Economía digital | Artículos | 01 JUN 2003

Revisión Internet: notable alto

Carolina Miyata.
Analizamos detalles puntuales que permitan elaborar un discurso más evolutivo que “Crisis online” e intentar agudizar la vista para ver hacia dónde se posiciona algo inmaduro, por tanto dinámico, como la economía digital.
En el actual artículo aprovecharemos el momento (mitad de ejercicio económico 2003) para extraer las principales conclusiones sobre la situación actual de las empresas Internet y su futuro económico en la escena general. De esta forma, intentar “capturar” los hechos cruciales acaecidos que dan cuenta de lo terriblemente ágil y dinámico que sigue siendo este sector.

Yahoo! fue el más importante, pero no el único, que hoy no solamente ha eliminado las cifras en rojo de su cuenta de resultados sino que consolida ya por trimestres consecutivos la entrada en beneficios. Y es que uno de los criterios más fiables para confiar en el futuro de los negocios online consiste en analizar la evolución y volumen de las principales vías de ingresos hoy explotadas: publicidad, comercio electrónico, conexión y últimamente pago por contenidos/servicios (sea subscripción, sea pago por uso.

Imaginación al poder
Respecto a la vía de publicidad, el cambio de tendencia ya se ha producido. Hace días se publicaba el informe de Interactive Advertising Bureau donde, comparativamente con el mismo trimestre del pasado año, se han incrementado los ingresos en un 2%. Resultado de esta tendencia se ve reflejado en las últimas presentaciones económicas de gigantes como Yahoo, donde el incremento de ingresos ha llegado hasta un 38% en la publicidad servida.
Y no es casual esta situación ya que, al margen de una mayor confianza en los medios online como soporte a las campañas publicitarias de los grandes anunciantes, la imaginación y creatividad es la mejor arma en tiempos de crisis. Como muestra, una serie de hechos destacables: Yahoo! intensifica su estrategia de buscador al aliarse con Overture (GoTo) para la integración enriquecida de mejores y más optimizados formatos publicitarios en los resultados de búsqueda. De esta forma, se separa de Google mientras que el motor más visitado del mundo intensifica asimismo su sistema de venta de publicidad al disponer de un negocio donde el anunciante sólo paga por los anuncios localizados (visualizados por el usuario). En esta misma línea de fórmulas creativas de publicidad destacaremos una startup, denominada Skywords Technologies cuya principal innovación al negocio ha sido encontrar en el sector de juegos/ necesidad de jugar de los usuarios un soporte para crear y consolidar marcas por parte de grandes clientes. Así, una empresa de gran consumo ya puede renovar su imagen frente al usuario o potenciar un nuevo modelo de automóvil a través de un juego interactivo y dinámico creado para la ocasión y disponible de forma gratuita para diversión del público de juegos.

Si lo que quiero es comprar...
En la misma línea de discurso (derrotista), el ecommerce ha sufrido más si cabe todos los augurios pesimistas con la misma intensidad que fue anteriormente enarbolado como el “negocio del millón de dólares”. Hoy, afortunadamente, con menos burbuja financiera pero también con más madurez de mercado, las cifras comienzan a ser esperanzadoramente realistas. Al margen de Estados Unidos, donde las cifras de este negocio resultan astronómicas comparadas con el resto de países y disponen de una cultura electrónica mucho mayor, en nuestro país acaban de anunciarse hace días las cifras totales de 2002. Según el tradicional estudio de la AECE y la FECEMD en volumen de negocio generado por el consumidor nacional de comercio electrónico se ha nada menos que duplicado desde el 2001 al pasado año 2002 –desde 525,12 millones de euros hasta 1.160,9 millones de euros en el pasado año–. El perfil del consumidor nacional es varón/universitario/entre 25 y 35 años y residente en grandes ciudades (Madrid, Barcelona o capitales de provincia en Andalucía). Entre las características que conducen a conclusiones lógicas, destacable es que la mayoría de los sites de comercio electrónico destino no son nacionales sino de Estados Unidos, mientras que los artículos más demandados son electrónica, hardware o software, paquetes turísticos y billetes de avión/tren/autobús.
Estas circunstancias nos conducen a deducir que el usuario del comercio electrónico no sólo está decayendo sino que cada vez en mayor medida es cada uno de nosotros, y su mayor motivación no sólo reside en la sensibilidad al precio sino a la comodidad que representa la compra online así como el acceso a productos u ofertas no disponibles en negocios offline.
Muestra de ello es el momento dulce que viven las empresas online dedicadas a viajes: es ya destacable dicho sector por contar con la mayor cantidad de startup de comercio electrónico cuya viabilidad no está en entredicho sino más bien en el buen camino. Lastminute en Europa, eBookers en Estados Unidos o Rumbo.com, Viajar.com, eDreams.com son ejemplos de empresas que se encuentran asentadas en beneficios o, en su caso, cerca de ello.

Área de Pago: algunas sorpresas
Pero si se trata de analizar la “salud” financiera y de futuro de la economía puramente digital, es decir, la viabilidad de negocios online, el mayor foco está puesto ahora en la respuesta de los usuarios de consumo ante los servicios y contenidos de pago. Es en esta línea de ingresos donde podemos encontrar las mayores (y gratas) sorpresas así como los principales “batacazos”

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios