Tecnología accesible

"El siguiente gran 'player' en la interacción con dispositivos va a ser la mirada"

Eduardo Jauregui es cofundador y CEO de Irisbond, una empresa española que desarrolla tecnología de 'eye tracking' con un enfoque de herramienta asistiva y que pronto se ofrecerá a través de la sanidad pública.

Eduardo Jauregui
Play

Nerea Bilbao / Imagen: Juan Márquez

Con un equipo de 21 personas y sus oficinas centrales en San Sebastián y presencia en Madrid y en Bilbao, Irisbond tiene una firme intención de abrirse al mercado internacional. Es un paso natural, puede decirse, que llega tras importantes reconocimientos y el trabajo codo a codo con el MIT y gigantes como Apple y Microsoft.

Aunque, tal y como declara su máximo responsable, Eduardo Jauregi, es un negocio y por tanto, debe ser rentable, son muy conscientes de que lo que hacen tiene un gran impacto social. “Mejoramos la calidad de vida de las personas. Hay más de 3.000 personas en el mundo que se comunican gracias a nuestra tecnología”, comenta. Y esta cifra ascenderá significativamente, cuando se ofrezca como servicio gratuito a través de la sanidad pública, un plan en el que han trabajado en los últimos años y que llegará “en breve”.

Tenemos que hablar de los fondos europeos, que se plantean, en gran parte, como acicate de la innovación tecnológica. ¿Cómo van a impactar a vuestro negocio?

Los fondos son una oportunidad para dar un salto en la digitalización y, en nuestro caso, en la tecnología. Sin duda, este tipo de iniciativas son una oportunidad para nosotros. Espero y deseo que no sea algo que se convierta en un PowerPoint y que sea algo que realmente tenga efecto sobre todo en el tejido productivo. Que no solo impacte en las grandes corporaciones, sino que también llegue a las pymes innovadoras y tecnológicas que, como nosotros, están haciendo cosas notables.

Nosotros estamos bien posicionados. De hecho, formamos parte de un grupo de trabajo del PERTE para la salud de vanguardia, coordinado por el Ministerio de Innovación. Fuimos llamados a la reunión de presentación antes de diciembre en el instituto Carlos III, y esperamos que de ahí salgan grandes cosas, con la financiación del CDTI, y que tengamos ese poder tractor de poder llevar al mercado las innovaciones tecnológicas que se vayan desarrollando entre centros tecnológicos. Creemos que tenemos un papel muy destacado porque las aplicaciones a las que estamos dirigiendo nuestro producto, muy centradas en eHealth, tienen un gran impacto y el eye tracking, concretamente, en la salud digital, va a ser un agente importante. Queremos ser parte de ello.

¿Cuál es el modelo de negocio de Irisbond?

El negocio principal reside en el área de tecnología asistiva. Tenemos un modelo combinado: por un lado, es un modelo B2C; trabajamos directamente con asociaciones y usuarios finales ofreciendo directamente la solución y esto nos permite estar muy cerca del cliente final y conocer la usabilidad del producto y darle ese barniz, ese toque de realidad. Por otro lado, a nivel internacional, trabajamos con un modelo B2B, integrando nuestra tecnología y nuestro SDK con empresas que ya operan a nivel internacional en segmento de la tecnología asistiva pero que no tienen la tecnología de eye tracking incorporada. Llegan a acuerdos con nosotros para integrar la tecnología y ofrecer una solución completa. Eso nos está permitiendo crecer mucho en EE.UU., en Canadá y en Europa y nuestro objetivo es seguir potenciando esa línea en la que entendemos que el impacto sobre el mercado es mucho mayor.

 

"La manera de interactuar con nuestro entorno no es intuitiva"

 

La voz como herramienta de interacción ya se ha integrado y normalizado en nuestras vidas, en el B2C sobre todo. ¿Crees que va a pasar lo mismo con la tecnología de eye tracking?

Lo creo y sé que va a hacerlo. La manera de interactuar con nuestro entorno no es intuitiva. Manejar un ratón o un teclado no es intuitivo. Hemos aprendido a hacerlo y lo hacemos, pero no es la manera natural para poder comunicarse. En un futuro, estoy convencido, la forma en la que interactuaremos con nuestro entorno será utilizando inputs naturales: la voz, los gestos, la mirada, los impulsos neuronales, etc. Todo eso tendrá un efecto inmediato. Es verdad que algunas tecnologías están más avanzadas que otras, pero su efecto sobre el mercado va a ser inmediato.

La voz ya ha entrado como herramienta de comunicarse con los dispositivos y el siguiente gran player va a ser la mirada. Lo digo porque nosotros también estamos participando en grupos de trabajo tanto con Microsoft como con Apple, ambas muy preocupadas en hacer sus interfaces más accesibles e intuitivas. Hay estándares en los que ya se está trabajando y nosotros estamos colaborando en aportar nuestro conocimiento desde el punto de vista del eye tracking y en cómo incorporar estas tecnologías en los estándares de Apple y de Microsoft. Esto implicará que en poco tiempo podamos interactuar con nuestros computadores con la mirada como lo hacemos con un ratón convencional.

Y la idea es no necesitar ese hardware añadido. La idea es evolucionar hacia la tecnología invisible.

Ese es el futuro y la tecnología va en esa línea. Las cámaras son cada vez más precisas, más robustas y la tecnología de eye tracking, los algoritmos que estamos desarrollando y los entrenamientos de IA que estamos ejecutando, son más completos. El eye tracking a través de webcam y sin necesidad de hardware es un hecho. Ya se está trabajando en ello. Nosotros, de hecho, hace un año lanzamos un proyecto junto con Samsung que permitía, en sus tablets y a través de una app, acceder a un teclado virtual para poder conformar ciertas palabras con los ojos de manera muy sencilla. Es una herramienta de acceso de la comunicación alternativa a través del eye tracking sin coste alguno.

¿Cuáles son los principales desafíos a la hora de desarrollar este tipo de tecnologías y de implementarlas en el día a día del usuario?

Diría que hay dos. El desarrollo tecnológico por un lado. El objetivo para que sea escalable y con mucha permeabilidad en cualquier sector es que no necesite ningún hardware adicional. Que puedas hacerlo con un software. Aquí la tecnología va avanzando y vamos por buen camino. La segunda es la evolución o la madurez tecnológica del mercado. La sociedad es bastante reacia a adoptar este tipo de cambios. Una vez que los adopta ya entran muy bien, pero es muy difícil romper esa barrera. Ha costado que la voz se convirtiera en un input natural. De hecho, la tecnología está desarrollada pero todavía no está implementada y no está diseminada cien por cien. La mirada va a ser también un agente importante y llegará, seguro, a ser un medio natural en pocos años.

 

 "Estamos concienciados de que la accesibilidad no es un lujo, sino que es una necesidad"

 

¿Es segura esta tecnología?

Sí, en muchos aspectos. Es segura en el ámbito de la salud porque evita el contacto, es segura en el ámbito de la seguridad física de las personas en entornos industriales. La proporciona a la hora, por ejemplo, de acceder a una máquina para dar órdenes sin necesidad de un acercamiento.

Es segura en términos de que pasa todos los procesos de certificación correspondientes para que no haga ningún tipo de daño en la mirada en este caso. Son tecnologías muy inocuas. La tecnología que nosotros manejamos no utiliza ningún dato biométrico de las personas. Utilizamos trackers de mirada que son totalmente anónimos. La seguridad está garantizada.

Volviendo a la visión inclusiva. ¿Cuánto nos queda para que internet sea accesible para todos?

Se están dando pasos. Estamos concienciados de que la accesibilidad no es un lujo, sino que es una necesidad.

Llevamos trabajando 5 años con el Ministerio de Sanidad para que esta tecnología esté incorporada en la cartera de servicios comunes y, por tanto, esté financiada por la sanidad pública. Llevamos tiempo trabajando y ya es un hecho. Está adoptado por parte del Ministerio de sanidad y fue aprobado en Consejo de Ministros antes de la pandemia.

Es cierto que crisis sanitaria ha ralentizado el proceso, que debe de adoptarse también por los sistemas sanitarios, pero ya estamos trabajando muy de la mano de diferentes consejerías para las licitaciones públicas que acelerarán la adopción de ese tipo de tecnologías. En breve esta tecnología será adquirida por cualquier persona que lo necesite de manera totalmente gratuita.

 

"Llevamos trabajando cinco años con el Ministerio de Sanidad para que esta tecnología  esté financiada por la sanidad pública"

 

También se congeló el acuerdo con el MIT durante la pandemia. ¿Cómo ha sido trabajar con ellos?

Somos una empresa pequeña con mucho potencial y con ambición de hacer cosas grandes. Cuando estábamos trabajando en algoritmos de IA que permiten hacer el trackeo sin necesidad de ningún hardware, analizamos quiénes eran los principales players en el mundo que estaban haciendo esto y obviamente salió un departamento del MIT, el Media Lab. Contactamos con ellos, nos fuimos a Boston, les presentamos la tecnología, les gustó y a partir de ahí nació un acuerdo de colaboración, con una persona destacada en Boston viviendo allí durante un año, colaborando con ellos. Pero llegó la pandemia y tuvo que volver a España. Ahora nuestra intención es retomar este camino para abrir estos lazos con el MIT o con otras instituciones que puedan aportar un valor a nuestra tecnología.

 

"Que el MIT acepte colaborar y trabajar con nosotros ya da muestras de nuestra capacidad tecnológica"

 

¿Qué aportan estas alianzas?

Indudablemente es un aval tecnológico. Que el MIT acepte colaborar y trabajar con Irisbond ya da muestras de nuestra capacidad tecnológica, por un lado. Por otro lado, es una institución con unos niveles de desarrollos tecnológicos muy avanzados, de los que podemos aprender mucho. Y por último, son entidades con una red de contactos muy importante. Trabajar con ellos abre la puerta a trabajar con diferentes tipos de compañías.

Habéis hecho público un SDK para desarrolladores. ¿Qué tipo de proyectos han salido de aquí?

Salen cosas curiosas. Desde gente que se ha interesado en incorporar tecnología de eye tracking para tocar instrumentos con la mirada, a hacer acciones de neuromarketing con la mirada. Abrir la tecnología te permite socializar más este tipo de apps y a crear nuevas oportunidades de negocio. Creemos que es importante.

Nuestra intención es también promover el interés científico y tecnológico, desarrollando hackatons que permitan, a partir de la tecnología base, desarrollar aplicaciones que a la larga puedan suponer un modelo de negocio.

¿Cuáles son los planes para el medio plazo de Irisbond?

Hemos hecho una reflexión estratégica durante este año para ver dónde quiere llegar Irisbond en el 2026. Hemos recogido una serie de planes de crecimiento muy importantes que pasan por ampliar capital, crecer orgánicamente e inorgánicamente.

Por último, ¿utiliza Irisbond la tecnología de Irisbond?

Hacemos que toda persona que pasa por Irisbond viva la experiencia de ayudar a comunicarse a personas que tienen algún tipo de limitación a comunicarse con la mirada.

Es una experiencia de doble vertiente: marca mucho la manera en la que podemos desarrollar o relacionarnos comercialmente o con nuestros proveedores y, por supuesto, marca mucho la forma de conocer cómo usan otros nuestra tecnología y descubrir cómo ha mejorado su calidad de vida.



TE PUEDE INTERESAR...

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

Gamificación Soluciones

Acelera tu Transformación Digital

Be Data Ready

Metallic

Partnerzones



Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos: