Economía digital | Artículos | 01 SEP 2000

Dreamweaver Ultradev

Creación de servicios basados en páginas dinámicas
Faustino Forcén.
Dreamweaver Ultradev es la última oferta que ha salido hasta el momento de la factoría Macromedia en el campo de la creación de servicios en Internet. Comparte con Dreamweaver bastante más que el nombre y promete facilitar la vida de muchos desarrolladores.
Hacen falta herramientas nuevas, que permitan que los programadores sean capaces de plasmar el diseño de los artistas, o que los artistas más mañosos puedan pergeñar, incluso completar, una interfaz operativa contra la típica base de datos corporativa.
Existen herramientas que facilitan el diseño y existen herramientas (pocas, muy pocas) que facilitan la programación. Y ahora está disponible Dreamweaver Ultradev, que auna los dos tipos de herramientas en un único producto.

Dreamweaver Pro
Se puede pensar en Ultradev como en una versión avanzada de Dreamweaver no sólo por el nombre. Ultradev tiene toda la funcionalidad de Dreamweaver y toda una nueva parte dedicada a la creación de sitios web con contenido activo; es decir, que acceden a datos en tiempo real, en función de las solicitudes realizadas por el usuario.
Imaginemos la típica página de venta de cualquier tipo de objeto. El usuario espera encontrarse con una pantalla donde buscar, por tipos, por precios, por distintos parámetros. Y que desde esa pantalla se vaya a otra donde sólo se muestren los objetos de nuestra tienda que cumplen con los criterios de búsqueda, y desde esta a cada una de las páginas donde poder ver los detalles de un objeto en concreto e, incluso, comprarlo.
Todo esto requiere una parte de diseño, es una típica página HTML, con más o menos añadidos (CSS, DHTML, Flash, QT, etc.) Pero necesita también un enganche con la base de datos donde estén almacenados los datos de los productos que se venden en la web. Y que las páginas estén “programadas” de manera que cuando un navegador las muestre se ejecuten las búsquedas o los accesos a la base de datos necesarios.
En este sentido, hay distintos tipos de “servidores de aplicaciones”, definición inexacta en parte, pero que describe por encima lo que hacen: un servidor de páginas web (un servidor HTTP) se limita a enviar al navegador el texto de la página que alberga para que sea interpretado y mostrado de la mejor manera posible. Un servidor de aplicaciones preprocesa las páginas, es decir, las lee buscando unos comandos determinados y ejecuta dichos comandos antes de enviarlas al navegador; estos comandos pueden indicar la ejecución de una búsqueda o pedir unos datos a una base de datos. Las páginas así creadas se conocen como páginas dinámicas, y se distinguen de las típicas páginas HTML en que llevan incluidos comandos especiales, ya sea en JavaScript, VisualBasic o en cualquier otro “dialecto” (como el CDML usado por Lasso y FileMaker Pro). Una vez interpretados los comandos correspondientes, el HTML que se genera se envía al navegador.
Después de toda esta teoría, ¿qué tiene que ver Ultradev con estas páginas dinámicas? Mientras que Dreamweaver permite crear páginas estáticas, Ultradev incluye las herramientas necesarias para intercalar en las páginas los comandos necesarios para que un servidor de aplicaciones pueda servir páginas dinámicas.
Por omisión, Ultradev permite crear páginas dinámicas para servidores ASP (Active Server Pages, el estándar de Microsoft), ColdFusion 4 o posterior (el principal competidor del ASP, de la compañía Allaire) y JSP (Java Server Pages, de Sun). Estos servidores, a su vez, pueden usar datos almacenados en bases de datos que comprenden desde FileMaker Pro hasta Oracle8i.
Teoría y práctica. El funcionamiento del programa es exactamente igual, a la hora de diseñar las páginas web, que el de Dreamweaver. El usuario puede crear páginas a partir de plantillas definidas o desde cero. En esas páginas tiene todo tipo de herramientas para añadir imágenes, vídeo en distintos formatos, archivos Flash, formularios, etc. En este sentido, Dreamweaver es uno de los mejores paquetes para el diseño de páginas web. El diseñador puede añadir comportamientos a sus páginas, que van desde un simple rollover (una imagen cambia por otra al pasar el ratón por encima) a gestiones complejas de eventos.
Dreamweaver soporta CSS (Cascading Style Sheets, Hojas de Estilo en Cascada), permite la gestión de todos los elementos del servidor, la posibilidad de crear una librería de elementos reutilizables; es decir, todas las herramientas que se pueden esperar de un editor HTML visual a nivel profesional. Hasta aquí, es terreno conocido.
Al llegar a la parte de gestión de los datos dinámicos y su integración con la página que estamos diseñando o modificando es donde llegamos a las aportaciones de Ultradev. Todo un nuevo programa, para el que hace falta, se quiera o no, saber por dónde se pisa. Cuando se llega a este punto se hace indudable que Ultradev no es para aficionados.
Ultradev es una herramienta con unos requerimientos de sistema que se escapan a los tradicionales de memoria y espacio en disco duro. Para empezar, mientras se está editando una página para incluir comandos de cualquiera de los sistemas soportados (por ejemplo, ASP, ColdFusion o JSP) hay que tener abierta una conexión con los datos que se van a utilizar, empleando el protocolo correspondiente. Y, en el caso del Macintosh, todos los protocolos se reducen a uno, JDBC. Al menos a la hora de diseñar, que es lo que nos ocupa. El propio Ultradev incluye, entre otras herramientas, un cliente JDBC capaz de conectarse

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios