Economía digital | Artículos | 01 DIC 2002

MMS, o la búsqueda de servicios rentables

Fernando R. Cabello.
Imágenes, sonidos, a fin de cuentas mensajes más ricos en contenido es lo que depara MMS. Aunque los expertos no vaticinan la caníbalización de otros servicios o tecnologías, como SMS o WAP, si hablan de un futuro donde su móvil tendrá capacidades multimedia y servicios imposibles de obtener hasta ahora.

Muchos son los optimistas y po- cos los realistas. Mientras algunas operadoras anuncian a bombo y platillo un nuevo mundo cargado de imágenes y sonidos donde prácticamente ha surgido un novedoso medio de comunicación, los expertos aún se preguntan los pasos que se deben seguir para que MMS sea tan popular como es, hasta el momento, el Servicio de Mensajes Cortos (SMS).

Un nuevo medio... a medias
MMS es en realidad el acrónimo de Multimedia Messaging Service, es decir un servicio de mensajería multimedia con interface propia.
Éste servicio, creado para los móviles como una alternativa más rica al SMS, ha sido normalizado por el Foro WAP y especificado por el Third-generation Partnership Program (3GPP). Su objetivo: convertir la mensajería entre móviles en una experiencia multimedia (sonidos, imágenes a color, animaciones y, también se esta utilizando para MP3 y vídeos).
Lo que esta claro es que MMS pone a disposición del usuario final y a las empresas un mundo de posibilidades. Convertir los mensajes planos en contenidos multimedia puede hacer que, por ejemplo, las campañas de publicidad tengan sentido para el consumidor y anunciante y que la información que se envíe, tanto personal como la que aporten los diferentes suministradores de contenido (Páginas Amarillas, MyAlert, operadoras, etc.) posea un valor añadido respecto a lo que hasta ahora podía conseguir el usuario (SMS).
Además el servicio MMS permite envío a direcciones de correo electrónico de tal modo que la conectividad con el medio Internet es mucho mayor que con SMS donde, aún siendo posible, es más complejo de utilizar y carece de la funcionalidad que aporta MMS.
La recepción de mensajes también esta contemplada, pudiendo explotar las posibilidades del servicio (se trata entonces de un medio que permite interacción completa con Internet).
Por todo lo comentado hasta el momento, MMS se puede catalogar como un mecanismo rentable tanto para operadores como para los proveedores de contenidos multimedia ya que estos van a obneter beneficios mutuos de los servicios que se vayan lanzando (los proveedores de contenidos cobrando por la información enviada y los operadores por el uso de “ancho de banda” a la hora de enviar un mensaje).
Otro factor a tener en cuenta es el tamaño de los mensajes MMS, ya que no existe un tamaño límite (como ocurre con SMS en 160 caracteres) aunque sí lógico (entre 20 y 100 kb) debido sobre todo al uso de imagen, sonido, etc. La información es más rica pero también más pesada (aunque el receptor nunca notará una demora debido a su forma de funcionar).
Lo que no queda demasiado claro es cómo se tarifican estos mensajes por parte de las operadoras. Curiosamente para fabricantes y operadoras los precios no son lo más importante y sí el ofertar buenos servicios. Nosotros nos preguntamos quién utilizaría algún sistema operativo si los precios de los ordenadores se multiplicasen por diez o por veinte. Además, de cara a tarificar el servicio pueden existir varias formas de cobro, por “peso del mensaje” por número de mensajes enviados, características del mensaje, etc. y el usuario final, acostumbrado a costes fijos (SMS) demandará este último tipo de tarificación.

Cifras
Y es que los números no cuadran, por lo menos para los usuarios finales de la tecnología, más cuando, según la empresa de consultoría Ovum, en España se prevé para el SMS un volumen total de tráfico que ronda los 13.500 millones de unidades para el 2002, alcanzando un techo en el 2003/2004 cercano a los 22.000 millones. Por su parte, para el MMS, las cifras son de 7 millones de unidades este año que finalizaría con un 2006 que superaría claramente las cifras del SMS llegando hasta los 16.746 millones de MMS (total).
Según esta misma consultora, el MMS igualará en negocio al SMS con unas cifras de entorno los 1.500 millones de euros en 2005, superando, ese mismo año, el negocio M2P de MMS al P2P del SMS. Lo que no queda claro es qué usuarios se podrán permitir enviar MMS o dispondrá de terminales con este servicio.

Ideas originales
¿Qué pasa con aquellos usuarios que no tienen en sus móviles tecnología MMS?
La respuesta a esta cuestión la ofrecen los diferentes fabricantes y, por supuesto, operadoras. Mediante pasarelas es posible que el usuario que no posee MMS le llegue un mensaje SMS que le indique la existencia de dicho mensaje, lo cual significa que el usuario tendrá que realizar una conexión a Internet para ver el contenido multimedia que hayan mandado. Además ya existen varias páginas en Internet que ofrecen la posibilidad de enviar un mensaje MMS a móviles que soporten este servicio, potenciando la utilización de mensajes multimedia.
Otra idea es el uso de servicios de localización. Con este sistema es posible que se creen nuevos servicios que tienen que ver con el posicionamiento del usuario en determinado momento. Así se le puede enviar mapas de su ubicación e indicarle los puntos de su interés (una calle, una farmacia cercana, gasolinera, etc.). También, dentro de los servicios de localización (en la que siempre debe estar de acuerdo el usuario final) se abre un amplio abanico en el campo del ocio y entretenimiento. Juegos más dinámicos y participativos.
Pero uno de los factores más interesantes de MMS es la personalición. El usuario podrá configurar su terminar según sus necesidades y sus gustos (con un coste por supuesto).

Conclusión
Actualmente, prácticamente todos los fabricantes (Nokia, Samsung, Sony-Ericson, Panasonic, Trium, NEC, Motorola, etc.) disponen de terminales que cumplen con las especificaciones MMS (muchos de ellos incorporan cámara), a

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios