| Noticias | 16 ENE 2017

¿Será el 2017 el año en que se consoliden los estándares de IoT?

Algunos están empezando a unirse pero parece que las batallas continuarán durante unos cuantos años más.
IoT
Redacción

Hace dos años, algunos analistas de la industria sugirieron cautelosamente que una amplia gama de IoT se fusionaría en sólo unos cuantos a principios de 2017. Aun así dicen que todavía hay demasiadas opciones a llevar a cabo para que IoT sea simple y fácil, tanto para los desarrolladores como para los consumidores. Eso probablemente seguirá siendo cierto en 12 meses a partir de ahora y tal vez por dos o tres años más.

"No creo que hayamos llegado al punto en el que la consolidación haya facilitado mucho la vida de los proveedores de soluciones y de los desarrolladores de aplicaciones", dijo el analista de Machina Research, Andy Castonguay. "Aún tiene una tremenda variedad de opciones".

Según Avi Greengart de Current Analysis, esto ha mantenido fragmentadas las decisiones de los consumidores. La mayoría de los compradores no comprarán equipo de IoT hasta que vean un valor claro y una facilidad de instalación. “Cada uno de los principales proveedores de computación están compitiendo en este espacio y todavía no ha habido una consolidación en torno a los ganadores”, explica Greengart. “El mercado está hecho un lío en estos momentos”.

¿Por qué es tan difícil llegar a un acuerdo sobre estos standards? “Son grandes compañías y se mueven lentamente”. Esa es la respuesta de Mike Krell de Moor Insights and Startegy. Y es que los standards tienden a plantear problemas de propiedad intelectual que traen abogados al escenario. “Que haya grandes proveedores –tales como Microsoft, Samsung y Cisco- que pertenezcan a OCF, no significa que todos ellos vayan a adoptar los estándares de la organización en todos sus productos”, dice Krell.

Hay aún más trabajo por hacer

Pero no se trata solo de los avances tecnológicos que lleven a cabo las empresas, existen otros obstáculos en la adopción masiva de IoT en casa: la seguridad. Se trata de una de las mayores preocupaciones de los consumidores. Castonguay de Machina explica que aún se está esperando a que el merado desarrolle un enfoque que permita una seguridad de extremo a extremo, consistentemente actualizado y auditado.

Luego existe otra cuestión sobre cómo los consumidores elegirán comprar productos IoT. “Los operadores y las compañías de cable pueden convertirse en el principal canal de ventas”, asume Krell. “Pero aún es demasiado pronto para decirlo”.

Sea cuando sea que el Internet de las Cosas sea de adopción masiva, será gracias a una o dos tecnologías –abiertas o no- que de alguna manera capturarán a los usuarios. “A veces la ubicuidad es la parte más importante de un estándar”, expresa Greengart. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios