Comunicaciones

La Comisión Europea pone en marcha el eLearning Plan

Con el apoyo de Cisco Systems y empresas del sector de las TI

Fruto de la Cumbre del eLearning celebrada los pasados días 10 y 11 de mayo en Bruselas, la Comisión Europea ha decidido invertir alrededor de 1.000 millones de euros para desarrollar y extender el eLearning en Europa. Una iniciativa que cuenta con el compromiso de Cisco Systems y de más de 200 representantes de los gobiernos europeos, de la educación y del sector de las Tecnologías de la Información.

La declaración abarcó cinco áreas principales del eLearning, en cada una de las cuales una empresa líder del sector de las Tecnologías de la Información expuso su tésis ante la Comisión Europea. Las cinco áreas en cuestión son: desarrollo de aptitudes (Cisco Systems); acceso y conectividad (Nokia); transformación del actual modelo de enseñanza (IBM); alfabetismo digital (SmartForce), y desarrollo de contenidos educativos (SanomaWSOY).
Las numerosas empresas del sector de las Tecnologías de la Información que junto a Cisco Systems tomaron parte en la Cumbre del eLearning, coincidieron en subrayar la gran necesidad de llevar a cabo acciones que estimulen el desarrollo de la enseñanza digital en toda la Unión Europea. Para ello Cisco Systems se ha puesto manos a la obra elaborando el Networking Academy Program, un extenso programa de estudios sobre el Networking que se realiza en colaboración con diversas universidades y centros de formación de toda Europa y de otros continentes.
Así, en España -segundo país europeo por número de instituciones académicas y de formación- hay 147 universidades, centros de formación profesional y de formación ocupacional en el que se imparten los programas del Networking Academy de Cisco Systems.
Cisco apoya la propuesta de la Comisión para realizar una inversión de 1.000 millones de Euros (alrededor de 168.388 millones de pesetas) orientada a conseguir que la Unión Europea pueda potenciar al máximo sus capacidades para liderar el desarrollo de la llamada Nueva Economía.
Esta iniciativa queda reflejada en el eLearning Action Plan, un documento que ha sido elaborado por la Comisión junto a Cisco Systems y otras empresas especializadas en Tecnologías de la Información.
Por su parte, la declaración final del eLearning Summit de Bruselas, incluye diez recomendaciones básicas, que han sido redactadas por más de 300 delegados de gobiernos, de empresas de las nuevas tecnologías y de centros de educación. La Cumbre también deja constancia de la necesidad que hay de ir más allá de la colaboración entre el sector público y privado, estableciendo una relación permanente como socios entre ambos sectores, con un compromiso a largo plazo y compartiendo riesgos e inversiones.
De esta manera, la recomendación número uno de la declaración final de la Cumbre eLearning trata sobre la necesidad de conectar a todo y a todos desde cualquier lugar para acabar con las barreras de acceso a la Red que existen actualmente en Europa. Por su parte, la segunda recomendación pretende que nuestro continente adopte y participe en el desarrollo de estándares abiertos de eLearning, ya que la adopción de estándares internacionales, junto a la innovación tecnológica y la libre competencia del mercado, ofrecerán soluciones a un precio atractivo que permitirán una mayor participación en la formación on-line. La recomendación tercera se centra en el desarrollo del contenido pedagógico de la formación digital, del eContent y de dispositivos e interfaces fáciles de utilizar. La cuarta recomendación que se desprende de esta declaración es la necesidad de crear las condiciones óptimas para el desarrollo de un mercado de contenido eLearning, para ello los presupuestos destinados a la formación on-line deberán permitir a las instituciones realizar importantes avances en contenidos digitales, que deben ser considerados elementos esenciales en el desarrollo efectivo de aprendizaje, por lo que el presupuesto que las instituciones le destinen debe ser aceptable. Asimismo, el quinto punto se refiere a la necesidad de incrementar la inversión en la continua formación de los educadores, con el objetivo de transformar el actual modelo de enseñanza para redefinir el papel de éstos.
La sexta recomendación destaca la necesidad de acabar con la falta de profesionales de TIC en Europa. Además, considera esencial que se trabaje de manera conjunta para eliminar el hueco existente y prevenir la aparición de nuevos problemas.
Conseguir que siempre haya información actualizada sobre los foros, programas de prácticas en toda Europa y desarrollos de la educación digital que se realicen, así como la particular atención que requiere el desarrollo del eLearning multilingüe para animar a que haya más colaboraciones entre los diferentes países, son los puntos más destacables de la séptima recomendación.
La octava recomendación pone de manifiesto la importancia de efectuar inversiones que hagan efectivo el despegue de la formación digital, mientras que el noveno punto se refiere a la necesidad de formar a más profesionales de TIC. Por último, la décima recomendación quiere potenciar las asociaciones entre el sector público y privado.
Por otro lado, no hay que olvidar que pese a haberse realizado una inversión sustancial para apoyar la implantación de la infraestructura eLearning en toda Europa, los gobiernos de los diferentes países reconocen que muchas instituciones aún no están preparadas para obtener el nivel requerido en un periodo de tiempo relativamente corto. Para resolver esta situación, la Comisión Europea está llevando a cabo ambiciosos proyectos para impulsar su eLearning Action Plan entre los países de la Unión Europea, y coordinar y apoyar los esfuerzos realizados entre el sector público y privado en un plano europeo. El plan de la Comisión está también orientado al diálogo entre el sector público y privado y las instituciones educativas para preparar el terreno para una sustancial cooperación europea. Además, se ha identificado una particular necesidad de consolidar y dirigir las existentes colaboraciones del sector privado hacia asociaciones entre el sector público y privado, basado en acuerdo duraderos para compartir los riesgos y realizar inversiones por ambas partes. Esto aportará grandes beneficios a las partes implicadas en las asociaciones, aunque la participación del sector privado en la educación estimula el intercambio de experiencia y transfiere conocimientos, es básico que se convierta en algo más estratégico centrado en asociaciones que fomenten un cambio. Los emergentes modelos de asociaciones públicas y privadas también fomentarán las inversiones y la creación de nuevos modelos que permitan dar una solución a la falta de capital existente.

Contenido Patrocinado

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: