Chip
Ucrania

AMD e Intel suspenden la venta de chips a Rusia

La suspensión se extiende también a Bielorrusia. AMD ha manifestado que no espera que sus acciones afecten a las ventas a otros clientes e Intel inicia una campaña de recaudación para ayudar en la zona del conflicto.

Semiconductores y chips

Las dos gigantes mundiales productoras de semiconductores AMD e Intel han hecho público ayer jueves que ambas compañías habían detenido las ventas de sus productos a Rusia y Bielorrusia, un compromiso explícito de la industria de chips en la toma de medidas contra la invasión rusa de Ucrania.

El jueves por la mañana, AMD anunció que detenía todos los envíos de chips. El jueves por la tarde, Intel se unió a AMD con una declaración similar.

Según AMD, la prohibición de los chips se extiende a Bielorrusia, país que Rusia ha utilizado como base para sus fuerzas de ataque. "En base a las sanciones impuestas a Rusia por Estados Unidos y otras naciones, en este momento AMD está suspendiendo sus ventas y distribución de nuestros productos en Rusia y Bielorrusia", explicó un representante de AMD en un correo electrónico. "Se trata de todos los productos de AMD y de los productos que alimentamos (PCs, etc) en Rusia y Bielorrusia".

También Intel anunció que había suspendido los envíos. "Intel condena la invasión de Ucrania por parte de Rusia y hemos suspendido todos los envíos a clientes tanto en Rusia como en Bielorrusia", tal y como explicó Intel en un comunicado en su sitio web. "Nuestros pensamientos están con todos los que han sido impactados por esta guerra, incluyendo la gente de Ucrania y los países circundantes, y todos aquellos alrededor del mundo con familia, amigos y seres queridos en la región."

Intel aseguró también que había comenzado a recaudar fondos para los esfuerzos de ayuda en la zona. "Estamos trabajando para apoyar a todos nuestros empleados a través de esta difícil situación, especialmente a aquellos con estrechos vínculos con esta región", explicaban desde Intel. "Hemos puesto en marcha una campaña de donaciones de los empleados a través de la Fundación Intel que ya ha recaudado más de 1,2 millones de dólares para los esfuerzos de ayuda, y estamos orgullosos del trabajo que nuestros equipos en las áreas circundantes, incluyendo Polonia, Alemania y Rumania, están haciendo para ayudar a los refugiados. Seguiremos apoyando al pueblo de Ucrania y a la comunidad mundial para pedir el fin inmediato de esta guerra y un rápido retorno a la paz".

 

Finalmente, declaraciones claras a favor de Ucrania

El 24 de febrero, el Departamento de Comercio de Estados Unidos implementó un nuevo requisito de licencia basado en la Lista de Control de Comercio para Rusia. Este requisito restringe las exportaciones al país de industrias clave, como la "microelectrónica", la aviónica y los equipos de navegación, entre otros. Esencialmente, las nuevas normas de exportación incluyen a Rusia en una lista negra y a las empresas que operan allí en la compra legal de los productos restringidos.

Sin embargo, hasta la fecha, la industria de los chips ha sido algo imprecisa en su reacción al actual conflicto de Ucrania.

El 26 de febrero, por ejemplo, un representante de Intel se limitó a decir que "Intel cumple con todas las regulaciones y sanciones de exportación aplicables en los países en los que opera, incluyendo las nuevas sanciones emitidas por la OFAC y las regulaciones emitidas por el BIS". En ese momento, el representante declinó hacer más comentarios cuando se le preguntó si eso indicaba una prohibición específica de las ventas a Rusia.

Una fuente cercana a Taiwan Semiconductor Manufacturing Co. (TSMC), la mayor y más importante fábrica del mundo, aseguró al Washington Post que la fundición ha suspendido todas las ventas a Rusia, y a terceros que suministran productos a Rusia. Sin embargo, un representante de TSMC declaró al periódico que se limitaría a cumplir las nuevas normas de exportación.

Sin embargo, en comparación con el mercado global, las ventas de chips a Rusia representan una pequeña fracción de las ventas totales. El 24 de febrero, la Asociación de la Industria de Semiconductores emitió un comunicado en el que calificaba a Rusia como "un consumidor directo no significativo" de semiconductores.

"Aunque el impacto de las nuevas normas para Rusia podría ser significativo, este país no es un consumidor directo importante de semiconductores, ya que representa menos del 0,1% de las compras mundiales de chips, según la organización World Semiconductor Trade Statistics (WSTS)", según dijo la SIA en un comunicado. "El mercado ruso más amplio de las TIC sólo sumó unos 50.300 millones de dólares del mercado mundial de 4,47 billones de dólares, según los datos de IDC de 2021". 

"Además, la industria de los semiconductores tiene un conjunto diverso de proveedores de materiales y gases clave, por lo que no creemos que haya riesgos inmediatos de interrupción del suministro relacionados con Rusia y Ucrania", añadió la SIA.

El portavoz de AMD se hizo eco de lo dicho por la SIA, concretamente en lo que respecta a su propia cadena de suministro. "Actualmente, no creemos que el conflicto afecte a nuestra capacidad de proporcionar productos, soporte y servicios a nuestros socios y clientes", tal y como explicaba el responsable de AMD en su correo electrónico.

Los representantes de Nvidia no han respondido de momento a las preguntas sobre este tema.



Contenidos Patrocinados

sitio web, internet, portátil, pc TENDENCIAS

Especial Sanidad

Be Data Ready

Webinar Commvault Metallic

Communications Platform for Business

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research