| Artículos | 09 ENE 2004

Los servicios web y su implicación para el e-business bajo demanda

Juan C. López.
En un mercado tan competitivo como el actual, las compañías que quieren seguir siendo un punto de referencia están invirtiendo en la Red para eliminar costes, mejorar la productividad de los empleados y colaborar más estrechamente con sus clientes, proveedores y socios. La tarea de aunar sistemas de distintas tecnologías y procesos de negocio para que trabajen conjuntamente se ha simplificado gracias a los servicios web. Esta tecnología permite a las empresas compartir la información que tienen almacenada en sus aplicaciones informáticas con otras de la compañía o con aplicaciones de sus clientes, proveedores y socios. Al conectar estos elementos a través de la Red, las compañías pueden ser más eficientes y reducir, al mismo tiempo, los costes de gestión.
Cuando las empresas empezaron a adoptar los servicios web hace unos años, se centraron en el acceso: presentar información, implantar el comercio electrónico, etc. Estos servicios han evolucionado y ayudan a las empresas que se enfrentan al reto de integrar sistemas derivados de inversiones efectuadas en el pasado. Existen numerosos procesos que hacen que un negocio pueda funcionar. Los datos de clientes se almacenan en bases de datos; las aplicaciones de contabilidad se encargan de la facturación y las compras; y a menudo son necesarias las llamadas telefónicas y los faxes para gestionar las relaciones con los socios de negocio o con distintas divisiones de las grandes organizaciones. Es esta larga lista de funciones la que causa quebraderos de cabeza a los departamentos de TI. Los técnicos pueden llegar a dedicar tanto tiempo a conseguir que la infraestructura de comunicaciones de una empresa funcione, que luego carecen de los recursos y el tiempo necesario para atender la infraestructura que hace que los negocios operen más eficientemente, ofrezcan un mayor valor a los clientes o se diferencien más claramente de sus competidores. Otro problema es que la mayoría de los departamentos disponen de sistemas dedicados exclusivamente a ciertas actividades y cuando las compañías intentan solucionar los problemas de integración, a menudo cometen el error de agrupar diferentes sistemas de TI adquiridos. Esto tiene como resultado una arquitectura difícil de administrar, ineficiente y cara. El objetivo de los servicios web es contribuir a que esos procesos que dieron lugar a la creación de tales sistemas verticales atendiendo a su función se puedan conectar online para aumentar la automatización del negocio. Aunque la creación de esta infraestructura integrada bajo demanda sea todavía un gran desafío, es también una gran oportunidad. Por ejemplo, con un sistema on demand bajo este entorno operativo, un banco puede comprobar inmediatamente la información necesaria para aprobar un préstamo; una compañía farmacéutica puede acceder a información integrada sobre pacientes en tiempo real; un comercio puede recoger información acerca del comportamiento de compra de los clientes y enviársela a sus proveedores para ayudarles a tomar decisiones más inteligentes sobre la reposición de mercancías. Y todo ello sin llamadas telefónicas o fax, o correo electrónico en el proceso. Si pensamos en las consecuencias de adoptar estas infraestructuras desde una perspectiva de eficiencia operativa, es posible, por ejemplo, reducir sensiblemente la labor de gestión de inventario. Si se comete un error, sus consecuencias se comprenden de inmediato y eso ayuda a no repetirlo, lo que contribuye a proporcionar un margen mayor, una rentabilidad más alta y un negocio bajo demanda más eficiente.
Asimismo, esta nueva forma de gestionar un negocio aporta a las compañías la ventaja de poder aislarse de los efectos producidos por los cambios tecnológicos. Gracias a los servicios web una compañía puede decidir actualizar sus equipos o adoptar nuevas tecnologías sin impacto significativo en el modo en que lleva su negocio. Una vez que las empresas sepan apreciar el valor de los servicios web, verán su negocio como un conjunto de procesos que utiliza esta tecnología para conectar las actividades y operaciones que se derivan de dichos procesos. Ese es el verdadero valor del e-business bajo demanda.

Juan Carlos López, responsable del software WebSphere de IBM para España y Portugal



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios