dos aspectos, consumo e inversión, podríamos decir que todo lo relacionado con electrónica de consumo marcha bien, crece por encima de la economía. También crece el consumo individual y el colectivo de servicio de telecomunicaciones o outsourcing. Sin embargo, estamos en crisis en lo relativo a inversiones tanto de equipamiento de telecomunicaciones como de informática.

Sin duda la inversión es clave para la reactivación del sector, ¿de qué forma puede incentivarse?
- La primera medida es liberalizar los precios del sector de las telecomunicaciones, salvo la interconexión, que necesita mediación del Estado. Conllevará a que los operadores ofrezcan los servicios y precios oportunos, y es que, el sector se reactivará cuando se mantenga una política no intervencionista de precios. Las telcos han cumplido su misión de bajar la inflación de la economía española, ahora deberían fijarse en otros sectores. También puede dinamizarse si se amplía la inversión pública, ya que en este sector la mayor parte de la inversión es privada, se podrían mejorar las prestaciones del servicio público, señalar el camino a las empresas y al resto de sociedad sobre la dirección correcta para salvar la situación actual en la que nos encontramos y en la que España está infraequipada.

Volviendo a la pregunta anterior, ¿cuál es el estado actual del sector?
- Dispar. En telefonía móvil somos líderes, mientras en red fija estamos a la cola, aunque somos el país con más usuarios de ADSL. Hacemos el mayor número de declaraciones por Internet del mundo, sin embargo estamos en pañales en otro tipo de servicios públicos. El número de PCs en las escuelas está por encima de la media europea, pero vamos a la cola en utilización. Estamos en primera división pero en la parte baja de la tabla, hay que intentar que la pyme utilice más intensa y extensamente las TI y que las Administraciones Públicas activen más servicios públicos. Tenemos muchas cosas que hacer y para lograrlo hay que tener un liderazgo importante a nivel político.

¿Qué opinión le merece la voluntad política del nuevo gobierno? Zapatero ya ha anunciado, entre otras medidas, un incremento del 25% en los planes de I+D+i.
- Su discurso está en línea con la productividad y el desarrollo de la Sociedad de la Información aunque de momento no tenemos elementos de juicio.

Con respecto a la supresión de Ciencia y Tecnología, ¿considera que una cuestión tan crítica como el desarrollo de la SI puede segmentarse en varias sedes con distintos titulares?
- Demandamos un interlocutor válido capaz de ejecutar los acuerdos alcanzados. Por el momento, no están claras las competencias y desconocemos el reparto de papeles. Me preocuparía que la tecnología no quede dentro de Industria para que al final decidieran Economía y Hacienda, o que careciese del liderazgo necesario.

¿Han mantenido alguna reunión con el nuevo ejecutivo? Y, ¿cuáles han sido sus principales reivindicaciones?
- Aún no, pero estamos a la espera de mantener un primer contacto. Cuando éste se produzca le trasladaremos la radiografía del sector y lo qué habría que hacer. Estoy seguro de que en algo coincidiremos porque lo que es bueno para nosotros lo es para el Gobierno.

¿Cómo se resuelve la escasez de capital tecnológico que apuntaba?
- Con un crecimiento económico a largo plazo basado en la productividad, con fábricas modernas capaces de producir economía intangible. España debe convertirse en centro de competencia de empresas más allá de mano de obra y producción. Este es un sector donde todo cambia rápidamente, un esfuerzo sostenido permitiría dar un giro copernicano. Además de dar un impulso a la productividad habrá que hacer un esfuerzo en formación, en innovación y en el marco de unas relaciones laborales más flexibles.

Plantea el outsourcing como una buena alternativa, ¿no?
- Así es. Qué más da dónde se fabriquen los productos,

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios