Nube
Microsoft
Azure

Microsoft se enfrenta a una nueva denuncia antimonopolio sobre las licencias de software en la nube en Europa

Se acusa a Microsoft de utilizar las nuevas normas de concesión de licencias de su software de productividad para empujar a los clientes empresariales europeos hacia su infraestructura en la nube Azure.

Microsoft

Los cambios que Microsoft ha introducido en sus licencias en la nube para Windows y el software de aplicaciones con el fin de "facilitar el traslado de las cargas de trabajo y las licencias a las nubes de los socios", según el proveedor, han provocado la ira de estos socios de la nube, algunos de los cuales han presentado conjuntamente una denuncia antimonopolio en la Unión Europea.

Les preocupa que Microsoft esté utilizando las licencias de software para limitar la elección de las empresas europeas de proveedores de servicios en la nube para servicios como la virtualización de escritorios y el alojamiento de aplicaciones. Los cambios en las licencias de Microsoft entraron en vigor el 1 de octubre de 2022.

La directora de socios de Microsoft, Nicole Dezen, describió los cambios como una forma de facilitar que las empresas lleven el software del que tienen licencia a la nube de un socio -por ejemplo, ejecutando aplicaciones en Windows 11 en servidores multitenant- y que los proveedores de servicios construyan y vendan soluciones más fácilmente en su nube preferida.

Sin embargo, los cambios también incluyen algunas restricciones notables. Las empresas no pueden trasladar su software con licencia existente a las nubes de Alibaba, Amazon Web Services, Google Cloud Platform, Microsoft Azure o cualquier proveedor externo que se apoye en su infraestructura, y en su lugar tendrían que adquirir nuevas licencias del servicio de alojamiento correspondiente.

Esto es una gran noticia para los pequeños anfitriones regionales de la nube, a menos que sus servicios, como los de Leaseweb, con sede en los Países Bajos, incluyan la creación de nubes híbridas que impliquen su propia infraestructura y la de Microsoft Azure, o uno de los otros hiperescaladores de la lista de exclusión de Microsoft.

Fueron estas restricciones las que molestaron a los Proveedores de Servicios de Infraestructura en la Nube en Europa (CISPE), una organización belga sin ánimo de lucro entre cuyos miembros se encuentran Amazon Web Services, una serie de empresas francesas de alojamiento web y de aplicaciones (de las cuales la más conocida es OVH), Leaseweb en los Países Bajos, y otras empresas de alojamiento nacionales y multinacionales con sede en Finlandia, Italia y España.

 

Denuncia formal

El 9 de noviembre de 2022, CISPE presentó una denuncia formal ante la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea (DG Comp), la máxima autoridad antimonopolio de los 27 Estados miembros de la Unión Europea. Decía que "Microsoft utiliza su dominio en el software de productividad para dirigir a los clientes europeos hacia su propia infraestructura en la nube Azure en detrimento de los proveedores de infraestructura en la nube europeos y de los usuarios de servicios informáticos".

CISPE no ha querido facilitar todos los detalles de su denuncia, alegando la necesidad de dar tiempo al equipo de la Comisión Europea para leerla primero, pero ha publicado un resumen ejecutivo.

Una portavoz de la Comisión Europea dijo que CISPE había informado a la Comisión de que presentaría una denuncia contra Microsoft, y que la Comisión la evaluaría basándose en su procedimiento habitual.

El primer paso de ese procedimiento es determinar si Microsoft ocupa una posición dominante en el mercado al que se refiere la denuncia. A continuación, puede optar por abrir una investigación sobre si se está abusando de esa posición dominante.

Al final de esa investigación, puede emitir un pliego de cargos, al que las partes del caso pueden responder antes de que la Comisión llegue a una decisión formal, que puede dar lugar a una acción coercitiva o a una multa.

 

Tres seguidas

Sin embargo, no es la primera denuncia de este tipo que la Comisión recibe de rivales de Microsoft. A principios de 2021, el proveedor alemán de servicios de almacenamiento en línea NextCloud presentó una denuncia ante la Dirección General de Competencia por el hecho de que Microsoft incluyera OneDrive en su paquete de software Microsoft365. Su queja obtuvo posteriormente el apoyo de una serie de proveedores de servicios en línea europeos, diferentes de los miembros de CISPE.

OVH, junto con su colega Aruba.it, miembro de CISPE, y un consorcio de proveedores de servicios en la nube daneses, le siguieron, presentando una queja conjunta sobre las prácticas de Microsoft a principios de 2022, dijo una portavoz de OVH.

Después de que esas dos quejas se hicieran públicas, el presidente de Microsoft, Brad Smith, reconoció en mayo la validez de algunas reclamaciones y anunció planes para apoyar a los proveedores de nube europeos mediante cambios en las licencias, cambios que entraron en vigor el 1 de octubre de 2022.



TE PUEDE INTERESAR...

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

Acelera tu Transformación Digital

Be Data Ready

Metallic

Partnerzones



Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: