Chips

Cinco fabricantes de chips se unen para enfrentarse a Arm con RISC-V

Qualcomm, Robert Bosch, Infineon Technologies, NXP Semiconductors y Nordic Semiconductors se alían para crear una empresa conjunta con sede en Alemania centrada inicialmente en el sector de la automoción, pero que ampliará sus actividades a los móviles y el IoT en un futuro.

manos, juntos, colaboración
Créditos: Krakenimages (Unsplash).

Cinco empresas que fabrican semiconductores para teléfonos inteligentes, automóviles y otros dispositivos han anunciado que formarán una compañía diseñada para impulsar la arquitectura de código abierto RISC-V, en un movimiento dirigido a reducir su dependencia de la tecnología bajo licencia de Arm.

Las empresas, que son Qualcomm, Robert Bosch, Infineon Technologies, NXP Semiconductors y Nordic Semiconductors, aún no han desvelado el nombre de esta empresa conjunta, pero en un comunicado emitido el viernes afirmaron que ésta estará registrada en Alemania y que se centrará en proporcionar arquitecturas de referencia y establecer soluciones industriales. Según el escrito,  la compañía se centrará inicialmente en el sector de la automoción, pero tiene previsto ampliar sus actividades a los móviles y el IoT (Internet de las cosas).

"La creación de un ecosistema de ventanilla única donde los clientes pueden seleccionar activos llave en mano fortalecerá la adopción de RISC-V en muchas industrias europeas", en palabras del CTO de NXP, Lars Reger.

RISC-V es una arquitectura de código abierto de conjuntos de instrucciones para procesadores, creada originalmente en la Universidad de California en Berkeley. La idea era desarrollar un sistema de procesadores totalmente de código abierto, con opciones de diseño claramente explicadas, en contraste con los diseños propietarios. Está diseñado para ser flexible, para la gama más amplia posible de posibles diseños de chips y aplicaciones, y está disponible libre de derechos de autor, que es una consideración clave para las empresas acostumbradas a la concesión de licencias de tecnología de empresas como Arm.

"En su esencia, RISC-V fomenta la innovación, permitiendo a cualquier empresa desarrollar hardware de vanguardia y personalizado basado en un conjunto de instrucciones de código abierto", afirma la declaración conjunta de las empresas. "Una mayor adopción de la tecnología RISC-V fomentará aún más la diversidad en la industria electrónica, reduciendo las barreras de entrada para las empresas más pequeñas y emergentes y permitiendo una mayor escalabilidad para las empresas establecidas".

 

Primacía de Arm en chips para móviles

La primacía de Arm en el mundo de los semiconductores para móviles no le ha granjeado la simpatía de algunos de sus clientes; además, la empresa lleva aproximadamente un año enzarzada en una batalla legal con Qualcomm por una disputa de licencias. Qualcomm, de hecho, también ha invertido en una startup llamada SiFive, un diseñador de chips que pretende aprovechar RISC-V comercialmente.

El mercado ha recibido la creación de la nueva empresa de RISC-V como un esfuerzo por crear una alternativa a los negocios casi exclusivos con Arm, con la posibilidad de utilizar diseños de hardware de código abierto para reducir costes. Además, incluso los principales rivales de Arm en el mercado del silicio se han involucrado en RISC-V, como Intel que contribuyó en 2022 con 1.000 millones de dólares a los servicios de fundición que apoyan los chips de código abierto.



Webinar ondemand

Otros especiales

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: