Tecnología | Artículos | 13 JUL 2001

De la recuperación de datos a la continuidad del servicio

Caixa Catalunya
Toñi Herrero.
En la actividad financiera los datos son fundamentales para el negocio. Así lo ha entendido Caixa Catalunya que ha pasado de tener los datos duplicados a tenerlos cuadruplicados. Este crecimiento exponencial, basado en la funcionalidad SRDF de EMC para copia remota síncrona, es consecuencia de un cambio en la metodología del plan de contingencia ante desastres: se pasa de la recuperación a la continuidad. Cuando, a principios de la década de los 90, Caixa Catalunya decidió optimizar sus ordenadores se encontró con que los dispositivos de EMC, “a diferencia de los de otros proveedores, se podían conectar tanto a la plataforma de aquel momento (Unisys) como a la existente desde 1992 (IBM). Esta característica era importante de cara al retorno de la inversión”, explica Luis Marcos, responsable de gestión de la infraestructura tecnológica de Caixa Catalunya. Más adelante, la entidad necesitó hacer una ampliación de capacidad y se encontró con dos tipos de producto en el mercado: EMC 4800 e IBM Ramac versión 1. “Por cualidades, nos declinamos por EMC ya que Ramac, la tecnología nueva de IBM, era un producto que, en aquel momento, no consideramos maduro”. Se adquirieron alrededor de unos 100 GB de capacidad útil de este modelo. La experiencia volvía a ser positiva y en la siguiente ampliación en 1994 se compró otra máquina del modelo 5500 de EMC con 180 GB. Un año después se amplió con 100 GB, se compró otra 5500 con 135 GB y en 1997 se añadió la plataforma 130 GB adicionales. En 1998 se incorporó un EMC 5500 con 375 GB y a finales del mismo año, una 5700 con 500 GB. “En el año 2000 se hizo una importante inversión en tecnología de discos ya que adquirimos un EMC 5930 con 700 GB y a finales de año se le añadieron 540 GB. También se compraron dos 8730 con 2200 GB entre los dos”. Siguiendo una política de doble distribuidor más tarde se adquirieron también sistemas de otros proveedores. Rentabilidad de la inversión Casi todo el parque de cabinas adquirido en este periodo se mantiene en la actualidad, “a excepción de los EMC 4800, comprados en 1993, que se han dejado de utilizar recientemente dado que ya no eran rentables y estaban amortizados”. El principal motivo que hizo a Caixa Catalunya decantarse por EMC frente a otras compañías fue que, “permite que el cliente rentabilice la inversión ya que con la misma máquina que se compró hace tiempo, en la misma arquitectura, se le va incluyendo funcionalidades”. Así EMC ha añadido funciones como Raid 1, que permite tener todos los discos duplicados, “lo que proporciona una gran seguridad. Las copias permiten que, aunque se produzca una pérdida de un disco los datos sigan estando accesibles en la copia.”. Otra funcionalidad que Luis Marcos destaca es TimeFinder, que mantiene un tercer disco actualizado constantemente de manera que, sin cortar la conexión, se puede disponer de él para copiarlo. Actualmente Caixa Catalunya cuenta con cuatro plataformas diferentes -OS/390, AIX, Windows NT y Solaris- conectadas, gracias a la funcionalidad ESP, a la misma cabina aunque cada una con sus propios discos y sin compartir los datos. “Se puede compartir infraestructura por lo que resulta más económico añadir discos que comprar cabinas”. Sin embargo esta aplicación también posibilita la compartición de datos “ya que se podrá acceder a ellos en la misma cabina desde cualquier plataforma”. La entidad financiera tiene un proyecto para implementar esta funcionalidad que “ahorrará en gestión”, asegura Marcos. Plan de continuidad En 1995Caixa Catalunya puso en marcha su plan de contingencia y centro de backup. En aquel momento “había pocos proyectos desarrollados.La mayoría eran ejercicios teóricos , dado que se trataba de un proyecto muy caro. Disponer de un sitio físico donde tenemos las máquinas necesarias para restablecer el servicio nos cuesta todos los años cerca de 200 millones de pesetas”. Según Marcos actualmente todas las entidades han empezado a buscar soluciones en este sentido porque se prevé que el Banco de España lo exija en cualquier momento. El centro de respaldo de Caixa Catalunya está basado en la filosofía de la recuperación, es decir, que “si ocurre un desastre se recuperan los datos almacenados en otro centro, se rearma todo y se empieza a operar. Los métodos de recuperación preestablecidos aseguran que en 24 horas estamos dando servicio de nuevo a nuestros clientes”. Hay, por tanto, una franja de tiempo en la que no hay servicio. “Por eso queremos pasar a la filosofía de la continuidad que consiste en tener varios centros con los datos actualizados al mismo nivel. Así, si se produce un desastre en un centro, desde el otro se sigue funcionando casi sin pérdida de servicio”. Hasta hace poco el centro estaba ubicado en Madrid , pero al plantearse este cambio de metodología se ha trasladado a Barcelona porque “los costes de comunicaciones se disparaban. Se ha llegado a un acuerdo con el proveedor para que, a pesar de que el centro de respaldo esté en Barcelona, tengamos opción de acudir al de Madrid en el caso de que el primero fallase”, explica Luis Marcos. En el centro hay más de 2000 GB y una capacidad de procesador de más de 800 Mips para cubrir la necesidad de potencia de proceso de los servicios críticos de la entidad. Este nuevo plan de contingencia inspirado en la continuidad se basa en la funcionalidad SRDF de EMC que permite tener dos cabinas a una distancia considerable con discos espejos en cada cabina y actualizados al mismo tiempo. Si hubiera un desastre se podría seguir trabajando “casi instantáneamente desde el centro de backup con un margen de unas cuatro horas”. La idea de Caixa Catalunya es implementar el plan a lo largo de este año, lo que implica la instalación del software y de las unidades correspondientes en el centro de respaldo para que se pueda hacer la copia remota así como establecer todos los procedimientos de duplicación para la puesta en marcha del servicio. El proyecto actual puede suponer unos 500 millones de pesetas porque también implica la compra máquinas nuevas para el centro de respaldo. “Serán las mismas máquinas para asegurar que son totalmente compatibles y no solamente las de EMC sino también de otros proveedor ya que contienen datos críticos que hay que duplicar”. Información cuadruplicada La información que se duplica es la de negocio, es decir, lo que hace falta para atender a los clientes día a día. La plataforma Internet también estará duplicada en el centro de backup con los datos necesarios para asegurar la continuidad del negocio. Sin embargo los entornos distribuidos NT y datawarehouse “no se van a atacar este año. En 2002 se evaluará qué se copia y qué no, porque tiene un precio importante el tener todo cuadruplicado. En el centro ya están duplicados los discos en el mismo armario y ahora se van a duplicar en nuestro centro de respaldo”. Como la totalidad de los datos están en Time Finder, todos los días se llevan las copias actualizadas a un centro de alta seguridad de la entidad financiera, que no es el centro de respaldo. “Cuando tengamos copia remota con el SRDF los datos estarán en el centro de respaldo además de en el centro de alta seguridad o búnker. Hasta ahora , el transporte de las copias que hay en

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios