Transformación Digital
ENTREVISTAS

Fernando Ranz (Celonis): "La minería de datos mejora la eficiencia de los procesos de negocio"

El nuevo country leader para Iberia y Latinoamérica de Celonis explica la estrategia del especialista en minería de procesos.

Fernando Ranz, Celonis
Play

Audio de la entrevista

 

Mario Moreno/ Imagen: Juan Márquez

 

Fernando Ranz es, desde el mes de agosto, nuevo country leader para Iberia y Latinoamérica de la compañía alemana especialista en minería de procesos, Celonis. Llega procedente de Salesforce, donde durante la última década ha implementado y dirigido equipos de ventas en torno a soluciones ERP. Y, lo hace en un momento de cambio para la firma, ya que ha incorporado a Philippe Mathieu como responsable de EMEA y ascendido a Carsten Thoma a presidente mundial. Desde su nueva posición, Ranz encabeza el centro global de operaciones que se abrió en 2020 y que ya cuenta con unos 500 empleados, a la espera de incorporar a otros 70. “La valoración de la empresa es estupenda y el hub puede resultar en un factor fundamental”, asegura.

 

¿Cuáles son sus principales sensaciones y objetivos al frente de Celonis?

Las primeras sensaciones son muy buenas. Es una empresa fresca y con el objetivo claro de aportar valor, en este caso a las empresas españolas, portuguesas y de Latinoamérica, que es el ámbito que tengo como responsabilidad. Es muy refrescante para mí identificar cómo la tecnología ha ido aportando valor a las compañías en estos años. Llevo ya un cuarto de siglo en la industria, pero siempre ves cómo la innovación continúa aporta un valor incremental a la operativa de las organizaciones. Este es el ADN de Celonis, que nació para aportar ese contenido de valor a nivel mundial. Estamos haciendo ese despliegue para crecer en todo el mundo y en España, en ese hub que arrancamos hace tres años y en el que ya somos 500 personas en Madrid. Tenemos mucha ilusión por seguir captando talento en el país y operar a nivel global.

 

En los últimos meses ha habido diversos cambios en la estructura operativa de Celonis, empezando por el presidente global, que ahora es Carsten Thoma, y también en la dirección de EMEA. ¿Esto responde a una nueva hoja de ruta?

En agosto tuve la oportunidad de estar en Múnich y de sentarme con los fundadores. Ahí percibes de cerca cómo se construye la empresa y su evolución. Ha habido algunos cambios, ahora Thoma ha cogido una responsabilidad adicional, aunque seguirán los fundadores. Y, a nivel operativo se ha incorporado Philippe Mathieu como responsable para EMEA y de negocio internacional. Sin duda va a aportar ese conocimiento con muchas compañías, lo que supone una siguiente etapa para Celonis con el fin de asegurar de que seguimos aportando valor también en diferentes áreas y procesos operativos.

 

¿Cómo ve Celonis la minería de procesos? Dicen desde la firma que supone la capa intermedia de inteligencia entre los procesos de transformación digital y su ejecución.

Veo que las empresas han ido invirtiendo en capas de tecnología y de información estructuradas para gestionar sus procesos durante las últimas décadas. Pero los procesos han ido evolucionando con el paso del tiempo. Desde organizaciones más jóvenes que han crecido de manera un tanto desorganizada hasta las más tradicionales con procesos más definidos; todas tienen una oportunidad de mejora. Y la minería de datos, en concreto, se encarga de identificar cuáles son estas oportunidades examinando cómo mejorar la eficiencia en estos procesos de negocio. Esto afecta a todos los departamentos. Por supuesto al económico, donde hay muchas transacciones de proveedores, clientes, cuentas a pagar y a cobrar, pedidos almacenes… Muchas veces las empresas no son capaces de identificar cuáles son las desviaciones de procesos que tenían definidas desde el principio. Esto no es culpa de nadie, no hay ninguna compañía que sea capaz de ver esas desviaciones en los procesos, porque estos están vivos. Aunque tengamos una fotografía de cómo ha de trabajar un proceso, las desviaciones van surgiendo en el mismo día a día. Celonis aporta una capa de inteligencia para ofrecer una resonancia magnética de estos procesos, ya no unos Rayos X, sino diferentes ángulos para analizar dónde están esas oportunidades de mejora con los parámetros prioritarios para la mejora del rendimiento. Nuestro innovación es continua, lo que, sin duda, nos está diferenciando. Somos líderes indiscutibles en este segmento con más del 60% de cuota del mercado. Ese elemento de inteligencia va a ser fundamental, como estructurar la manera de cómo esos procesos se combinan entre sí. De modo que no solo tenemos esa resonancia magnética de un único proceso, sino de su intercomunicación, tanto en la cadena de suministro como en la logística y en la entrega.

 

Sin esa capa de inteligencia habláis de pérdida de clientes, facturas que no están automatizadas, pedidos que no llegan a tiempo… ¿La clave es la visibilidad en las compañías?

Sí. Esa visibilidad no la tendremos si no dotamos a nuestra organización de tecnología avanzada. Evidentemente, durante las últimas décadas ha habido una gran inversión de digitalización para incorporar soluciones de ERP, de supply chain, comercio electrónico, de gestión de almacenes… Pero toda esa información está basada en parámetros que no nos da una visibilidad real de cómo opera el proceso en el día a día. Es ahí donde surgen las sorpresas, donde las empresas ven que lo que hacemos genera soluciones de negocio muy a corto plazo. Nosotros decimos que impactamos hasta en la sostenibilidad, si el cliente lo considera. Todas las compañías están dispuestas a nuestra solución, más hoy en día, donde las palancas de crecimiento están más sujetas a otros factores. Es muy importante poder mirar hacia adentro y aprovechar la oportunidad para que los indicadores de éxito dependan más de las empresas.

 

Antes ha citado el centro global de operaciones que Celonis tiene en Madrid, con unos 500 empleados. ¿Qué ha supuesto la instalación de este hub para la actividad global de Celonis?

A nivel individual, para mí supone un auténtico privilegio, porque tenemos unas fantásticas instalaciones y oficinas en Madrid. Por una parte, este centro demuestra la captación de talento que España, en general, y Madrid, en particular, ofrecen. Un talento muy diverso, internacional y que nos permite posicionar al país en áreas especializadas como el desarrollo de producto y la ingeniería, marketing u operaciones de servicios compartidos, funcionamiento de producto y negocio… Vamos a seguir creciendo, hemos llegado a la cifra mágica de 500 empleados, tenemos 70 posiciones abiertas y estamos constituyendo una visión de evolución. La valoración de la compañía es estupenda, de 13.000 millones de dólares, y creemos que el hub puede resultar un factor fundamental. He estado trabajando en empresas norteamericanas hasta ahora y cada vez que queríamos sentarnos con el equipo de desarrollo y explicar las tendencias teníamos que coger un avión e irnos hasta la otra parte del mundo. Por eso, es una suerte poder traer a los clientes a Madrid.

 

A pesar de que esté habiendo contrataciones en este hub, existe un problema global de talento. ¿Cómo se nutre Celonis?

Una fuente importante son las referencias internas que tenemos, porque ese talento a nivel global nos está permitiendo dar a conocer lo que implica tener una experiencia profesional en Madrid. La gente joven está volviendo al centro de las ciudades. Al fin y al cabo exponemos a un talento nacional de forma global que antes estaba en Dublín o en otras grandes urbes europeas. También trabajamos con universidades, tenemos un equipo llamado Academy… Por otra parte, invertimos en talento junior que en el medio plazo se convierten en expertos de minería de procesos. Combinar el elemento científico con el comercial, y el valor, aporta mucho a la gente que buscamos.

 

 

"Celonis nació para aportar valor a nivel mundial"

 

 

¿Cuáles son las armas tecnológicas del software de Celonis?

Celonis se ha querido siempre diferenciar como una solución avanzada. Y la complejidad que tiene la minería de procesos se intenta simplificar para que sea ágil y tenga un resultado rápido en la empresa. Para eso, nuestra tecnología está muy por delante de la de otros competidores. Por eso, también la inyección de innovación que se va a aportar en los próximos meses nos va a diferenciar. Por ejemplo, estamos viendo que los modelos de lenguaje grande (LLM, de sus siglas inglesas) nos están permitiendo combinar la información que reside de manera desestructurada en diferentes fuentes con el conocimiento de los procesos de la compañía. Ahí es donde surge el facilitador de un asistente que guíe al empleado para sacar esa conclusión determinante de dónde está la oportunidad de valor. A esto hay que dotarle de cantidades masivas de datos. Celonis trabaja en una nueva plataforma que va a permitir contar con tal volumetría anticipando lo que las empresas van a necesitar de aquí a un lustro. Hemos lanzado un nuevo concepto llamado OCPM (Object Centric Process Mining) que permite llevar esa visión que cruza la información de los diferentes procesos para obtener algo más amplio de los negocios.

 

¿Qué papel está jugando la inteligencia artificial (IA) generativa en el escenario actual?

Incorporar estas tecnologías ha generado cambios en el día a día de las personas. Nosotros vemos que la gestión de la información es muy diferente, desde el lado del consumidor y de la empresa. Áreas como el marketing o atención al cliente, o la cadena de suministro, se están dotando de capacidades que permiten disponer de mucha más información. La IA generativa necesita un complemento, no solo de la información que reside fuera de la organización, sino de la interna, de los procesos. La ventaja de Celonis es combinar esa información interna con la IA. De manera que consigues un proceso que habla tu idioma y se vincula a la operación de tu empresa. Al final, llevamos años trabajando con la IA. Y ahora los clientes nos piden incorporar los procesos que ya estaban gestionando dentro de Celonis para tratar sugerencias y abrir este canal a otros usuarios, como del área financiera o de compras, por ejemplo.

 

¿Cuáles son los déficits que tienen las empresas a la hora de sacar valor del dato y, en concreto, en las regiones que dirige?

Lo primero, tiene que haber un interés por establecer mejoras. A nivel cultural nos cuesta, y no es un tema de países, nos pasa a todos. Hemos de ser receptivos. Y esto es muy similar a la transformación digital, que no es de un área en concreto de negocio, sino transversal a la organización. La clave es que alguien realmente entienda e impulse este contexto. Es un tema de personas, la tecnología es el catalizador, pero las personas son las que realmente traccionan con las herramientas. Para nosotros lo importante es identificar a los agentes del cambio, la gente que impulsa la transformación digital en las empresas. Nosotros, siendo proveedores de software, acompañamos en este camino.

En cuanto a las geografías, yo analizo España, Portugal, Brasil y el resto de Latinoamérica. En cada una de las cuatro áreas trabajamos con una estrategia diferente, pero en todas tenemos empresas innovadoras y gente que tira del carro. Hay un elemento común: ven el impacto directo que este tipo de tecnología tiene en el mercado. El despliegue en España es diferente, en Latinoamérica nos apoyamos mucho en partners.

 

¿Qué objetivos a nivel de negocio se marca?

Vamos a crecer. Los mimbres que se han construido en estos tres años son estupendos, con mucha presencia y capilaridad en todas las industrias. Y queremos seguir creciendo sobre esos casos de éxito. También queremos llegar a sectores como turismo, hostelería y transporte.

 

La compañía tuvo una ronda de financiación de 1.000 millones de euros hace un año.

Celonis parte de una historia muy joven con una escalada espectacular. Esto nos consolida dentro de las empresas top mundiales. Entre las 20 más relevantes en cloud, según Forbes.



Webinar ondemand

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: