Cloud | Artículos | 03 JUN 2013

La nube avanza en la empresa pese al ruido y la confusión

Más que una nueva tecnología, cloud computing es un nuevo esquema de entrega y consumo de las TIC que ya empieza a vencer las reticencias de las empresas a su adopción.
mesa redonda cloud
F.S.

Como una de las tendencias clave del sector TIC, la nube está imponiendo nuevas maneras de invertir en tecnología que añaden altos niveles de flexibilidad y escalabilidad, y que permiten optimizar las inversiones y los recursos, aportando una gran agilidad a la hora de afrontar el crecimiento. Para conocer el estado actual de cloud computing Computerworld ha organizado una mesa redonda dentro del marco de su XIX Conferencia Internacional, que se celebrará en Marbella del 17 al 19 de junio.

 

Moderada por Fernando Muñoz, subdirector de Eventos de IDG, en la mesa redonda participaron representantes de Gigas, Hewlett-Packard (HP), Micro Focus y T-Systems Iberia, que se acercaron a la realidad de cloud en nuestro país desde sus diferentes perspectivas.

 

Eliminando barreras
“La presencia de T-Systems en cloud parte de 2004 como un cambio natural en nuestro negocio, siempre con el foco en la nube privada”, explica Jorge González, sales consultant cloud de la compañía. “Y en nuestra apuesta por cloud nos hemos encontrado con que, pese a que se van eliminando barreras culturales ante cloud computing y primando las decisiones desde el punto de vista estricto del negocio, sigue habiendo en España diferencias importantes con el resto de Europa. No hay problema en recurrir a la ayuda externa, pero se sigue optando por mantener las competencias centrales sobre su desarrollo, y hoy por hoy esto ya no tiene sentido”.


Micro Focus, por su parte, afronta cloud computing como un nuevo modelo de negocio que permite a las empresas ganar en ubicuidad, escalabilidad y flexibilidad pero sin renunciar a lo mejor del mundo legacy. Según Ricardo Montes, su director de marketing, “la realidad es que lo que haya detrás de la interfaz poco importa a usuarios y consumidores. Para eso estamos las empresas de TI, para hacer posible, no sin esfuerzo, que todo funcione: desde la conectividad y acceso al almacenamiento, desde los servidores a las aplicaciones, y que todo opere de manera armónica y sin conflictos. Llevar a cloud las aplicaciones de negocio críticas de una empresa no es un trabajo fácil -y menos si estas tienen años de actividad- sin quebrar su seguridad y añadiendo funcionalidades, pero es posible y se hace todos los días con éxito. Una tarea en la que Micro Focus es un actor destacado migrando aplicaciones desde el mainframe a otras plataformas más actuales o facilitando el acceso Web a aquéllas, realizando todas la pruebas necesarias que garanticen su seguridad, la funcionalidad y facilidad de uso que exigen los usuarios”
 

Aunque Julián Rodríguez, responsable de Preventa del Área Cloud de HP, reconoce que a los fabricantes de hardware les ha costado  entrar en el nuevo modelo, aunque la apuesta por la nube a día de hoy es total e irrenunciable. “Cloud es una tendencia a la que llegamos tarde pero también por la que apostamos con fuerza abrazando todas las facetas de los proyectos y aportando además herramientas de gestión y de gobierno. Estamos quemando etapas a toda velocidad con una visión agnóstica, diseñando servicios para cloud privadas, híbridas y públicas con una verdadera visión  global”.
 

Como empresa joven concebida expresamente para ofrecer cloud hosting, Gigas ocupa, según su director comercial, Guillermo Arana, un hueco que claramente existía en España en el mercado de Infraestructura como Servicio (IaaS), con foco en la especialización y el soporte al cliente. “Proporcionamos cloud público con una dimensión privada, pero sin necesidad de contar con infraestructuras dedicadas, aprovechando el cambio creciente hacia este modelo que se está produciendo en nuestro país. En esta apuesta estamos consiguiendo una gran cuota de mercado hasta el punto  de que se empieza a conocernos como el Amazon del mercado español”.

 

La crisis como factor dinamizador
Sobre la madurez del mercado cloud en España todos los intervinientes coincidieron en destacar los avances que se están consiguiendo, si bien todavía nos encontramos lejos de una perfecta madurez. En esta evolución hacia la consolidación del nuevo modelo en nuestro país, de acuerdo con Jorge González, de T-Systems, la actual crisis económica y financiera está sirviendo de factor dinamizador. “En general el cliente entiende bien el mensaje. Todavía quedan ciertas resistencias, pero la crisis económica está rompiendo las barreras de adopción ante la necesidad acuciante, tanto en la empresa pública como en la privada, de recortar costes, generar ahorros y salvar las dificultades de financiación. Claramente la presión económica –pese a la gran confusión que la industria y los medios han generado en este mercado- están agilizando la adopción de cloud”.
 

Para Julián Rodríguez, de HP, la falta de madurez del mercado cloud en España se refleja en la gran cantidad de clientes que  todavía no tienen claros los mensajes que sobre la nube se han lanzado en los últimos años. “Incluso cuando son conscientes de su necesidad y de que deben evolucionar hacia cloud, no saben cómo. Ni siquiera tienen  claro el catálogo de servicios que quieren proporcionar bajo el nuevo modelo, a quién y cómo cobrarlo. Y estas son premisas esenciales. En este tipo de proyectos, el responsable TI debe actuar como un bróker, moverse entre las ofertas y las demandas, y tirar de las riendas porque si no se va a encontrar con una realidad paralela que se irá imponiendo sin su control y que acabará desbordándolo”.
 

De la misma opinión, Guillermo Arana, de Gigas, considera que el escaso conocimiento que todavía muestran muchos responsables TI sobre cloud computing obedece al enorme ruido y confusión que el modelo ha generado en los últimos tiempos. “Al final nos encontramos con un mercado que por razones de marketing ha aplicado el calificativo de cloud a muchas cosas distintas generando mucha confusión en el cliente. Por ello, tenemos que ser muy claros a la hora de lanzar el mensaje sobre la naturaleza de cloud y los beneficios que aporta a cada tipo de cliente, analizando sus necesidades específicas”.
 

Donde Ricardo Montes, de Micro Focus, considera que todavía queda mucho camino por recorrer es en la pyme, ya que hasta ahora el negocio alrededor de cloud se ha enfocado mayoritariamente a la gran cuenta. “En pocos años grandes compañías han abordado proyectos de migración muy importantes que en algunos casos han permitido conseguir ahorros de hasta el 60%, pero sigue haciendo falta proveedores que aporten el servicio, la flexibilidad y la escalabilidad  propios de la nube también a la pyme a fin de que puedan aprovechar estas ventajas para crecer más y expandir su negocio”.

 

Lejos del ‘core business’
En el proceso de adopción que cloud computing está siguiendo en nuestro país todavía se aprecia una aproximación más táctica que estratégica por parte de las empresas ante las reticencias que suelen despertar los nuevos modelos. A la espera de conocer casos de éxito de terceros sobre los que fundamentar su confianza en el modelo y asumirlo estratégicamente en sus propias organizaciones, son muchas las compañías que, como explica Jorge González, de T-Systems, adoptan cloud para determinados servicios no críticos, como parte de un proyecto mayor o como pilotos para conseguir rápidamente capacidad de proceso.
 

La excepción a esta tendencia sería, como recuerda Ricardo Montes, de Micro Focus, el de grandes compañías que ya se están decidiendo a migrar a cloud su ‘core business’, aunque para Julián Rodríguez, de HP, estos casos son más la excepción que la regla, “ya que todavía persisten muchas reticencias por motivos de seguridad, privacidad y conformidad normativa, entre otros factores, pese a que se está progresando mucho en estos aspectos”. 

 

Convergencia de plataformas
En la evolución previsible de cloud computing, el control estricto de la  privacidad y la seguridad, la estandarización de servicios que favorezca el cambio transparente de proveedor y la convergencia de plataformas impulsarán la madurez definitiva del nuevo modelo. “Vemos una tendencia clara hacia la unificación de plataformas y la aparición de una nueva generación de servicios cloud muy seguros con acuerdos de nivel de servicio (SLA), así como de aplicaciones estándar y portales online”, asegura Jorge González, de T-Systems. Un escenario que además, según Ricardo Montes, de Micro Focus, “estará dominado por las clouds híbridas donde los proveedores de servicios garanticen la escalabilidad, la flexibilidad y la movilidad con cada vez más acuerdos estratégicos entre sí y con los fabricantes”.
 

Para Julián Rodríguez, de HP, en la evolución de cloud computing cada vez se producirá una mayor confluencia con otras tendencias como Big Data y BYOD, y entre plataformas capaces de integrar múltiples servicios, así como entre proveedores gracias a los estándares: “la diferencia recaerá en el servicio”. La entrada definitiva de las pymes en cloud también marcará este nuevo mercado durante los próximos años, una vez venzan las reticencias. “Las pymes constituyen un segmento enorme en España y tendrían que estar reaccionando mucho más rápido”, asegura Guillermo Arana, de Gigas.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios