Economía digital | Noticias | 22 JUL 2002

WorldCom encarna la mayor bancarrota de la historia

Un mes después de saltar el escándalo de prácticas contables fraudulentas, el gigante de las telecomunicaciones, WorldCom, se declara en quiebra y presenta hoy oficialmente en Nueva York la solicitud de bancarrota.
Ana Segura
WorldCom, la segunda compañía de telefonía de larga distancia en Estados Unidos y por cuyas redes pasa la mitad del tráfico Internet mundial, se ha declarado en quiebra y lucha por su supervivencia con la protección que le brinda la Ley de Bancarrota en Estados Unidos, a cuyo capítulo 11 se ha acogido. Este precepto le permitirá una entrada de fondos de 2.000 millones de dólares con los que podrá afrontar el proceso de suspensión de pagos y reorganizarse para seguir operando. La financiación se obtendrá de un grupo de tres acreedores, J.P. Morgan Chase, Citigroup y GE Capital (la división financiara de General Electric), lo que le permitirá continuar suministrando servicios a sus más de 20 millones de clientes durante el tiempo de moratoria reconocido en la ley de bancarrota. “De aprobarse nuestra solicitud, desarrollaremos un plan estratégico que nos permita reestructurar nuestras finanzas, reducir la deuda y consolidar el balance”, según John Sidgmore, presidente y CEO de Worldcom.
Con el escándalo financiero de Enron Corporation, la superpotencia estadounidense pensó que nunca se enfrentaría a nada peor, hasta que se destapó el fraude de WorldCom, que se ha convertido, finalmente y por méritos propios, en la mayor bancarrota en la historia de los Estados Unidos. Con unos activos valorados en 107.000 millones de dólares, la compañía no tiene capital suficiente para el pago de sus deudas e intereses sobre 32.800 millones de dólares, que corresponden a más de 1.000 acreedores. WorldCom ha sido acusada de fraude por la Comisión de Cambios y Valores de Estados Unidos tras reconocer que había ocultado 1.200 millones de dólares de pérdidas al no reportar 3.850 millones de dólares en gastos. El valor de la compañía ha caído desde los 120.000 millones de dólares durante el verano de 1999, hasta los 280 millones de hoy.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios