Entrevista

"Nuestra responsabilidad es ayudar a las pymes, tenemos que salvaguardar la industria española"

Valero Marín, presidente de IndesIA, valora cómo la asociación, agrupada en torno a fuertes empresas industriales españolas, trata de ayudar a la pyme en su proceso de digitalización.

Valero Marín, IndesIA

Según los últimos datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el número total de pymes en España es de 2.942.581, lo que supone más del 95% del tejido productivo nacional. En un escenario en el que la economía digital va ganando cada vez más peso, tanto fuera como dentro de nuestras fronteras, dotar a estas empresas de herramientas y habilidades tecnológicas se ha vuelto esencial. Sin embargo, y a pesar de que se están destinando fondos de carácter europeo como el Kit Digital, solo el 34% de las mismas planea invertir en estas capacidades en los próximos tres ejercicios, tal y como reza un informe publicado por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) el año pasado.

“No creo que esto se deba a escepticismo, sino a falta de tiempo y competencias”, asegura Valero Marín, presidente de IndesIA, asociación sin ánimo de lucro que nace en 2021 alrededor de grandes compañías industriales para ayudar a las pymes en su posicionamiento en el uso de datos, inteligencia artificial (IA) y otras tecnologías, en conversación con ComputerWorld. De hecho, Marín es también director general de cliente y miembro del comité ejecutivo de Repsol, petrolera a la que, en dicho organismo, se unen otros gigantes como Navantia, Inditex, Airbus, Acerinox, Ferrovial, Gestamp, Microsoft, Telefónica o Técnicas Reunidas, entre otras. “El peso de las pequeñas y medianas empresas en el país es fundamental […] Pero las conclusiones son demoledoras, el porcentaje de digitalización nunca llega a dos dígitos”, asevera.

De este modo, cuenta, el proyecto surge de conversaciones informales de distintos perfiles tecnológicos que empezaron a ver problemas en escalar herramientas, por ejemplo, de IA. “Nos dimos cuenta de que teníamos que incluir a todo nuestro ecosistema, a esas pymes que se beneficien de la IA para que ganemos todos en competitividad y sostenibilidad”. A partir de este instante, la asociación creó una plataforma sobre la que desplegar distintos casos de uso con soluciones operativas que permiten hacer más eficientes actividades como los consumos energéticos o la logística. También realizan múltiples ‘datatones’ en los que se explican esos casos y, como tercer pilar, trabaja en formación con distintas universidades para definir perfiles requeridos en el país y promoviendo el talento.

Hoy nos vemos reconocidos no solo por publicar papeles, que también, sino porque somos tangibles y resolvemos problemas del día a día de las pymes”, asevera. Y, es que, IndesIA proporciona también un orientador que se sienta con estas organizaciones, algo que ha hecho que cada vez más pymes se sumen a la asociación. “El end to end de la cadena de valor se integra con las pymes. Vemos brotes verdes, y a medida en que vayamos cogiendo tamaño y otras empresas vayan trayendo su ecosistema, vamos a crear un efecto ‘bola de nieve’ imparable”.

 

Ayudar a la industria española

Marín reconoce que el consorcio de empresas fundadores está muy avanzado en digitalización, y ahora “es nuestra responsabilidad ayudar a las pymes. Si no lo hacemos perderemos un tren que no nos podemos permitir, tenemos que salvaguardar la industria española”. De este modo, afirma: “Los resultados no van a ser inmediatos, pero creo que en cinco años la foto será distinta”.

Mientras IndesIA consolidaba su actuación, el año pasado explotaba definitivamente la IA generativa, tras el lanzamiento de ChatGPT, el popular servicio de OpenAI. “Hay una fuerte apuesta por esta tecnología que queremos liderar desde el organismo”, reconoce el directivo. “Por ello, hemos creado una mesa específica de trabajo a la que se han unido 15 compañías para compartir sus experiencias”. No obstante, habla de vocablos clave como ética o gobernanza del dato. “Tenemos que cumplir con el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, de sus siglas inglesas). Con independencia de la pyme, tenemos que ser muy cuidadosos con el control de los datos. Si vemos que el caso de uso quiere cubrir una práctica que no es compliance no lo hacemos. Ante todo, priman los códigos éticos de cada organización; lo que no hacemos en nuestra empresa no lo vamos a hacer en la pyme”, concluye.



Contenido Patrocinado

Webinars

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital

 

 



Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?