Economía digital | Artículos | 01 JUL 2003

Internet rural

Cientos de iniciativas
Eva Martín y Juan F. Marcelo.
Conforme la implantación de la banda ancha se va haciendo una realidad nuestro país, cada vez son más frecuentes las declaraciones triunfalistas del ministro de turno afirmando que se ha superado una determinada cifra de conexiones a Internet de banda ancha. Estos anuncios, que son verídicos, esconden una realidad bastante oscura. La inmensa mayoría de los españoles que viven en el campo no sólo no pueden acceder a Internet, sino en muchos casos ni siquiera saben lo que es.

El Gobierno en su día instó a Telefónica a sustituir las caducas líneas TRAC (telefonía rural de acceso celular) por otras nuevas que permitieran a los habitantes de zonas rurales acceder a Internet, aunque sólo fuera a velocidades similares a las de un módem tradicional conectado a una línea telefónica básica. Telefónica ya ha convocado y resuelto sobre un concurso para adjudicar la renovación tecnológica y está trabajando intensamente para cumplir los plazos dados por el Gobierno. Sin embargo, dentro de la casa parece haber la consigna de no responder a ninguna de las preguntas que hasta ahora la prensa ha hecho sobre el tema de la sustitución de TRAC.
La opacidad y el secretismo es tal en el momento de redactar este reportaje que el propio Defensor del Pueblo ha tenido que pedir “nueva información” a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información sobre el estado de la universalización del servicio de Internet en España. Es decir, que le expliquen qué está pasando con la sustitución de las 260.000 líneas TRAC. También el Defensor del Pueblo ha pedido información sobre el resultado del concurso convocado por Telefónica para acometer la sustitución de las líneas rurales; todo esto se recoge en su informe del 2002.
Los operadores de bucle local inalámbrico Neo-Sky, Basa, Iberbanda y Broadnet han resultado adjudicatarios en el concurso para sustituir TRAC. Ha habido tira-y-afloja con el Gobierno a la hora de aprobar el plan que proponía Telefónica, una vez cerrado el concurso. El plan de sustitución de Telefónica opta por una mezcla de LMDS, GPRS, satélite y par de cobre para que la población rural española pueda disfrutar de eso que llaman servicio telefónico universal, que incluye Internet. Los trabajos de sustitución están en marcha. Mientras en casa del operador dominante se trabaja para que la población rural española pueda disfrutar de Internet antes del 31 de diciembre de 2004, hay cientos de modestas y valientes iniciativas que están haciendo todo lo posible por llevar Internet de banda ancha a ciertos rincones de España.

Nuevas tecnologías
La tecnología Wi-Fi está resultando adecuada para llevar Internet de banda ancha a las zonas rurales. Ése es el caso del Penedés, que acaba de ser dotada de infraestructura inalámbrica para facilitar el acceso a Internet desde cualquier punto de la comarca. Se trata de un proyecto conjunto de 3Com y AWAcat. “Podría haber sido un proyecto bastante difícil porque la orografía de la zona es muy complicada, pero al final no ha representado problema porque uno de nuestros socios tiene unas tierras que están ubicadas estratégicamente en un monte desde el que se ve prácticamente toda la comarca”, comenta Ángel Gallardo, Consejero delegado de AWA (Accesos Web Alternativos). De hecho, hay cobertura en zonas que no están dentro de la comarca.
No siempre esta empresa, especializada en accesos inalámbricos, lo tiene tan sencillo. Habitualmente deben realizar una fase de estudio para poder trazar las necesarias líneas de visión directa en una tecnología que por ley está limitada en su potencia. “Además hay que utilizar antenas muy especiales para lograr alcances superiores a 10 kilómetros, en línea de visión”, explica Gallardo. Esta nueva infraestructura va a poder dar servicio un total de 200 empresas, la mayoría dedicadas a la elaboración de vino y cava. También se van beneficiar muchos particulares. El proyecto se inició en el otoño del año pasado y ha supuesto la instalación de 24 dispositivos 3Com Wireless LAN Building to Building Bridge. Estos sistemas soportan distancias de transmisión de más de 24 kilómetros manteniendo velocidades constantes de 11 Mbps. “Actualmente estamos cubriendo 14 poblaciones con una estructura basada en radioenlaces desde una estación central. En la mayoría de los casos los enlaces son directos a estas poblaciones, pero en otros están situados en un punto intermedio, en zonas donde tenemos en línea de vista directa las dos poblaciones que queremos conectar, o gran parte de ellas. Si alguna de las poblaciones se queda sin tener cobertura, utilizamos las propias instalaciones situadas en casa de los clientes para añadir una pequeña antena redifusora de 40 centímetros”, asevera Ángel Gallardo. De esa manera se crea una nueva zona de cobertura, utilizando un equipamiento que desde el punto de vista estético causa un impacto mínimo. Algunos de los clientes prefieren ser estación repetidora pues la conexión a Internet les sale más barata.
“Lo mejor de esta tecnología es que uno puede ir creando la red a medida de sus necesidades en lugar de limitarse a topologías de tipo punto a punto o punto a multipunto. Es una nueva filosofía que permite hacer redes desde un punto a cualquier punto. Cada una de las nuevas ubicaciones se puede reutilizar como una repetidora”, concluye Gallardo. En cualquier caso, la compañía no espera ser una compete

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios