Tecnología | Noticias | 18 FEB 2004

Bull amplía su gama de servidores con tolerancia a fallos basados en Intel

Bull ha ampliado su gama Express5800 con la introducción de una nueva máquina, el modelo 320Lb, en esta línea de servidores tolerantes a fallos. Ésta ofrece máxima disponibilidad para aplicaciones críticas y evita a los clientes tener que cambiar su arquitectura al ser máquinas construidas sobre tecnología estándar.
Computerworld
Los nuevos servidores se basan en arquitectura Intel e integran los procesadores Xeon y sistemas operativos de Microsoft, lo que permite que los empleados con formación en Windows e Intel puedan gestionarlos sin problemas.
La disponibilidad continua se consigue gracias a su arquitectura que ofrece redundancia de cada uno de sus componentes (procesadores, discos, memoria y dispositivos I/O) que pueden intercambiarse en caliente. Como aseguran responsables de la compañía, si uno de ellos falla, el componente gemelo sigue procesando sin interrupción y sin merma de prestaciones, de forma que el sistema no cae nunca. Además estos componentes pueden ser sustituidos por el propio usuario.
Bull Express5800 320Lb incluye también drivers mejorados y extensiones de HAL (Hardware Abstraction Layer) que garantizan la duplicidad del entorno, evitando caídas achacables al sistema operativo. Bull asegura una instalación y administración sencilla del servidor. Éste cuenta con una sola licencia de sistema operativos, licencias simples de otros productos, como motores de bases de datos y servidores de correo electrónico, entre otros. Además, destaca que no suele haber pérdida de datos de memoria y que en caso de fallo, no existe caída del sistema, tampoco se da el balanceo de aplicaciones, pues todos los procesos se ejecutan de forma duplicada en tiempo real.




Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios