Economía digital | Noticias | 19 JUL 2000

La nueva economía desconcierta a las empresas

Los empresarios conceden una gran importancia al desarrollo de los nuevos modelos de comercio electrónico y su implantación en el esquema empresarial, pero se encuentran con la falta de información sobre su validez real, estructuras empresariales obsoletas, y falta de personal cualificado. Un estudio realizado en 26 países así lo revela.
Alfonso Hernández
Según un estudio elaborado por la consultora A.T. Kearney entre 251 ejecutivos de 26 países, los directivos de las empresas se encuentran "desconcertados" ante la economía electrónica a través de Internet, y sólo un 4% lo considera el principal reto al que se enfrentan sus compañías a corto plazo.
El informe también reconoce que el 72 por ciento de los empresarios y directivos afirman que sus empresas trabajan en la creación y el mantenimiento de una estrategia de negocios a través de la Red, mientras que un 57 por ciento reconoce que el comercio electrónico es una revolución que ya ha afectado de hecho a su estructura empresarial.
El estudio revela el desconcierto que existe entre los empresarios a la hora de adoptar los parámetros de la "Nueva Economía". Son comunes las quejas de que no existe información en torno a los modelos a adoptar, ni sobre su fiabilidad e implantación real en la estrategia de la empresa, ni sobre el papel que juega en el esquema de productos y servicios empresariales.
Aunque los directivos de las empresas consultadas consideran importante todo lo relacionado con el comercio electrónico y lo ven como un factor decisivo para el éxito futuro de sus empresas, no es éste el único factor que tienen en cuenta. Existen otras preocupaciones, antes que implantar un sistema de comercio electrónico, como conseguir que la tecnología y la estrategia empresarial vayan en paralelo.
Sólo el uno por ciento de las empresas estudiadas en el sondeo concedían una importancia vital de este factor para su éxito, y el cinco por ciento también, pero no hasta dentro de tres años.
En lo que sí se alcanzó un consenso relativo fue en señalar que la propia estructura organizativa tradicional de la empresa dificulta el desarrollo de los negocios en la Red, y que la falta de personal bien formado es parte de este atraso coyuntural. Para resolver esta situación, las empresas coinciden en otorgar mayor protagonismo a la inversión en la nueva economía, con el fin de no perder el tren tecnológico. Las previsiones señalan un aumento del 53 por ciento en la inversión tecnológica de las empresas durante los próximos tres años.

www.atkearney.com

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios