Intel
Resultados

Intel prevé unos ingresos trimestrales inferiores a los previstos

Podrían estar por debajo de las estimaciones del mercado en más de 2.000 millones de dólares.

Intel

Intel ha pronosticado unos ingresos para el primer trimestre por debajo de las estimaciones de mercado. En concreto, 2.000 millones de dólares menos. Eso, mientras se enfrenta a una incierta demanda de sus chips utilizados en los mercados tradicionales de servidores y ordenadores personales.

El fabricante de chips espera que los ingresos ajustados del primer trimestre se sitúen entre 12.200 y 13.200 millones de dólares, frente a la estimación media de los analistas de 14.500 millones de dólares, según datos de LSEG. Intel prevé un beneficio en el primer trimestre de 13 céntimos por acción, excluidos los elementos no recurrentes. Los analistas esperaban 33 céntimos por acción.

Una vez dado a conocer este pronóstico, las acciones cayeron un 10% en las operaciones posteriores al cierre. De mantenerse las pérdidas, esto provocaría una caída del valor de mercado de unos 20.000 millones de dólares el viernes. Hay que recordar que las acciones de Intel ganaron un 66% el año pasado, mientras que el índice de semiconductores PHLX (.SOX) subió un 53%.

En una reciente entrevista, el consejero delegado Pat Gelsinger reconoció que los negocios principales de la compañía de PC y servidores estaban sufriendo una baja demanda estacional. Aunque Intel ya no da previsiones financieras para todo el año, Gelsinger admitió que la compañía tiene pedidos por valor de 2.000 millones de dólares para sus chips de IA y espera mejores ventas más adelante en el año.

Las fuertes inversiones han derrumbado el margen bruto de Intel, que cayó a mediados de los 30 a principios de 2023, desde máximos anteriores de más del 60%. Sin embargo, Intel se recuperó ligeramente con un margen bruto ajustado del 45,8% en el tercer trimestre. Intel comunicó un margen bruto del 48,8% en el cuarto trimestre.

En este sentido, los analistas han proclamado 2024 como un periodo "decisivo" para Intel. En su opinión, 2024 será el año que determinará si Intel realmente se beneficiará del despliegue de los tan codiciados PC con inteligencia artificial y de sus chips habilitados para la IA. No en vano, el desplazamiento del gasto hacia los servidores de datos de IA, dominados por Nvidia y el aspirante a competidor de IA Advanced Micro Devices ha mermado la demanda de chips para servidores tradicionales, la principal oferta de Intel para centros de datos. Los ingresos de Intel por centros de datos en el cuarto trimestre cayeron un 10%, hasta 4.000 millones de dólares.

 



Contenido Patrocinado

Webinars

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital

 

 



Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?